lunes 25/1/21
PARíS

Un restaurante atacado el 13N vende la cinta de su cámara de seguridad por 50.000 euros

El comprador fue el periódico 'Daily Mail' y la negociación se hizo a las pocas horas del suceso.

La negociación se produjo la mañana siguiente a los ataques.
La negociación se produjo la mañana siguiente a los ataques.

El restaurante de París que fue escenario de uno de los atentados del 13N ha vendido el video de la cámara de seguridad por 50.000 euros, según El Mundo.

Durante las horas que siguieron al asalto de Saint Denis, numerosas imágenes mostraron a los vecinos del barrio vendiendo sus vídeos sobre la operación policial que acabó con la vida de tres terroristas. Pedían 200 euros por vídeo asegurando total exclusividad.

50.000 euros fue la cifra que se llevó el dueño del local Casa Nostra al vender las imágenes al 'Daily Mail', según muestra una la grabación de una cámara oculta filmada por un periodista francés que las compartió anoche en 'Le Petit Journal'.

La negociación se produjo la mañana después de los atentados, tan solo un par de horas después de que cinco personas perdieran la vida entre las paredes de esta pizzería del 11ème arrondissement de París. Djaffer Ait Aoudia, pasó la mañana del 14 de noviembre en la Casa Nostra donde debía preparar un reportaje sobre los hechos. Allí se encontró a un grupo de periodistas británicos. Aoudia ayudó en la intervención traduciendo la conversación entre los reporteros y el propietario pero decidió grabar el encuentro.
El dueño muestra las imágenes desde su móvil aunque estás han sido criptadas por la policía que las ha sumado como pruebas a la investigación Todo está preparado: un hacker se encargará de desencriptarlas para que sean visibles. El hombre explica a los periodistas lo que filmaron las cámaras y la calidad del sonido para tranquilizarlos sobre la calidad ddd lo que están a punto de comprar.
Ambos aceptan el trato, pero serán necesarias 12 horas para que el periódico consiga el dinero en efectivo y pueda pagar los 50.000 euros. Alrededor de la una de la mañana del domingo, los periodistas entregan el dinero y, juntos, proceden a destruir el disco duro como prueba de que las imágenes las tienen únicamente ellos.
El presentador de 'Le Petit Journal' explica tras el testimonio de Aoudia que la redacción del equipo había tratado de ponerse en contacto con el 'Daily Mail', que respondió con un rotundo "no comments", así como con el propietario que directamente colgó el teléfono.
Las imágenes de la cámara de seguridad publicadas la semana pasada, mostraban desde tres ángulos distintos a clientes y trabajadores del local escondiéndose ante los tiroteos. Una mujer se salvaba en un golpe de suerte cuando el arma del terrorista quedó encasquillada. Después, los yihadistas montaban en un vehículo negro poniendo rumbo al siguiente objetivo.
 

Comentarios