martes 24/11/20
LABORAL

La plantilla de Columbia paraliza la actividad de la fábrica

Todos los trabajadores han secundado la huelga por el reciente despido de ocho trabajadores, que se suman a los ocurridos en los últimos dos años.

Trabajadores de Columbia ante la sede de la ONCE en Santander
Trabajadores de Columbia ante la sede de la ONCE en Santander

Más de medio centenar de trabajadores de Columbia Cintas de Impresión se ha manifestado este lunes en la sede de la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) en Santander para protestar por el reciente despido de ocho trabajadores. Sin embargo, el seguimiento de la huelga convocada para esta jornada ha sido completo, según han explicado los sindicatos, lo que ha obligado a paralizar la actividad de este Centro Especial de Empleo subvencionado por ocupar a trabajadores con discapacidad.

Según ha precisado el presidente del comité de empresa de Columbia, Juan Carlos Cuevas (UGT), "no podemos tolerar este goteo de despidos que se están produciendo desde hace dos años, donde hemos pasado de una plantilla de 90 trabajadores en el año 2014 a sólo 52, después de los ocho nuevos despidos decididos de manera unilateral por la empresa".

Es por ello que han decidido manifestarse durante una hora aproximadamente frente a la sede de la ONCE, copropietaria de Columbia. Cuevas también ha advertido que se proseguirá con el calendario de movilizaciones "hasta cuando sea necesario y hasta que la empresa nos presente de una vez por todas un plan de viabilidad y de futuro que no se base exclusivamente en despidos y recortes salariales y laborales".

Columbia Cintas de Impresión "es un centro que recibe subvenciones europeas y españolas para dar empleo a personas con discapacidad, no para despedirlas a su antojo", ha recordado.

Durante el acto los trabajadoras de la planta reinosana, dedicada a la fabricación, distribución y comercialización de cintas de impresión, tóner y productos informático, han asegurado que “hemos soportado descuelgues en materia laboral” y varios ERTE.

Según han denunciado en el manifiesto leído por la plantilla, el cambio de convenio supuso una “reducción en todas las retribuciones del 17%”, y han recordado que ONCE “recibe bonificaciones fiscales desde Europa” siempre y cuando se mantengan los empleos hasta 2020.

Asimismo, se han mostrado abiertos a continuar con la negociación y “no descartamos nada”, aunque sí han reconocido que cualquier tipo de acuerdo debe girar en torno al plan de viabilidad "serio y riguroso", y “no solo al sometimiento de la plantilla”.

Durante la concentración ante la sede de la ONCE, los trabajadores leyeron un manifiesto con sus reivindicaciones, en el que se aclaraba de manera textual que "los trabajadores no somos ajenos a las dificultades existentes y no nos hemos cerrado a la negociación, pero toda negociación debe girar en torno a un plan de viabilidad serio y riguroso".

Comentarios