domingo 17/1/21
TRIBUNALES

El Supremo ratifica que el Santander deberá devolver 400.000 euros a Cocantra por un swap de 3,5 millones

El Alto Tribunal rechaza los recursos interpuestos por el Banco y considera que incumplió su deber de información al cliente “no experto”.

El Banco Santander deberá pagar más de 400.000 euros a Cocantra
El Banco Santander deberá pagar más de 400.000 euros a Cocantra

El Tribunal Supremo ha rechazado los recursos interpuestos por el Banco Santander y ratificado la condena de la Audiencia de Cantabria a la entidad bancaria, que deberá devolver más de 400.000 euros a una empresa de transporte y logística de la región que suscribió erróneamente un swap (permuta financiera) por importe de 3,5 millones.

Así consta en una sentencia de la Sala de lo civil del TS, que confirma el fallo de la Sección Segunda de la AP, y que a su vez revocaba uno anterior del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander, que desestimó el recurso de la demandante, Logística Concantra S.L.

Ahora, el Alto Tribunal confirma la resolución de segunda instancia en una sentencia que es firme, pues no cabe recurso alguno, y con la que impone además las costas al banco.

El Supremo se apoya para dar la razón a la empresa de transportes en que el banco incumplió su deber de información al cliente "no experto", de forma "previa, suficientemente detallada y comprensible" para que pudiera entender las ventajas e inconvenientes del producto.

"No hubo entrega de folletos explicativos" ni "hay prueba de que se hicieran simulaciones sobre el funcionamiento del producto o del precio de cancelación en los diversos escenarios posibles", señala la sala, para resumir que "el demandante no supo el verdadero riesgo del producto contratado atendiendo a su perfil".

Tras incidir en que el contenido del contrato "por sí mismo no es suficiente para dar por cumplido el deber de información del banco", más un contrato "complejo" como el swap, ante el que el banco debe "cerciorarse de que el cliente no experto conocía bien" el producto.

Y añade al respecto que para la contratación de productos financieros complejos "no basta" con los conocimientos propios de un licenciado en ciencias económicas o empresariales, o los de un empresario de otros sectores de la contratación, sino que hace falta un conocimiento experto y especializado en este tipo de productos.