Miércoles 21.11.2018
POLÍTICA

Rosana Alonso incumple los requisitos exigidos para presentarse a las primarias

La secretaria general de Podemos Cantabria ha sido “objeto de informe negativo sobre hechos considerados probados de naturaleza grave o muy grave por parte de un Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos”.

Rosana Alonso
Rosana Alonso

La secretaria general de Podemos Cantabria y diputada en el Congreso, Rosana Alonso, incumple al menos uno de los requisitos exigidos “para postularse como candidato a las primarias de Podemos para participar en las elecciones europeas, autonómicas y municipales de 2019” e incluidos en la Carta de derechos y deberes de los candidatos y candidatas que desean participar en los procesos de elecciones primarias de Podemos para configurar papeletas electorales. Según esa carta, “podrá concurrir como candidato o candidata a los procesos de elecciones primarias de papeleta (es decir, tendrá derecho al sufragio pasivo)” toda persona que cumpla los requisitos establecidos en los Estatutos de Podemos y en la misma, que son cinco: el primero, “ser mayor de 18 años”; el segundo, “estar inscrito/a en Podemos en el ámbito territorial correspondiente y cumpliendo los plazos establecidos en los Estatutos de Podemos y en los Reglamentos y Protocolos que los desarrollan”; el tercero, “contar con los avales individuales y/o colegiados que el Reglamento de primarias vigente establezca en cada caso”; el cuarto, “aportar declaración de no haber sido objeto de informe negativo sobre hechos considerados probados de naturaleza grave o muy grave por parte de un Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos o de cualquiera de sus grupos parlamentarios, en su relación profesional”, y el quinto, “aceptar cumplir con todas las obligaciones derivadas de la firma de esta Carta de derechos y deberes”.

El informe final determina que Alonso no debería “poder ostentar cargo de responsabilidad alguno en el partido”

El requisito que incumple Alonso es el cuarto, pues la secretaria general de Podemos Cantabria ha sido “objeto de informe negativo sobre hechos considerados probados de naturaleza grave o muy grave por parte de un Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos”, concretamente por parte del Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos estatal, que en el informe final del expediente abierto al parlamentario autonómico José Ramón Blanco –tras las tres denuncias por acoso de sendas mujeres vinculadas al partido– determina que tanto Alonso como el secretario de Organización de Podemos Cantabria, David González, y la secretaria de Feminismos del partido, Belén Milán, “no deberían poder ostentar cargo de responsabilidad alguno en el partido” y así se lo ha trasladado ya el Comité tanto a Cumplimiento Normativo como a la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos estatal para “que se tomen las medidas oportunas”.

A pesar de su incumplimiento de ese cuarto requisito de la Carta de derechos y deberes de los candidatos y candidatas que desean participar en los procesos de elecciones primarias de Podemos para configurar papeletas electorales, Alonso ha asegurado que no encuentra “motivos para renunciar a nada” y ha expresado su intención de mantener su candidatura a las primarias para encabezar la lista de Podemos Cantabria a las autonómicas de 2019. Por su parte, ni Cumplimiento Normativo, órgano interno dependiente de Gerencia estatal, ni la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos estatal se han pronunciado todavía sobre la candidatura de Alonso a encabezar la lista de Podemos Cantabria a las autonómicas de 2019, para la que incluso ya ha reunido los avales necesarios. En cualquier caso, ambos órganos de Podemos estatal disponen aún de tiempo, pues las candidaturas definitivas no se publicarán hasta el próximo 12 de noviembre.

Según el informe, Alonso no ha realizado “actuaciones para proteger a las víctimas” y ha “tratado de ocultar la situación”

En el informe final del expediente abierto a Blanco, el Comité de Seguridad y Salud de Podemos estatal considera que “ha habido un incumplimiento muy grave del Documento Ético” del partido por parte de Blanco y de personas de su entorno que habrían estado “generando y consintiendo un clima tóxico en el ambiente de trabajo, con un claro riesgo psicosocial”. En este sentido, determina que tanto Blanco como “sus afines”, “especialmente” Alonso, González y Milán, “han sido conocedores de todo lo referido y no sólo no han realizado actuaciones para proteger a las víctimas, sino que han tratado de ocultar la situación, cuando era de público conocimiento en el Parlamento por diputados y trabajadores de todo signo”. “Destacan en este aspecto las actuaciones” de Alonso, González y Milán “por los cargos que ostentan”, continúa el informe –aprobado por unanimidad del Comité de Seguridad y Salud de Podemos estatal–, que concluye que “a la vista de lo manifestado por las víctimas y testigos, algunos miembros del Consejo Ciudadano Autonómico, consideramos que estas personas, por sus actuaciones y sus conductas de graves faltas de respeto y autoritarismo, no deberían poder ostentar cargo de responsabilidad alguno en el partido, por lo que informamos al respecto de que se tomen las medidas oportunas”.

Comentarios