lunes 25.05.2020
FEMINISMO

Santander acogerá este viernes una manifestación contra la sentencia de La Manada

Cartel de la manifestación contra la sentencia de La Manada
Cartel de la manifestación contra la sentencia de La Manada

La Asamblea Feminista Abierta de Cantabria ha convocado para este viernes, 4 de mayo, una manifestación en Santander contra la sentencia de La Manada, por la que la Audiencia de Navarra ha condenado a nueve años de prisión a los cinco sevillanos conocidos con ese nombre por un delito continuado de abuso sexual a una joven madrileña de 18 años durante las fiestas de San Fermín de 2016. La marcha partirá a las 19:30 horas de la Plaza de Numancia y recorrerá las calles del centro de la capital cántabra hasta la sede de la Delegación del Gobierno español en la comunidad autónoma, bajo los lemas No fue abuso, fue violación y Hermana, yo sí te creo. El objetivo de esta iniciativa, que se desarrollará de forma paralela en varias ciudades del Estado, tiene por objetivo "dejar claro la postura mayoritaria del movimiento feminista" respecto al fallo judicial, conocido hace una semana y que será recurrido por todas las partes, pues la Fiscalía y acusaciones entienden que hubo agresión, mientras que la defensa solicita la absolución de los encausados, en prisión desde que sucedieron los hechos.

Según ha explicado la asamblea convocante en una nota de prensa –en la que avanza más movilizaciones y acciones feministas este fin de semana–, con esta manifestación persiguen "seguir profundizando en las estructuras que permiten que se den ese tipo de sentencias". Desde "el escándalo" que a juicio de este colectivo supone el voto particular del juez Ricardo Javier González (uno de los tres miembros del tribunal, que se decantó por la absolución de los procesados), que implica "la negación de los hechos probados que revelan que hubo agresión sexual", hasta la interpretación de lo ocurrido que "invisibiliza la violencia y la intimidación", al definir estos conceptos con "unos parámetros cerrados y obsoletos que vislumbran una judicatura con escasa formación en género y con un sesgo machista". De ahí, apunta la organización de la marcha, las movilizaciones que se están desarrollando estos días en la calle y las iniciativas en redes sociales, como los testimonios de mujeres que han sufrido agresiones y que se están publicando con el hashtag #Cuéntalo. Así, aunque el "empuje principal" de esta manifestación es "seguir mostrando el rechazo a cualquier clase de agresión o abuso sexual", también se convoca contra los "feminicidios y asesinatos de mujeres que siguen engrosando las cifras en nuestro país", y que en lo que va de año el número de estas muertes en España ascendería a 23, según feminicidio.net, que recuerda al respecto que existen otras víctimas (hijos y parientes de las fallecidas). Frente a esto, censuran que el Pacto de Estado contra la violencia de género "carece" de recursos económicos para poder "erradicar esta lacra", lo que muestra una "decisión política" que "contradice discursos claramente hipócritas de algunos líderes políticos".

Además de esta manifestación del viernes contra la sentencia de La Manada y los asesinatos de mujeres, la Asamblea Feminista Abierta de Cantabria llama a participar en otra convocada este sábado, 5 de mayo, por la Coordinadora de Pensionistas de Cantabria, que partirá a las 12:00 horas de la Plaza de Numancia hasta los Jardines de Pereda, en defensa del sistema de público de pensiones. "La ofensiva neoliberal existente para recortar y eliminar las pensiones públicas y su sustitución por planes privados provoca en las mujeres un sufrimiento especial este etapa vital", aseguran los convocantes, que señalan al respecto que, según fuentes de Gestha, unos 3,1 millones de pensionistas –el 32,6% del total– cobran pensiones por debajo de 8.200 euros anuales, de los que el 60,4% son mujeres. "Además la precariedad laboral, el trabajo no remunerado de cuidados y la brecha salarial da como resultado una importante brecha de género en las pensiones", agregan, para destacar que el 62% de las mujeres perciben la pensión mínima. Concluyen señalando que a finales de 2017 las pensionistas cántabras percibían una cuantía media mensual de 727 euros, mientras que los varones ingresaban 1.233 euros, es decir "506 euros más".