Martes 23.10.2018
CONSUMO

La organización busca un “acuerdo amistoso” con Guetta para resarcir “todos los perjuicios” y evitar una “batalla judicial”

La Unión de Consumidores de Cantabria dice que la organización debe devolver todo el importe de la entrada del Dj francés, “el reclamo” del concierto.

David Guetta
David Guetta

La organización del concierto de David Guetta, previsto el pasado sábado en Santander y cancelado en el último momento por una avería del avión privado del Dj francés, trabaja para el "resarcimiento completo de todos los perjuicios causados" por la anulación de su actuación. Y lo hace bajo las diferentes opciones que se presentan, desde las negociaciones con el entorno del artista para tratar de alcanzar un "acuerdo amistoso" hasta, en caso de "fracasar" éstas, la activación de las diversas acciones que conduzcan a una "batalla judicial", tanto en España como en la City de Londres, ante un "incumplimiento unidireccional" del contrato. Así lo han asegurado este martes, a Europa Press primero y en un comunicado después, los organizadores de Los Conciertos de La Campa, que aseveran que ellos han "cumplido con rigor" el acuerdo suscrito con Guetta y "todos los compromisos" adquiridos, hasta el punto de que adelantaron los "altísimos costes" de producción de su espectáculo y el 100% de su caché, que cobró el 29 de junio, es decir un mes antes del concierto, y que suma en su conjunto "una barbaridad" de dinero. Además, la UTE La Campa, que no desea tener que recurrir a la vía judicial, afirma que "tan pronto" tuvo "la primera noticia" de las "dificultades" del Dj galo para volar desde Moscú hasta la capital cántabra, "obró con la mayor de las diligencias" y adoptó "infinidad de acciones". Así, llegó incluso a conseguir de las autoridades aéreas la "tolerancia" en la apertura y permanencia de los servicios en el aeropuerto 'Seve Ballesteros'. En el comunicado remitido a los medios a propósito de la cancelación del show de Guetta que iba a cerrar Los conciertos de La Campa –programados por las fiestas de la Semana Grande de Santander–, la organización indica que el Ayuntamiento, la Policías Local, la Policía Nacional y el Ministerio de Fomento –del que depende el aeródromo– han sido "puntualmente informados" de lo sucedido y han cooperado "desde el primero momento, proponiendo y disponiendo soluciones para la llegada del artista al concierto".

Entre las 19:16 y las 22 horas, la organización intentó "por todos los medios" que el avión de Guetta u otro despegara de Moscú

En cuanto a lo ocurrido, los responsables del festival musical relatan en orden cronológico los hechos de la tarde-noche del pasado sábado, cuando el equipo de Guetta sí se encontraba en Santander, ya que había estado supervisando la producción y la "complicada" técnica requerida para el espectáculo ya estaba montada, para lo que se precisaron 15 personas trabajando a turnos durante 48 horas. Era el montaje "más complejo" de todos los conciertos, "sin lugar a dudas". "Y el más caro", insisten desde la organización. A las 19:11 horas –según los organizadores– el representante del artista internacional les trasladó que había recibido un "primer mensaje" del Dj, en el que señalaba que estaban teniendo "problemas" con el avión privado con el que debía volar de Moscú a Santander, solicitando expresamente la "alteración" del horario de su intervención en el concierto, en el que le acompañaban como teloneros los Dj Sylvain Armand y Deepend, corriendo el fin de fiesta a cargo de Wally López. Entre las 19:16 y las 22 horas, la organización intentó "por todos los medios" que el avión privado de Guetta u otro despegara del aeropuerto de la capital rusa, y mantener el de Santander abierto para "garantizar su participación en el concierto". Y es que las diez de la noche se definió como la "hora límite" para que volase desde Moscú. Entonces, comenzó el protocolo de actuación para validar, en su caso, la incomparecencia del artista.

Desde entonces y hasta las once y media (hora prevista para el inicio de la actuación de David Guetta) el Ayuntamiento –que concedió la licencia de uso de La Campa para la celebración de los conciertos– y los organizadores de los mismos se reunieron con representantes del Dj en España, así como con el dispositivo de seguridad y la Policía para poner en marcha un mecanismo "extraordinario". Además, se convocó a un notario para que compareciera a las 23:30 horas para dejar constancia "fehaciente" de la incomparecencia de Guetta. A esa hora, el notario, presente ya en el recinto, levantó el correspondiente acta, tras lo cual la organización se reunió para redactar un primer comunicado, preparar las bases de datos y las creatividades en redes sociales. También se pidió al protagonista que enviara un video de disculpas, a lo que accedió. La grabación, realizada en el aeropuerto de Moscú, llegó a los responsables a las doce y diez de las noche. Minutos después, a las 00:20 horas, se envió a los medios de comunicación un comunicado en el que se informaba de la cancelación del concierto y los motivos, mensaje que se difundió también a través de las redes sociales y que se leyó ante el público –cerca de 10.000 personas– por megafonía. En ese momento, en el recinto se pudieron escuchar gritos de "¡fuera, fuera!" o "¡manos arriba, esto es un atraco!" de los asistentes, entre quienes previamente ya había circulado el rumor de la suspensión de la actuación.

Dentro de "los pasos a seguir", sería clave que Guetta "devuelva el dinero" cobrado por adelantado

Una de las claves en la anulación del concierto de Guetta es la devolución del importe –íntegro o parcial– de las entradas adquiridas por los asistentes, proceso que va "en paralelo" a las negociaciones para el resarcimiento total de los perjuicios y en el que trabaja la organización. Así, los responsables del evento estudian el reembolso del coste de los tickets o la "reubicación" de los mismos en otra fecha, esto es, la celebración de un nuevo concierto del Dj, tal y como se planteó al anunciarse la suspensión y como señaló también el propio artista en el vídeo remitido en el que pedía disculpas. En cualquier caso, y dentro de "los pasos a seguir", sería clave –como han reconocido fuentes de la organización a Europa Press– que el artista "devuelva el dinero" cobrado por adelantado, dentro de los supuestos que estarían contemplados en el contrato. Para finalizar, los organizadores han confesado a Europa Press que la cancelación del concierto de Guetta ha sido "un golpe durísimo" y que están "muy afectados", al igual que los asistentes. "Todos hemos sido público alguna vez", concluyen.

La UCC dice que la organización debe devolverlo todo

La UCC (Unión de Consumidores de Cantabria) ha asegurado hoy martes que los afectados por la cancelación del concierto de David Guetta en Santander pueden reclamar la devolución íntegra del dinero de la entrada, y que la organización debe reembolsar "todo" el importe, pues el DJ francés era "el reclamo" de la cita musical del pasado sábado en La Campa, y no los teloneros. Así lo ha indicado en un comunicado difundido a propósito de las informaciones de la empresa organizadora del festival, según las cuales estaría valorando la posibilidad de devolver solo una parte de lo que costó el ticket a los cerca de 10.000 asistentes, argumentando para ello que actuaron otros tres artistas invitados. Pero la asociación apunta al respecto que pese a que se celebró parte del concierto, "quienes adquirieron la entrada iban a ver a Guetta, no a los teloneros", como apunta Enrique Solís, abogado de la UCC. Así, en el supuesto de que la organización ofreciese como alternativa otra fecha para la actuación del Dj francés –extremo que se barajó en el momento en que se comunicó la suspensión de su actuación, pasada la hora prevista de inicio– los afectados podrían entonces elegir entre acudir gratis al nuevo concierto o que les devuelvan el dinero".

La asociación recomienda recopilar justificantes de pago porque, además de la devolución íntegra del importe de la entrada, estima que se podrían reclamar otros gastos como el desplazamiento, hotel, etcétera, ya que entre el público había gente de fuera de Cantabria. Por tanto, quienes se desplazaron hasta Santander desde otros lugares deben aportar billetes de avión, autobús, etc. La UCC apunta por último a la posibilidad de que los afectados reclamen individualmente en el juzgado por los daños morales ocasionados. Respecto a cómo deben actuar, la UCC recomienda realizar una reclamación por escrito a la empresa organizadora del concierto, a quien vendió la entrada. Esa reclamación escrita servirá de base a los letrados de la asociación para futuras reclamaciones judiciales que pudieran incluir la petición de indemnizaciones por desplazamiento o daños morales.

Comentarios