sábado 24/10/20
MEDIO AMBIENTE

Las cuevas Patrimonio de la Humanidad sufren actos de vandalismo como pintadas, vertido de basura y rotura de estalactitas y estalagmitas

“Las cuevas sufren deterioro al ser ecosistemas delicados a los que el hombre no pertenece”, aseguró el espeleólogo santoñés Iván Expósito.

La foto-espeleóloga Anita Sobrino indicó que “las exploraciones afectan a las cavidades vírgenes”.

En Ramales de la Victoria y Arredondo se han reducido los grupos para visitar las cuevas debido al Covid-19.

El seleccionador nacional de fútbol, Luis Enrique, ha realizado rutas en Asón y Arredondo.

Una de las cuevas de la comarca del Asón | Foto: Ana Sobrino
Una de las cuevas de la comarca del Asón | Foto: Ana Sobrino

“Las cuevas, por mucho cuidado que se tenga, sufren el deterioro por la actividad, ya que el visitante entra en un ecosistema delicado al que no pertenece”, aseguró el espeleólogo Iván Expósito, miembro de la Asociación Espeleo-Montañera Trasmiera desde el año 1998. Mientras tanto, Anita Sobrino, quien ha practicado este deporte siete años en este mismo club, señaló que “siempre que el ser humano entra en una cavidad virgen, sufre deterioro porque nunca nadie estuvo explorando esa cueva”.

El proceso de regeneración de las cuevas es muy largo y tienen que pasar años. En opinión de Iván Expósito, la falta de actividad durante el confinamiento de un deporte que se practica en grupo no es tiempo suficiente para su mejora. En la actualidad y desde la última fase de la desescalada, la Consejería de Cultura permite la incursión de grupos de hasta diez personas con mascarilla y guardando la distancia.

“No creo que espeleólogos experimentados realicen acciones que van en su propia contra"

Actual director de la Escuela Cántabra de Espeleología, este santoñés hizo hincapié en que hay casos de abandono de material, como cuerdas; alimentos, restos de comida que generan hongos, aunque luego desaparecen, o semillas que hacen crecer plantas. A ello Iván Expósito añadió los animales, tales como vacas, cabras y perros que han caído en el interior de algunas cavidades.

Anita Sobrino no se atreve a decir si el tiempo del confinamiento es suficiente para regenerar una cueva, pero avanzó que seguro que “les ha venido muy bien, al igual que a la naturaleza, donde muchos animales han recuperado su lugar”.

Para esta joven de 40 años de edad las cuevas turísticas son muy accesibles para gente experta y son las que más deterioro sufren por el alto número de espeleólogos que las visitan. “En una ocasión encontramos una columna de una cueva de Ramales tirada en el suelo y en dos salidas la Asociación Espelo-Montañera Trasmiera consiguió poner esa columna en su lugar y hacerle una cura para que dure muchos años”.

Una de las cuevas de la comarca del Asón | Foto: Asociación Trasmiera Cueva de la comarca del Asón | Foto: Asociación Trasmiera

Por otro lado, están los actos vandálicos, consistentes en pintadas en las entradas de ciertas cuevas, arrancar estalactitas y estalagmitas, llevarse piedras, algo que no permite la Ley de Patrimonio; vertidos de basura e incluso que los visitantes realicen sus necesidades fisiológicas.

Natural de Madrid, aunque criada en Santoña, indicó que los actos de vandalismo son provocados en zonas de fácil acceso. “No creo que espeleólogos experimentados realicen acciones que van en su propia contra. Personalmente he visto pintadas muy antiguas, con carburador de los años 80, donde todavía no estaba arraigado el conservacionismo”.

Otra de sus facetas es la fotografía y en los cinco últimos años se ha dedicado a la foto-espeleología. Hasta el punto de ganar el segundo premio de la XL edición del concurso internacional de fotografía subterránea de Aranda de Duero (Burgos), en el año 2017, con la instantánea titulada ‘Mur’, realizada en la sala del caos de la cueva Mur, de Ramales de la Victoria.

Foto premiada de Anita Sobrino Foto premiada de Anita Sobrino

Al igual que en un paisaje, pretende plasmar el tamaño y, sobre todo, la belleza de las cuevas.  “Intentas plasmar el tamaño de las cuevas que de otra manera no se aprecia porque tu luz solo ilumina la zona que caminas y con la fotografía, con flashes, intentamos iluminar la zona a fotografiar y siempre intento que salgan espeleólogos para que se aprecien las dimensiones”, aclaró.

Iván expósito matizó que las exploraciones y estudios no suelen alterar la cueva, ya que se trabaja sobre bloques de lodo o de piedras

En lo que concierne a los restos arqueológicos, en este caso los grupos de espeleología no tocan nada, acotan la zona, en ocasiones tiran fotografías de lo encontrado e informan y pasan estas imágenes a la Consejería de Cultura. “Es difícil que sufran desperfectos, aunque puede haber algún descuido”. Además, Iván Expósito matizó que las exploraciones y estudios no suelen alterar la cueva, ya que se trabaja sobre bloques de lodo o de piedras que se generan arrastrados por el agua.

En el caso de Ramales de la Victoria, el regidor municipal, César García, que se encuentra en su segunda legislatura al frente del Consistorio, hizo hincapié en la importancia que tienen las cuevas en su municipio por las pinturas rupestres y restos arqueológicos, cuya competencia es de Patrimonio.

Covalanas, declarada Patrimonio de la Humanidad, y Cullalvera son dos cavidades que disponen de guías en sus visitas y que por motivos de seguridad ante el Covid-19 han visto limitados y reducidos los grupos en sus visitas, en la primera de siete a dos personas y en la segunda de 30 a 10. Los interesados deben realizar la solicitud por Internet.

“Aunque no tienen problemas de conservación, cuanta menos gente las visiten mejor se mantendrá su estado”, declaró el alcalde, quien añadió que desde la Consejería de Cultura se realizan estudios constantes sobre las pinturas para evitar que se deterioren.

Una de las cuevas de la comarca del Asón | Foto: Ana Sobrino Exploración de una cueva en la comarca del Asón | Foto: Ana Sobrino

El alcalde de Arredondo, Leoncio Carrascal Ruiz, anunció que, por ejemplo, en el caso de las visitas guiadas a la cueva de Coventosa se han reducido los grupos acorde a lo que marca la Ley. Este municipio tiene contabilizadas cerca de 300 cuevas y además de Coventosa, son dignas de conocer, entre otras, Cañuela, Cima de Tonio y La Vallina, remarcó.

Para acceder a una cueva, protegida por la Ley de Patrimonio, los grupos deben realizar una solicitud a la Consejería de Cultura por medio de la Federación Cántabra de este deporte. Existen dos tipos de permisos, uno de carácter anual que se concede a un club para desarrollar una actividad de exploración y estudio de unas zonas. Después, tienen que entregar una memoria a la Consejería de Cultura para renovar el permiso. Y otro con un fin deportivo para una actividad de un día o fin de semana. En uno y otro caso, los interesados informan de las cuevas visitadas y quiénes participan, que deben estar federados.

IMPORTANCIA INTERNACIONAL

Anita Sobrino destacó que Cantabria, por su zona cárstica, es la Comunidad más importante de toda España por su número de cuevas por kilómetro cuadrado, por su arte rupestre, y por el número de kilómetros en desarrollo, teniendo los cuatro sistemas que superan los 100 kilómetros. Igualmente, no se olvida en calificar a Cantabria como una de las zonas más importantes de Europa en espeleología deportiva por su número de cavidades y los kilómetros que se han descubierto durante estos últimos años, “haciendo de los espeleólogos, los últimos exploradores de la Tierra”.

En sus años de experiencia, ha visitado bastantes cavidades, sobre todo las situadas en la zona de Asón, y aunque tiene muchas favoritas si tiene que elegir una se decanta por el sistema de Gándara.

Las cuevas representan un gran potencial turístico, incluso a nivel internacional

Iván Expósito también coincide en que Cantabria es la Comunidad Autónoma de España con más densidad de cuevas, mayores kilómetros y grandes desniveles. “Los sistemas del Mortillano, la más grande de España con más de 140 kilómetros, el Alto del Tejuelo, que en un futuro puede superar a este primero, la Gándara y Cueto-Coventosa, emblemático por ser explorado en los años sesenta por un grupo de franceses, son algunas de las más destacadas”, comentó este espeleólogo que se ha llegado a formar con las federaciones españolas y francesas.

Desde su punto de vista tienen una importancia a nivel internacional y la mayor parte de concentran en la Comarca del Asón y el río Gándara, lo que supone un gran potencial turístico y deportivo y que ha provocado que se creen varias empresas de turismo activo.

Precisamente, Margarita Fernández Gómez, profesional de la hostelería desde hace 38 años, también afirmó que las cuevas de esta zona tienen importancia a nivel internacional y de hecho hay franceses, ingleses, portugueses e incluso rumanos que visitan la Comarca del Asón con el fin de practicar espeleología o escalada. Además, esta vecina, de 58 años y natural de Asón, incidió en las numerosas visitas que se reciben interesados por disfrutar del turismo rural y de montaña. “La procedencia es muy variada a nivel nacional, País Vasco, Cataluña, Madrid, Levante, Andalucía, entre otros”, señaló.

Una de las cuevas de la comarca del Asón | Foto: Ana Sobrino Una de las cuevas de la comarca del Asón | Foto: Ana Sobrino

Margarita Fernández dirige el restaurante Coventosa desde hace 26 años y también ofrece hospedaje a los turistas. Tras el confinamiento, aseguró que han trabajado bien en los meses de julio y agosto, pero diferente, dadas las medidas de seguridad que han tomado, tales como reducir mesas para guardar la distancia de seguridad, la utilización de gel y la desinfección de las terrazas. En su opinión  “no se ha notado bajón en las visitas y la afluencia ha sido buena”.

En este mismo sentido, el alcalde de Ramales de la Victoria, César García, declaró que las cuevas representan un gran potencial turístico, incluso a nivel internacional, y este verano se ha visto más gente que nunca. “Ha sido diferente, más recogidos. Se ve más gente por el día y menos por la tarde-noche en bares y por la ausencia de fiestas y eventos”, recalcó.

La importancia de las cuevas y el entorno natural ha supuesto en Ramales de la Victoria la apertura de hospedajes, un albergue y la creación de tres empresas de turismo activo

Aunque la procedencia de los turistas es muy variada, César García destacó la presencia de visitantes procedentes del País Vasco y Madrid, así como de Francia y Dinamarca.

La importancia de las cuevas y el entorno natural ha supuesto en Ramales de la Victoria la apertura de hospedajes, un albergue y la creación de tres empresas de turismo activo, recordó el máximo responsable municipal.

“En Arredondo, que acaba de instalar banda ancha, el turismo ha aumentado este verano alrededor del 60 por ciento. Ha sido impresionante, las casas rurales han estado casi completas y en dos meses la Oficina de Información al Turista ha recibido 10.000 visitas”, incidió el regidor de este Ayuntamiento.

LUIS ENRIQUE EN LA ZONA

Leoncio Carrascal ha informado que entre los turistas han contado con la presencia, por segundo verano consecutivo, del seleccionador nacional de fútbol, Luis Enrique. “Se le ha visto por Asón y Arredondo realizando rutas”, especificó.

Para este alcalde el turista que visita esta Comarca busca tranquilidad, disfrutar del entorno rural y la opción de poder ir a la playa, ubicadas a una distancia cercana, de tal forma que País Vasco, Madrid, Valencia, Cataluña, Navarra, Andalucía y Portugal son los lugares predominantes de procedencia.

Comentarios