lunes 16.12.2019
SUCESOS

El preso que se fugó este lunes en un incidente “sin precedentes” llevaba diez días en El Dueso y tenía “graves problemas psiquiátricos”

Centro penitenciario de El Dueso, en Santoña
Centro penitenciario de El Dueso, en Santoña

El preso que se fugó ayer lunes del centro penitenciario de El Dueso, en Santoña, y que fue detenido media hora después en las marismas aledañas, llevaba diez días interno en la cárcel, en régimen preventivo (a la espera de juicio por un delito de robo con violencia) y permanecía en el departamento de enfermería, ya que padecía "graves problemas psiquiátricos". Así lo ha asegurado hoy martes la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias en un comunicado en el que el destaca la "rápida" actuación de los funcionarios de prisiones y agentes de la Guardia Civil para abortar el intento de huida de G.G., de 24 años y natural de Costa Rica.

El incidente, "sin precedentes" según Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias), se produjo sobre las tres de la tarde, toda vez que el preso logró acceder, desde la zona de los módulos, a la del perímetro, situado junto al muro. Así, "ha accedido al perímetro exterior que se encuentra junto al muro que le separaba de la libertad", relata la agrupación. Según detalla, el funcionario que se encontraba en el servicio de control de cámaras se percató de la presencia de un interno en dicho lugar y "rápidamente" alertó a los funcionarios que desempeñan el servicio cerca de allí. El preso se dirigió corriendo a la puerta de acceso del centro, y fue perseguido por funcionarios y guardias civiles, que ya habían recibido el aviso. El joven se dirigió a la zona de marisma de Santoña aledaña a las instalaciones de El Dueso con la "intención de esconderse entre la vegetación", propósito que no logró, e incluso se sumergió en el agua para evitar ser detenido. Acaip destaca que "en ningún momento se perdió el contacto visual" con el interno por parte de los funcionarios de prisiones ni efectivos de las fuerzas de seguridad que custodian la vigilancia exterior del centro, "ni hubo riesgo para ninguna persona del exterior ni transeúnte".

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Santoña no ha adoptado ninguna medida contra el preso, que deberá volver a comparecer mañana miércoles en la citada sede judicial para la celebración del juicio rápido por estos hechos. Por ello, el reo ha regresado a la prisión donde se encontraba interno, de hecho, en enfermería. Tras el intento de fuga, pasó a disposición del Juzgado de Santoña que estaba de guardia cuando sucedieron los hechos, sobre las tres de la tarde de ayer lunes, y tras declarar quedó en libertad por esta causa, aunque en la práctica ha regresado a la prisión, donde se encontraba. En el juicio rápido previsto para mañana –al que comparecerá él, su abogado, el fiscal y la jueza–, si se muestra conforme con la pena que proponga el Ministerio Público se dictará sentencia en base a la misma. En caso contrario, se le citará en el plazo de dos semanas para la celebración de un juicio rápido en los juzgados de lo penal de Santander, que quedará visto para sentencia.

Comentarios