Martes 25.09.2018
POLÍTICA

Podemos presenta una propuesta para atajar la brecha salarial en Cantabria

Verónica Ordóñez
Verónica Ordóñez

“Las mujeres cántabras cobren una media de 500 euros menos de pensión que los hombres”

Podemos Cantabria ha presentado este jueves una propuesta para atajar la brecha salarial en la comunidad, una brecha salarial, ha dicho la diputada Verónica Ordóñez, “que hace que esta comunidad tenga la mayor brecha salarial de género con un 28,92%, en el que las cántabras cobran 7.304 euros menos que los varones o, lo que es lo mismo, necesitan trabajar 106 días más al año para cobrar lo mismo. A esto hay que añadirle los 76 días anuales que las mujeres dedicamos a hacer trabajos reproductivos, que tienen que ver con la vida, que tienen que ver con los cuidados de nuestros hijos e hijas, que tienen que ver con las labores domésticas, el cuidado de nuestros mayores y el cuidado de nuestros dependientes”. Además, Ordóñez ha reflejado el problema del acceso al empleo y la tasa de desempleo femenino de la comunidad, “trabajos mucho más precarios y en peores condiciones que provocan que al final de la vida laboral, las mujeres cántabras cobren una media de 500 euros menos de pensión que los hombres, a pesar de que en ocasiones han trabajado más que los varones durante sus vidas, siendo gran parte de ese trabajo añadido, el trabajo invisible, no remunerado y, muchas veces, ni siquiera reconocido”. Esta brecha salarial y salarios más bajos son el resultado más visible de la desigualdad y discriminación que sufren las mujeres en el mercado de trabajo y estos datos son especialmente reveladores por la importancia que tiene el salario en todos los aspectos de la vida. La brecha salarial hace que las mujeres dispongan de menos medios económicos y, por tanto, menor autonomía, “lo que además de injusto es irresponsable. Como sociedad nos hace ineficientes al expulsar a las mujeres del mercado laboral, especialmente a partir de los 30 años, cuando el desarrollo profesional se vuelve incompatible con la maternidad y nos hace perder gran capital humano cualificado”.

Por todo ello, la propuesta de Podemos contempla 11 puntos, de los cuales ocho instan al gobierno de Cantabria a desarrollar políticas activas para acabar con la brecha salarial y dos de ellos al Gobierno español. Así, instan al Ejecutivo cántabro a acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres bajo la implementación del concepto de igualdad de retribución por trabajo de igual valor mediante el desarrollo de políticas públicas concretas. A desarrollar medidas que combatan los efectos discriminatorios que generan los contratos a tiempo parcial y temporales, así como las interrupciones de la vida laboral por motivo del cuidado de los hijos, hijas o personas dependientes en el salario, las prestaciones y las pensiones. Además, esta propuesta persigue que se implementen mecanismos para mejorar, en las estadísticas acerca del empleo, la perspectiva de género superando la mera segregación por sexos incorporando los datos referidos al tiempo trabajado de manera no remunerada para evaluar la incidencia del trabajo doméstico y de cuidados, así como un sistema de análisis estadístico de la brecha salarial que se centre en las relaciones causales que complemente los estudios estadísticos actuales y que atienda a la búsqueda de los motivos que explican la brecha salarial existente.

También busca que se instauren mecanismos de control de las diferencias salariales entre mujeres y hombres dentro de la Administración autonómica y las entidades de derecho público con personalidad jurídica propia vinculadas o dependientes de ella, incluida la Universidad de Cantabria, que permitan detectar y corregir las causas que llevan a que, a pesar de existir igualdad teórica en este campo, las mujeres acaben su carrera profesional en puestos más bajos en el escalafón y con menos tiempo cotizado debido a las ocupaciones que socialmente recaen sobre las mujeres. Podemos también quiere que el Gobierno impulse la transparencia en la información que deben hacer públicas las empresas sobre el sueldo de su personal –todas las retribuciones y todos los conceptos– segregado por sexo, respetando siempre la Ley de Protección de Datos, con indicación de si existen diferencias y a que se deben, así como la implementación de mecanismos de control para evitar cláusulas discriminatorias por razón de sexo en los convenios colectivos, especialmente las discriminaciones indirectas. Por último, piden al Ejecutivo que se establezcan medidas que premien y ayuden a las empresas que operen en Cantabria a que implementen medidas concretas de lucha contra la brecha salarial y la discriminación de la mujer. En todo caso, para implementar estas medidas, se exigirá que las empresas beneficiarias ofrezcan transparencia sobre sus retribuciones completas (salario base y complementos) y lleguen a un acuerdo de colaboración con el Gobierno de Cantabria mediante el que se les preste asesoramiento para ejecutar y evaluar periódicamente dichas medidas.

En lo que se refiere al Gobierno español, esta propuesta solicita que se destinen recursos en Inspección del Trabajo y Seguridad Social para detectar y sancionar discriminaciones directas e indirectas salariales por razón de sexo y, por último, a equiparar los permisos de paternidad y maternidad, siendo además intransferibles y 100% remunerados, con el respectivo calendario de implementación.