lunes 16.12.2019
TRÁFICO

La reparación de la A-67 tras el desprendimiento se prolongará durante "varios días"

Hundimiento de la A-67 a la altura de Barreda
Hundimiento de la A-67 a la altura de Barreda

Las obras de reparación del carril de la Autovía de la Meseta A-67 afectado de madrugada por un desprendimiento a la altura de Requejada que ha provocado un socavón se prolongarán durante "varios días" sin que por ahora haya una fecha concreta para la finalización de los trabajos. Así se lo han comunicado, a primera hora de esta tarde, al Ayuntamiento de Torrelavega, administración que por la mañana confiaba, a través de su concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, en que la vía, cortada al tráfico en ese punto, en dirección Santander hacia Palencia, se pudiera reabrir el miércoles por la tarde.

Por ahora no hay una fecha concreta para la finalización de los trabajos

El edil, acompañado por el oficial técnico del Parque de Bomberos de la localidad, Javier Díez, visitó la zona afectada por el argayo provocado por las fuertes lluvias caídas en las últimas horas. Las intensas precipitaciones provocaron un desprendimiento del carril derecho en la calzada del sentido Torrelavega-Asturias que obligó al corte total de la vía desde Polanco. Según explicó Pérez Noriega, el desprendimiento, ocurrido en torno a las "5:00 o 6:00 de la mañana", se produjo como consecuencia de las lluvias de las últimas horas. Lo sucedido, dijo, iba a obligar a "replantear" las obras que se vienen realizando. Respecto a los trabajos que se están efectuando para conseguir reabrir al tráfico el tramo afectado por el desprendimiento "a la mayor brevedad posible", explicó que "se va a construir una escollera de protección en la zona baja hasta que el muro definitivo una con el otro muro, que quedarán aproximadamente unos 100 metros de un espacio a otro, y que es justo la zona que se ha venido abajo". Asimismo, señaló que inicialmente estaba previsto que la carretera esté cortada un día o día y medio y que se pudiera abrir al tráfico el miércoles por la tarde, aunque finalmente el Ayuntamiento ha apuntado que los trabajos se prolongarán durante varios días, sin que haya una fecha concreta para su conclusión.

El desprendimiento ha generado un socavón que ha obligado al corte total de la calzada, desviándose el tráfico por las carreteras N-611 y CA-330 desde el enlace de Polanco (situado en el P.K. 187,000). La circulación de la A-67 con dirección a Santander se realiza con normalidad, pero en sentido Palencia es difícil y con retenciones.
 

Comentarios