martes 16.07.2019
EDUCACIÓN

Los padres de alumnos se niegan a seguir negociando con Mañanes el calendario escolar

FAPA ha acusado al consejero de “alargar el problema”, "cargarse el calendario" y “decir ayer una cosa y hoy otra” sobre la jornada lectiva de junio y septiembre.

Revilla y el titular de Educación se han reunido con los sindicatos, a los que han trasladado la propuesta de mantener la reducción de jornada en esos meses y “compensar” las horas durante el curso, algo que los profesores habrían visto con buenos ojos.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Javier Fernández Mañanes
El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Javier Fernández Mañanes

Lejos de llegarse a un punto de entendimiento, el problema generado en el calendario escolar por mantener o no la reducción de jornada en junio y septiembre parece separar aún más las posiciones de padres y profesores, principales colectivos afectados. Y la última propuesta de la Consejería de Educación parece inclinar la balanza hacia los profesionales, obviando las demandas de los progenitores. Es por eso que la Federación de Asociación de Madres y Padres de Alumnado (FAPA) de Cantabria ha acusado al consejero, Francisco Fernández Mañanes (PSOE), de "decir ayer una cosa y hoy otra" sobre la jornada lectiva de junio y septiembre para "intentar contentar a todo el mundo", renunciando a volver a abordar con él este asunto.

"Ya no vamos a hablar más porque está llevando el tema mal no, peor", ha afirmado la presidenta de FAPA, Leticia Cardenal, en declaraciones realizadas a Europa Press al ser cuestionada por la propuesta avanzada este viernes por Fernández Mañanes sobre la posibilidad de mantener la jornada reducida en septiembre y junio -o al menos la del inicio de curso- y "compensar" horas durante el curso.

"Ya no vamos a hablar más porque está llevando el tema mal no, peor", ha afirmado la presidenta de FAPA

En esta línea, irá, según ha avanzado este viernes el consejero, la propuesta que la Consejería planteará formalmente el martes, 12 de junio, a los sindicatos que integran la Junta de Personal Docente, con los que se han reunido este viernes él y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para abordar este polémico asunto.

Cardenal, que solo conoce las informaciones de los medios de comunicación sobre la propuesta, ha señalado que por el momento FAPA va a esperar a conocer realmente en qué consiste la propuesta de la Consejería.

Sin embargo, ante la posibilidad mencionada por el consejero de que para compensar horas haya efectuar cambios en los días de vacaciones -que prevé una semana de descanso cada dos meses de clase-, la presidenta de la FAPA ha opinado que eso suponía "cargarse directamente el calendario escolar" y la "motivación pedagógica" en la que supuestamente se basa.

Además de esperar a conocer la propuesta de la Consejería, FAPA también ha decidido solicitar por escrito al Gobierno de Cantabria los informes jurídicos sobre la legalidad de la jornada lectiva reducida de junio y septiembre que se viene aplicando antes de decidir sus próximos pasos.

Sin embargo, ha insistido en que la FAPA "no va a perder el tiempo en volver a reunirse" con el consejero, al que ha acusado de "alargar el problema" y "seguir echando leña al fuego". "Al final esto parece que no tiene término", ha lamentado.

Reunión de sindicatos con Revilla y Mañanes Reunión de sindicatos con Revilla y Mañanes

REUNIÓN CON SINDICATOS

Durante la mañana de este viernes la Consejería de Educación ha abierto la puerta a la posibilidad de mantener la jornada lectiva reducida de inicio y fin de curso, especialmente la de septiembre, si se "compensa" con horas lectivas a lo largo del curso, lo que, según ha advertido, podría significar restar algunos días de las vacaciones previstas inicialmente en el calendario escolar.

De esta reunión, los sindicatos han salido "relativamente satisfechos" por la actitud de Revilla favorable a encontrar una salida al conflicto y por la nueva propuesta que, para ello, se les va a trasladar desde la Consejería.

Además, el presidente regional se ha ofrecido a que, si el nuevo planteamiento que se traslade no satisface a la Junta, seguir mediando para intentar encontrar una solución, según han trasladado a los medios de comunicación los representantes sindicales ya que Revilla no ha realizado declaraciones tras el encuentro.

HUELGAS PARCIALES

Fernández Mañanes ha señalado que "tiene todo el sentido del mundo" que en septiembre los profesores dispongan de horas para preparar el curso

Por el momento, la Junta de Personal Docente mantiene, por el momento, las huelgas parciales convocadas para los días 14 y 20 de junio en protesta por el posible aumento de la jornada lectiva en junio y septiembre que había planteado la Consejería y que reclama FAPA Cantabria. Esperará a ver la nueva propuesta que se les trasladará el martes y que ha sido avanzada en parte por Fernández Mañanes a los medios tras la reunión.

Esta propuesta llegará después de que el último informe encargado a los servicios jurídicos del Gobierno haya determinado, según el titular de Educación, que la jornada lectiva de 25 horas semanales se entiende en términos de cómputo anual y que, por lo tanto, puede mantenerse la jornada reducida en junio y septiembre, o en parte, si se compensan las horas durante el resto del curso.

Tras la reunión, los sindicatos de la Junta de Personal Docente han insistido en que "el trabajo del docente no es exclusivamente dar clase", sino que "va mucho más allá" y han reiterado que los profesores precisan de horas, por ejemplo, en septiembre para preparar el curso, y también para reunirse con otros docentes para labores de coordinación, un tiempo que si desaparece hará que se vuelva a planteamientos pedagógicos del pasado ya "superados".

En ese sentido, Fernández Mañanes ha señalado que "tiene todo el sentido del mundo" que en septiembre los profesores dispongan de horas para preparar el curso y "supone" que si para los docentes es "prioritaria la jornada reducida" o "al menos parte de ella", como la de septiembre, estarán "dispuestos a ceder" y "buscar alternativas" sobre cómo compensar esas horas a lo largo del curso.

En este sentido, ha reconocido, a preguntas de los medios de comunicación, que la necesidad de compensar durante el curso la jornada reducida de junio y septiembre podría suponer tocar los días de vacaciones inicialmente planteados para el próximo curso.

Fernández Mañanes ha insistido en que la Consejería está, como, a su juicio, "ha estado siempre", dispuesta a negociar y a "buscar una fórmula" que, respetando la legalidad, permita a los centros educativos en septiembre preparar y organizar el curso "de la mejor manera posible" y que el alumnado esté "lo mejor posible", sobre todo al final del curso cuando se le acumula el cansancio.

Es, atendiendo a estos objetivos, en las que, según el consejero se debe "urdir" este acuerdo que, según ha opinado, "necesariamente tiene que pasar por aceptar alguna renuncia".

Así, ha insistido a que entiende que la Junta de Personal Docente esté dispuesta a "abrirse a esa negociación desde la cesión" de algunas de sus reivindicaciones.

ALTO EL FUEGO DE SINDICATOS

Al margen de la propuesta que trasladará el martes la Consejería, en la reunión de este viernes, los representantes de la Junta de Personal Docente han planteado también como posibilidad una especie de "moratoria" o "alto al fuego", que pasaría por iniciar el curso en septiembre con el actual horario reducido y, a lo largo del otoño, "con más tranquilidad, en un ambiente mucho más sereno, atendiendo a todas las partes, llegar a una solución definitiva sobre este conflicto" sobre el horario.

"Vamos a buscar el momento, la ocasión y las circunstancias para que sea posible el acuerdo. Creemos que en el otoño va a ser mucho más fácil y vamos a tener mucho más tiempo", ha dicho Jesús Aguayo, del sindicato STEC, el mayoritario en la Junta de Personal Docente.

Aguayo, que ha ejercido de portavoz de la Junta en las declaraciones realizadas tras la reunión de este viernes, ha avisado de que ahora modificar el horario, sobre todo el de inicio de curso, es "tremendamente complicado para todos".

"Están las rutas de transporte que habría que modificar los horarios, están los mismos convenios que han llegado los colegios con las empresas prestatarias del servicio de comedor escolar, habría que modificarlo también", ha citado Aguayo.

Además de considerar que "técnicamente" es "muy difícil" modificar ahora los horarios, también ha señalado que "políticamente" es un "conflicto" porque los docentes "no están dispuestos a ceder".

"Busquemos un escenario más fácil política y técnicamente para todos, como es el mes de septiembre, el mes de octubre", ha insistido el sindicalista.

Sin embargo, el consejero, cuestionado por esta posibilidad que plantea la Junta, ha señalado que él "preferiría" que el próximo curso escolar se iniciara con la Orden que aprueba el calendario escolar y que toda la comunidad educativa y, en general, la sociedad sepa "cuál es". "Creo que es lo razonable y es por lo que va a trabajar esta Consejería", ha aseverado.

La reunión de este viernes con Fernández Mañanes y Revilla se ha producido un día después de que acabara sin acuerdo el encuentro que mantuvieron con el consejero y de que por la tarde se celebrara una protesta convocada por los docentes frente a la sede del Gobierno, a la que también acudieron algunos padres y escolares.