Viernes 14.12.2018
URBANISMO

La ‘valla de la vergüenza’ ya es visible en el entorno de la Estación Marítima de Santander

La APS dice que en “dos o tres meses” concluirá la instalación de esta nueva “valla de seguridad para minimizar la presión migratoria” que costará medio millón de euros y se prolongará hasta el Barrio Pesquero.

“Si hay alternativa de que no tenga que estar porque el atraque del ferry se desplace hacia la zona oeste, pues podría haber una solución”, reconoce la alcaldesa.

Imagen de la valla junto al Centro Botín
Imagen de la valla junto al Centro Botín

La valla de la vergüenza que la APS (Autoridad Portuaria de Santander) llama “valla de seguridad para minimizar la presión migratoria”, una nueva valla de cuatro metros que se extenderá hasta el Barrio Pesquero, ya es visible en el entorno de la Estación Marítima. El presidente de la APS, Jaime González, ha indicado hoy martes a preguntas de la prensa que la instalación completa de la valla concluirá en “dos o tres meses”, que es precisamente cuando la APS prevé que quede cerrado el perímetro portuario hasta el Barrio Pesquero. La instalación de esta valla costará medio millón de euros a la APS, que decidió colocarla en sustitución de la anterior después de que, según datos de la APS, más de 500 inmigrantes intentasen saltar al interior del puerto entre enero y octubre de este 2018.

“Si la valla fuese de cristal como el Ayuntamiento pudo sugerir, hubiese sido mejor, pero la valla es necesaria”, dice la alcaldesa

González ha destacado asimismo que la nueva valla es “transparente” y está integrada de la forma “más razonablemente posible” con el entorno. Así lo ha señalado en declaraciones a la prensa tras asistir a la inauguración de las obras de remodelación del entorno de la estación marítima realizadas por el Ayuntamiento, acto en el que ha estado junto a la alcaldesa, Gema Igual, que también ha sido cuestionado por la valla. Igual ha dicho que la valla “es necesaria, porque el puerto y la seguridad del puerto así lo han requerido”. “Evidentemente, si la valla fuese de otra manera, de cristal como el Ayuntamiento pudo sugerir, hubiese sido mejor, pero la valla es necesaria”, ha considerado. La regidora ha insistido en que es “incuestionable” que la valla es “necesaria” en materia de seguridad, pero ha considerado que haya que “seguir trabajando” para que “si hay alternativa de que no tenga que estar porque el atraque del ferry se desplace hacia la zona oeste, pues podría haber una solución”. “Pero no voy a ser yo quien marque la seguridad al Puerto”, ha concluido.

Por su parte, las obras de renovación y mejora del entorno de la Estación Marítima ya se han completado y hoy martes se ha abierto al público la zona próxima al Centro Botín, el área que restaba de ejecutar después de que en agosto se inaugurara el resto de la actuación, desde el acceso principal del edificio hasta el inicio de calle Antonio López. Igual, González y el concejal de Urbanismo, César Díaz, han asistido a la apertura del entorno renovado, un total de 7.270 metros cuadrados. El Consistorio ha invertido más de un millón de euros en estos trabajos con los que se ha urbanizado todo el espacio. Igual ha destacado que con esta actuación se ha creado “una nueva zona de estancia y de ajardinamiento” y se ha eliminado el desnivel que separaba la estación de la zona de hostelería de Calderón de la Barca y de la plaza de las Cachavas. “Creo que ahora sí está integrada la estación marítima, edificio que data de 1971 diseñado por Ricardo Lorenzo, y que el Puerto también va rehabilitar”, ha añadido la alcaldesa, que ha destacado la “generosidad” de la APS por abrir a los vecinos nuevos espacios.

estacionmaritimaImagen del nuevo entorno de la Estación Marítima, inaugurado este martes

Comentarios