domingo 15.12.2019
MOVILIZACIÓN

Los pensionistas vuelven a salir a la calle el sábado con una manifestación por las calles de Santander

Manifestación de la Coordinadora de Cantabria en Defensa de las Pensiones "públicas y dignas"
Manifestación de la Coordinadora de Cantabria en Defensa de las Pensiones "públicas y dignas"

La Coordinadora de Cantabria en Defensa de las Pensiones "públicas y dignas" ha convocado una nueva manifestación en Santander este sábado, 5 de mayo, que saldrá a las doce del mediodía de la Plaza de Numancia y recorrerá el centro de la ciudad para finalizar en los Jardines de Pereda.

Según han indicado este jueves en rueda de prensa los portavoces de este colectivo, Gonzalo Barredo y María López, a pesar de que las movilizaciones realizadas hasta ahora por los pensionistas han sido "determinantes" y se ha logrado cambiar la política del Gobierno, es necesario seguir en la calle hasta conseguir la totalidad de las reivindicaciones.

"Las movilizaciones realizadas nos han permitido ganar una batalla, pero no la guerra", han señalado, ya que todavía queda por conseguir una "reforma integral" de la Seguridad Social ligada a la "abolición" de las sucesivas reformas laborales y a una reforma fiscal "que recaude de los ricos también".

Reivindican que la Constitución recoja la obligación de garantizar con los Presupuestos Generales del Estado el abono de las pensiones

Para la Coordinadora, es "imprescindible" el reparto de la riqueza y acabar con la precariedad laboral, por lo que va a mantener las movilizaciones, convocadas a nivel nacional, hasta que sus reivindicaciones "se tengan en cuenta" y se negocie con sus representantes.

En concreto, con la convocatoria del 5 de mayo demandan recuperar más del 10% del poder adquisitivo "perdido" desde 2011 y acabar con la reforma del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero; y recuperar la jubilación a los 65 años y abolir la reforma del PP en 2013 "con su índice de sostenibilidad".

También reivindican que la Constitución recoja la obligación de garantizar con los Presupuestos Generales del Estado el abono de las pensiones; alcanzar la pensión mínima de 1.080 euros, tal y como recoge la Carta Social Europea; y que desaparezca la "brecha de género" en las pensiones.

"Necesitamos estas garantías porque no nos fiamos de quienes nos gobiernan" y "nos tememos que en cuando volvamos a nuestras casas van a profundizar en la privatización de las pensiones y van a continuar con si índice de sostenibilidad, que dependiendo lo que suba la vida nos puede dejar las pensiones temblando", han recalcado los portavoces del colectivo.