miércoles 23/9/20
empleo

El paro sube en 87 personas en mayo en Cantabria, un 0,2%

De este modo, Cantabria cuenta con 43.756 personas sin empleo en el quinto mes del año.

El paro sube en 87 personas en mayo en Cantabria, un 0,2%

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria subió en 87 personas en mayo, lo que supone un 0,2% más que en abril, menos de lo que lo hizo la media nacional (0,2%), según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

En comparación con mayo de 2019, el paro se disparó en Cantabria un 23,9%, menos que la media (25,3%), correspondiente a 8.445 desempleados más que entonces. De este modo, Cantabria cuenta con 43.756 personas sin empleo en el quinto mes del año.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 26.573 desempleados en mayo (0,69%), su mayor repunte en un mes de mayo de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus.

No obstante, el incremento de mayo ha sido diez veces menor que el registrado en abril y once veces más bajo que el de marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente. Trabajo ha destacado además que el ritmo mensual de crecimiento del desempleo se ha reducido desde el 8% de abril al 0,69% en mayo.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha señalado que el incremento del número de afiliados a la Seguridad Social en mayo pone de manifiesto que la economía y el mercado laboral "van recuperando paulatinamente el pulso" a medida que la situación sanitaria permite avanzar en la desescalada, si bien la recuperación "todavía es comedida".

De igual manera, ha valorado que los datos colocan a Cantabria como la segunda comunidad autónoma en la que más ha crecido el número de contratos en mayo respecto al mes anterior, registrando un incremento del 60,46%, lo que supone "más de 34 puntos por encima de la media nacional (26,36%)". En términos interanuales, ha recordado que la excepcionalidad del momento a causa del coronavirus, que ha paralizado el mundo y ha provocado un frenazo en seco de la economía mundial, hace que este mes de mayo "no tenga parangón" con el ejercicio anterior ni con la serie histórica.

OPOSICIÓN

El PP ha instado al Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) a centrarse ya en restablecer la actividad para generar empleo ante el "gravísimo riesgo" para la economía regional que, a su juicio, supone el aumento del paro registrado en la comunidad mayo, especialmente entre los jóvenes. "El incremento del 35,64% del paro en menores de 25 años es una amenaza que nos necesita a todos para no convertirse en una sentencia de muerte económica", ha advertido en un comunicado el diputado regional y portavoz de Empleo del grupo popular en el Parlamento, Lorenzo Vidal de la Peña.

Por su parte, Podemos Cantabria ha advertido que es el momento de no escatimar esfuerzos ni recursos en la recuperación del empleo. La formación cree que, a pesar de ser uno de los peores meses de mayo de la serie histórica debido exclusivamente a la crisis de la COVID-19, las políticas estatales del Ministerio de Trabajo "han ayudado de forma contundente a contener los miles de despidos que hubieran tenido lugar de haberse producido bajo otros gobiernos de corte más neoliberal".

"Ahora podríamos estar hablando del doble de millones de parados si no se hubieran dispuesto muchas de las medidas y ayudas que han parado en seco la sangría de trabajadores", ha dicho la formación en un comunicado.

SINDICATOS Y PATRONAL

Tras conocers los datos, el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, considera que el aumento del desempleo "sólo viene a confirmar que la recuperación económica y del empleo va a ser más que complicada", y recuerda que es el primer mes de mayo que sube el paro registrado desde que en 1996 se facilitan estadísticas por comunidades autónomas. Según Ibáñez, "una vez más, se reafirma que el paro se incrementa en los colectivos y sectores con empleo más precario y temporal, que suelen ser las grandes víctimas de la crisis" porque "todo" el aumento corresponde a mujeres y en su gran mayoría a jóvenes de 25 años (67 de los 87 nuevos desempleados) y en el sector servicios.

Por su parte, Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha señalado que aunque el aumento de parados en mayo era "esperado", sigue siendo "dramático" y más en un mes que se caracteriza por el descenso del desempleo coincidiendo con la llegada de la época estival. Además, ha lamentado que la subida del paro "se haya cebado" especialmente con las mujeres, con 284 más. No obstante, CCOO ha destacado en nota de prensa que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) promovidos para paliar la destrucción de empleo ocasionada por la crisis del coronavirus han permitido "amortiguar" la situación y evitar datos que hubieran resultado "catastróficos".

Asimismo, USO Cantabria considera que la comunidad debe "acelerar" las medidas de recuperación, después de que la economía y el empleo hayan estado "en estado latente" durante el mes de mayo. En nota de prensa, el sindicato ha señalado que el avance del desconfinamiento hace que la economía "comience a dar los primeros síntomas de vida y por tanto se den las contrataciones, pero a un ritmo todavía muy bajo".

Para la patronal de las pymes, Cepyme, los datos de mayo de afiliación y paro muestran una "atenuación" del impacto inicial de la crisis del Covid-19 sobre el mercado de trabajo, y considera que el comportamiento del mercado laboral recoge el inicio de la desescalada, con la salida de más de 450.000 trabajadores de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

SECTORES

En Cantabria, en mayo, el paro aumentó solo en el sector servicios (332) y en el colectivo sin empleo anterior (82), mientras que disminuyó en el resto, especialmente en la construcción (-246), pero también en la industria (-66) y en la agricultura (-15).

De este modo, el sector servicios sigue aglutinando a casi tres de cada cuatro demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 33.133 desempleados, seguido de la construcción (con 3.485 parados), la industria (3.416), el colectivo sin empleo anterior (3.038) y la agricultura (684).

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el quinto mes del año eran mujeres, 24.082, frente a 19.674 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (40.346 respecto a 3.410 menores de dicha edad).

Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (22.472 frente a 17.874 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.800 respecto a 1.610).

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en mayo en Cantabria 4.420 eran extranjeros, 14 menos que en abril (-0,32%), frente al incremento nacional del 1,9%.

Sin embargo, en comparación con igual mes de 2019, el desempleo entre este colectivo creció en 1.070 personas, un 31,9%, por debajo del conjunto del país (35,8%).

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 3.124 frente a 1.296 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.975), seguido de la construcción (405), la industria (184) y la agricultura (142).

Además, 714 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

El incremento del paro en mayo se vio acompañado, sin embargo, de un incremento de la contratación del 60,5%, el segundo más importante tras La Rioja (70%), ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 10.276 contratos, lo que supone 3.872 más que en abril. En España, la contratación en términos mensuales remontó un 26,3%.

Sin embargo, la contratación se desplomó un 59% en términos interanuales tanto en Cantabria, con 15.194 contratos menos, como en el conjunto del país.

De los 10.276 contratos rubricados en abril, el 6% fueron indefinidos (623) mientras que el resto, 9.653 (93,9%), tenían carácter temporal.

La contratación indefinida subió un 37% en Cantabria en términos mensuales, con 171 contratos más, por encima de la media (29,9%). En comparación con mayo de 2019, el desplome de Cantabria del -54,7% estuvo en línea con la media nacional (-58,3%), correspondiete a 753 contratos menos.

Por su parte, Cantabria lideró el incremento mensual de contratos temporales con un 62,18% (26% de media) correspondiente a 3.701 más, mientras que internaualmente esta modalidad de contratación cayó un 59,9% en la comunidad (-59% en España) con 14.441 contratos menos.

En España, el volumen total de parados alcanzó al finalizar mayo la cifra de 3.857.776 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016.

Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, la subida de mayo de este año es la más alta registrada nunca en este mes dentro la serie histórica. Supera en más de 11.000 personas el que hasta ahora era el único y mayor repunte de un mes de mayo: el de 2008, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en 15.000 personas.

El dato de paro de mayo, al igual que ocurrió en marzo y abril, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En términos desestacionalizados, el paro subió en abril en 122.458 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 778.285 personas, lo que supone un 25,3% más, frente al ritmo de avance interanual del 21,1% del mes anterior.

Trabajo ha informado además de que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha reconocido 3.748.009 prestaciones entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, que ya están abonadas gracias al convenio firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades financieras. Dado que hay trabajadores a los que ha afectado más de un ERTE, esta cifra es mayor al total de beneficiarios.

El SEPE ha reconocido el 98,5% de las solicitudes recibidas. Quedan pendientes nuevas prestaciones o aquellas en las que hay que subsanar errores ajenos al organismo.