sábado 15/8/20
FRACKING

El Parlamento cántabro pide al Ministerio que formalice ya la extinción del permiso de investigación ‘Luena’

Todos los grupos se comprometen a extender la petición a los permisos de investigación ‘Bezana’ y ‘Bigüenzo’, extinguidos también al haber vencido sin prórroga el plazo de seis años desde su concesión.

PRC, PSOE y Podemos coinciden en criticar el “doble lenguaje” del PP, que puntualiza que las Cortes Generales son “soberanas” e ironiza con la posibilidad de prohibir el fracking no sólo en España sino también “en la Unión Europea o en el mundo”.

Imagen de archivo de una manifestación contra el fracking celebrada en Santander
Imagen de archivo de una manifestación contra el fracking celebrada en Santander

El Pleno del Parlamento cántabro ha aprobado este lunes por unanimidad, a propuesta de Podemos, solicitar al Ministerio de Energía que formalice ya la extinción del permiso de investigación de fracking ‘Luena’ –que afecta a valles del centro y del este de Cantabria–, una solicitud que a propuesta del PRC todos los grupos se han comprometido a hacer extensiva a los permisos de investigación de fracking ‘Bezana’ y ‘Bigüenzo’, que afectan a valles del sur de Cantabria.

Al haber vencido sin prórroga el plazo de seis años desde su concesión a la empresa Repsol, la ley da por extinguido el permiso de investigación ‘Luena’ –y también los permisos ‘Bezana’ y ‘Bigüenzo’– pero la Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria había alertado de la necesidad de “saturar” a la Administración de solicitudes de formalización de esa extinción para neutralizar la “amenaza” del fracking –actualmente, “cualquier actividad podría retomarse y llevarse a cabo en un plazo relativamente corto con las nuevas leyes en vigor tanto ambientales como de hidrocarburos”–, protagonizando “un buen golpe de efecto y quizás el empujón definitivo que decida a las empresas a retirarse”. Podemos recogió el guante de la asamblea, y este lunes, a proposición de la parlamentaria de Podemos Verónica Ordóñez, todos los partidos representados en el Parlamento han decidido solicitar al Ministerio la formalización de la extinción del permiso.

A continuación, los grupos han acordado también por unanimidad instar al Gobierno cántabro a “responder de manera urgente a la amenaza de la utilización de la técnica de fractura hidráulica como medio para la extracción de gas”, una proposición no de ley presentada por el parlamentario del PRC y alcalde de Valderredible Fernando Fernández, que ha instado al Ejecutivo autonómico a aprobar un “nuevo proyecto de ley para regular y defender los intereses de Cantabria frente a proyectos de investigación o de extracción a través de fracking”.

Durante su intervención, Fernández ha asegurado que el Partido Popular es “incapaz de defender nuestra tierra frente a los intereses de las multinacionales petroleras”, ha criticado el “doble lenguaje” del PP con respecto al fracking y ha advertido de que “más de dos terceras partes de nuestro territorio están bajo la amenaza del fracking, a pesar del rechazo unánime de toda la sociedad y de todas las instituciones de Cantabria”, por lo que se ha preguntado “qué democracia es esta que quiere imponer lo que todos los ciudadanos de Cantabria estamos rechazando”.

El parlamentario del PSOE Guillermo del Corral y la parlamentaria de Podemos Verónica Ordóñez han coincidido con Fernández en censurar que el Partido Popular mantenga un discurso en Cantabria y otro en Madrid, así como en las críticas en este sentido al senador y exconsejero de Medio Ambiente Javier Fernández y al diputado y exalcalde de Camargo Diego Movellán, que habrían modificado su postura al llegar a las Cortes Generales.

En este sentido, el parlamentario del PP José Manuel Igual ha asegurado que el PP de Cantabria está “contra el fracking” y que no quiere esta técnica “bajo ningún concepto”, aunque ha puntualizado que las Cortes Generales son “soberanas” y ha ironizado con la posibilidad de prohibirlo no sólo en España sino también “en la Unión Europea o en el mundo”.

Comentarios