lunes 16.09.2019
EDUCACIÓN

Opositores docentes piden posponer la convocatoria en Cantabria para evitar el “tan temido efecto llamada”

Más de 1.000 firmas solicitan a Ramón Ruiz, que no continúe con su intención de convocar las oposiciones si el resto de comunidades deciden finalmente cancelarlas.

El titular de Educación ha reclamado al Ministerio un decreto ley que "dé cobertura sin ningún género de dudas" a las oposiciones.

Los opositores quieren que se cancele la cita de Cantabria por miedo del efecto llamada
Los opositores quieren que se cancele la cita de Cantabria por miedo del efecto llamada

El anuncio del Gobierno de España de paralizar todas las convocatorias de oposiciones hasta que se aprueben los Presupuestos Generales ha generado una corriente en contra en muchas comunidades que, o bien tenían previsto convocar plazas este 2017, o estudiaban la posibilidad de realizarlas. El Gobierno de Cantabria, como ya anunció al comienzo de la legislatura, tiene previsto convocar oposiciones docentes cada año, y a pesar de la advertencia del Estado, su intención es mantenerla. Sin embargo, esta idea va en contra de muchos de los opositores.

Una campaña de recogida de firmas en Change.org dirigida al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, y firmada por opositores docentes, pide que no se convoquen si, finalmente, el resto de comunidades autónomas deciden paralizar sus procesos. El motivo para posponer estas oposiciones es “no dar pie al tan temido efecto llamada” que se producirá en caso de que Cantabria sea una de las pocas autonomías que tengan oposiciones, lo que llevaría a muchos ciudadanos de otros lugares de España a acudir a esta cita.

En la petición, que ya cuenta con más de 1.000 firmas de apoyo, se exponen varias razones. Además del efecto llamada, que “es injusto para los docentes que solo quieren trabajar en Cantabria”, los opositores consideran que esta convocatoria “no da estabilidad en el profesorado” de la Comunidad, pues aquellos profesores que consiguen sacar la plaza en otra autonomía “tienden a volver a su comunidad de origen dos años después”.

A esto se suma que “se sobrecarga de trabajo y presión a los tribunales, quienes se les exige un trabajo impecable en un tiempo muy reducido”, por no hablar de la “dificultad de encontrar espacio físico para celebrarlas” al recibir a tantos opositores.

"La vocación de Cantabria es bajar la tasa de interinidad y por tanto cuanto más oposiciones haya y más plazas pues mejor", ha insistido Ruiz

Los apoyos recibidos a esta petición exigen además que “de una vez por todas las Comunidades Autónomas se coordinen y hagan las cosas bien” para que no tengan “que pagarlo los de siempre, los opositores”.

Petición de un decreto ley

La campaña en Change.org se produce de forma paralela a la petición que este martes ha cursado Ramón Ruiz al Ministerio de Educación para que elabore un decreto ley, similar al que se hizo con las pruebas de reválida, para que "dé cobertura sin ningún género de dudas" a las oposiciones de las Comunidades Autónomas.

El consejero cántabro de Educación así lo ha exigido a preguntas de la prensa sobre si la Comunidad ha decidido definitivamente convocar las oposiciones para las 191 plazas de Infantil y Primaria que tiene previstas.

Ruiz ha insistido en que el Ejecutivo regional cree que "tenemos apoyo legal para pensar que lo que estamos haciendo -convocar las oposiciones- es algo que podemos hacer las comunidades". En el caso de Cantabria, ha indicado que ya está el presupuesto aprobado, en el que se contemplan esas plazas, y, aunque el estatal está prorrogado, la previsión es mantener la tasa de reposición de 2016, que es del 100%.

"Bien es cierto que nos gustaría ir al compás de todas las comunidades y, por eso, hemos exigido al ministro, Íñigo Méndez de Vigo, una reunión urgente con las CCAA y que haga un decreto ley, como se hizo con las pruebas de reválida, que dé cobertura sin ningún género de dudas a todas las comunidades", ha enfatizado el consejero.

Ha señalado que, en estos momentos, se está a la espera tanto de esa reunión como en "intentar que el Ministerio haga ese decreto", y mientras este miércoles, 1 de marzo, él y otros miembros de la Consejería de Educación se reunirán con la Junta de Personal Docente para analizar la situación. Pero, ha insistido, "la vocación de Cantabria es bajar la tasa de interinidad y por tanto cuanto más oposiciones haya y más plazas pues mejor".

Cuestionado sobre si la Consejería se ha marcado un plazo para tomar la decisión, Ruiz ha asegurado que "no podemos esperar mucho más" y ha puesto como límite la "primera quincena de marzo", teniendo en cuenta que los presupuestos regional se publicarán este jueves o viernes, 2 y 3 de marzo, y después "Hacienda tardará también un plazo en abrirlo".

Según el consejero, "si fuera así, estaríamos en tiempo porque ya tenemos preparado tanto el decreto como la convocatoria, cuyos borradores que ya hemos entregado a los sindicatos, y estaríamos en plazos similares a otros años".

Pero, ha destacado, "evidentemente hay que tomar una decisión definitiva porque los opositores no pueden estar en esta angustia", y ha indicado que, de convocarse, habrá un "efecto llamada" si otras comunidades no convocan las oposiciones y esto también se tendrá que valorar.

Actividades en Carnaval

Por otro lado, cuestionado por las actividades organizadas con motivo de la semana de descanso escolar de Carnaval, Ruiz ha asegurado que la programación está funcionando "bien" aunque están "sobrando plazas en actividades" y al comedor que se ha puesto en marcha ha habido 48 peticiones.

Ante las críticas de FAPA por el menor número de actividades organizadas, el consejero ha señalado que "en octubre se hizo una apuesta importante y en navidades también, pero ya avanzamos que en carnaval íbamos a bajar el nivel de actividad".

"Anunciamos que habría menos porque considerábamos importante que los alumnos se involucrasen en la fiesta normal de los municipios, pensábamos que viviesen los carnavales ya era una actividad", ha añadido.

En este punto, ha reiterado que desde la Consejería quieren que "haya actividades, que fundamentalmente serán en semana santa y octubre, épocas en las que se llenan más", pero en Navidad hay menos participación por las citas familiares y en carnaval se quiere que los alumnos se involucren en las fiestas.

"Creo que estamos cumpliendo la parte que nos corresponde de conciliación, pero el calendario escolar no está pensado para conciliación sino que está pensado para los alumnos", ha concluido.

Comentarios