viernes 22.11.2019
cantabria

Trece agentes forestales se incorporarán el próximo año a la lucha contra los incendios

El director de Medio Natural, Antonio Lucio, también ha confirmado que el Gobierno de Cantabria destinará 4 millones de euros exclusivamente para labores de prevención.

Cantabria ha registado 21 incendios forestales durante esta semana, algunos con riesgo para la población. Sin embargo, la región se ha librado de la grave oleada que ha sacudido Galicia y Asturias. 

Lucio también ha apelado a la ciudadanía para que “denuncien a los delincuentes”.

Foto del último incendio en Pesaguero
Foto del último incendio en Pesaguero

Antonio Lucio, ha avanzado, tal y como informa la Cadena Ser, que Cantabria incorporará el próximo año trece agentes forestales a la lucha contra los incendios.

El director de Medio Natural del Gobierno regional se ha manifestado así tras la oleada de incendios que han asolado Galicia y Asturias en los últimos días. Cantabria, por su parte, ha registrado 21 focos durante esta semana, algunos con riesgo para la población, como en Vendejo o la Hermandad de Suso.

El Gobierno destinará 4 millones de euros para labores de prevención

Aunque las condiciones meteorológicas eran prácticamente las mismas que en las otras dos regiones, Cantabria ha conseguido evitar estos terribles incendios gracias, en parte, a la rápida actuación de los servicios de extinción y a la actividad constante de los guardas forestales. También, apuntan desde el ejecutivo, a que los pirómanos no han querido.

Lucio también ha asegurado que los incendios forestales son un problema crónico que depende de la voluntad de los delincuentes, a los que detectar y condenar se hace una tarea casi imposible. Por ello, el director de Medio Natural apela a la ciudadanía para que “denuncien a los delincuentes”.

Además de la ampliación de la cuadrilla antiincendios, Antonio Lucio también ha asegurado a la Cadena Ser que se van a dedicar 4 millones de euros exclusivamente para labores de prevención.

También ha recordado que la plantilla de agentes forestales se mantiene durante todo el año y que no depende de temporadas.

El Gobierno de Cantabria  aprobó en el pasado mes de julio un plan negociado con 40 organizaciones para intentar evitar que se propague el gen incendiario en la comunidad.