martes 1/12/20
CORONAVIRUS

“Queremos 30 millones de euros, que nos paguen el destrozo”

Locales de hostelería cerrados en la Plaza Cañadío de Santander
Locales de hostelería cerrados en la Plaza Cañadío de Santander

El adelanto del toque de queda a las 22:00 horas que entrará en vigor el sábado 14 de noviembre es una medida que afectará, de nuevo, a la actividad de los establecimientos hosteleros. Aunque el presidente de la Asociación, Ángel Cuevas, reconoce que “estas restricciones no iban a cambiar mucho” la actividad de los bares y restaurantes, lo cierto es que con esta segunda ola de la pandemia están viviendo un “batacazo” y perdiendo dinero. Tanto que ha cifrado las ayudas que necesitan.

“Queremos 30 millones de euros para nuestro sector, como mínimo, que nos paguen el destrozo”, ha explicado Cuevas en el programa Cantabria en Sintonía, adelantando que, si no, “muchos establecimientos no van a llegar a la próxima temporada”.

Dicha cantidad, sin embargo, “no es un rescate integral”. El presidente de los hosteleros cántabros considera que sería necesaria una mayor cantidad, pero esos 30 millones “al menos no son las tonterías que estamos escuchando en las reuniones”, poniendo como ejemplo que cerca de los 2,5 millones que ha destinado el Gobierno de Cantabria a las ayudas son “para toda la cadena turística”, lo que implica que “nos tocan 200 o 300 euros a cada establecimiento”.

La cantidad está muy lejos de lo que, según Cuevas, suponen los gastos fijos de los establecimientos. Según un estudio realizado por la Asociación, “un negocio de 60 metros cuadrado, con dos empleados, tuvo de gastos 10.500 euros en los tres meses de confinamiento, y de ayudas no llegó a los 2.000 euros”. Esto supone, afirma el presidente, que “no llegan al 20%”, por lo que “las ayudas no van aparejadas con las medidas, es una proporción ridícula”.

APERTURA DE TERRAZAS

Para Cuevas, la apertura de terrazas ahora en invierno “es una absurdez”, asegurando que la mayoría de los establecimientos “abren por salud mental”, porque “están perdiendo dinero”.

“Tener cenas en una terraza sabiendo como es el invierno en Cantabria no va bien. Ni había negocio ni lo iba a haber”, ha valorado el presidente de la Asociación de Hostelería, que asegura que “lo único que queremos es trabajar”.

Cuevas también se defiende de las acusaciones de los contagios en el sector. “No somos el foco de los contagios, y según un informe de Sanidad, desde mayo somos el 2,9% de los contagios, tanto de trabajadores como de clientes”, ha afirmado.

Respecto a la manifestación en coches celebrada en Santander y Torrelavega, el presidente de los hosteleros la ha calificado como la “mayor manifestación empresarial que se ha hecho en la vida” en Cantabria, y ha avanzado que “volveremos con nuevas movilidades” mientras las ayudas no lleguen al sector. Poniendo en números estas ayudas, Cuevas ha señalado que “estamos pidiendo el 1% de los presupuestos regionales”, una cantidad que califica de “coherente” teniendo en cuenta que la hostelería supone el “12,5% del PIB regional”.

Visiblemente cansado, “derrotado de repetir lo mismo”, reconoce que “el contacto con el Gobierno es fluido y se nos atiende muy rápidamente”, pero otra cosa es cómo se plasma y cómo se traducen esas peticiones.

También ha recordado Cuevas que fue la propia Asociación la que el 12 de marzo “nos adelantamos al Gobierno recomendando cerrar los negocios, y lo hicimos en contra de hosteleros”. “Entendimos que en aquel momento era lo que procedía, y una vez está todo controlado pedimos lo contrario de lo que dijimos”, ha concluido.

Comentarios