viernes 06.12.2019
ECONOMÍA

Depósito a plazo fijo o flexible: ¿Con cuál se ahorra más?

Las personas se hacen frecuentes preguntas respecto a su economía
Las personas se hacen frecuentes preguntas respecto a su economía

La gran diferencia entre un depósito a plazo fijo y un depósito flexible es la disponibilidad que vas a tener de tu dinero. En ambos casos estás contratando un instrumento de ahorro seguro, cómodo y muy sencillo. El perfecto para disfrutar del máximo ahorro es el que más se adapte a tus necesidades.

Entre este tipo de productos el depósito sigue gozando de una gran popularidad entre los ahorradores. Las fintechs los han vuelto a traer a la actualidad, ya que en los últimos años en los bancos tradicionales habían perdido atractivo. Raisin es el mejor ejemplo que puedes encontrar en Internet: permite informarse, contratar y gestionar tanto depósitos a plazo como flexibles de bancos de toda Europa para responder a las necesidades de todos los ahorradores. 

Tanto los depósitos a plazos como los flexibles comparten un buen número de características y ventajas, pero para que elijas el mejor para ti, también es importante saber qué les diferencia.

¿EN QUÉ SE PARECEN UN DEPÓSITO A PLAZO Y UNO FLEXIBLE?

-  Tipo de producto: son instrumentos para el ahorro.
-  Perfil de titular recomendado: especialmente indicados y preferidos por los pequeños inversores.
-  Nivel de conocimientos o dificultad: el funcionamiento es sencillo y la contratación rápida.
-  Grado de riesgo: el riesgo para tu dinero es nulo.
-  Condiciones: fijas. La rentabilidad y las condiciones se conocen al completo desde el momento de la contratación.
-  Rentabilidad: El interés que se obtiene no está sometido al mercado financiero ni otros parámetros económicos. No existen imprevistos ni  fluctuaciones, la remuneración es fija, cerrada e informada al abrir el depósito.
-  Pago de intereses: los intereses generados se pueden liquidar de forma mensual, trimestral, al vencimiento o reinvertirse al renovar, según se refleje en el contrato de las condiciones del producto.
-  Plazo: se contratan para un tiempo concreto, fijo y cerrado. Es decir, tienen una fecha de inicio y una de vencimiento. Por ello, se habla de plazo fijo a 12, 24 o 36 meses, por ejemplo. La mayor parte son renovables también.
-  Cantidades a invertir: están limitadas dentro de una horquilla, por un máximo y un mínimo.

¿QUÉ DIFERENCIA A UN DEPÓSITO A PLAZO FIJO DE UNO FLEXIBLE?

La disponibilidad del dinero invertido en un fondo es la gran diferencia: la cancelación anticipada está sujeta a diferentes condiciones según elijas: flexible o a plazo fijo.

-  Depósito a plazo fijo: el capital debe permanecer invertido en la entidad financiera todo el tiempo por el que se contrate el producto, por   ejemplo, un año. A su vencimiento el titular puede recuperar su dinero invertido o según las condiciones, renovar por otro periodo de tiempo.

La cancelación anticipada, antes de llegar a la fecha de vencimiento, no se suele contemplar en un depósito a plazo fijo. En caso de estar prevista una posibilidad de cancelación previa –reembolso o rescate anticipado- está sujeta al pago de una penalización en forma de comisiones o porcentaje que dependen del interés, el dinero invertido u otras condiciones particulares en cada caso.

-  Depósito flexible: en cualquier momento y sin el cobro de comisiones ni penalizaciones el titular puede cancelar su depósito y recuperar  el capital invertido, junto con los intereses generados hasta ese momento, de acuerdo con las condiciones pactadas con la entidad en el momento  de la contratación.

El depósito flexible, por lo tanto, permite un reembolso o rescate del dinero a petición del titular antes de la fecha de vencimiento, siempre y en cualquier momento. Los depósitos flexibles tienen un tipo de interés igualmente flexible que crece, según aumenta tiempo que se mantenga el dinero hasta un tope previsto como fecha de vencimiento máxima a la que se le otorga también una rentabilidad máxima.

EJEMPLO PRÁCTICO DEPÓSITO A PLAZO FIJO VS DEPÓSITO FLEXIBLE

Depósito a plazo fijo

-  Se contrata con un compromiso de permanencia de un año y siempre que se cumpla, transcurridos los 365 días, el titular recibe el dinero invertido y el total del interés previsto. Por ejemplo, el 1,25% sobre el total de la cantidad depositada.

-  Si la devolución anticipada de lo invertido sujeta a comisiones o penalizaciones es posible en el depósito a plazo fijo, está recogida en las condiciones firmadas por el interesado. 

Depósito flexible 

 -  El titular puede cancelarlo en cualquier momento.

 -  Existe una fecha de vencimiento máximo – por ejemplo, al año de su contratación- que garantiza conseguir el máximo tipo de interés.

 -  Para los reembolsos anticipados, se establece una tabla con baremos de tiempo flexible que se aplicaran en el momento que el titular decide cancelar su depósito y recuperar su dinero. Cuanto más tiempo se mantenga, el interés es más elevado y más cercano al tipo máximo del depósito flexible.

 -  Si el depósito flexible se anula cuando han pasado 200 días desde que se abrió, se recupera el dinero invertido más los intereses previstos para ese plazo; en este caso, se disfrutará de la rentabilidad prevista para 200 días de permanencia, aplicada sobre el total del dinero del depósito.

 -  Si el depósito flexible se cancela, después de haber transcurrido un año –cuando este es el plazo máximo estipulado-, se reembolsa el dinero invertido más los intereses generados al aplicar la rentabilidad total y máxima previsto cuando se contrató este producto de ahorro. Igual que ocurriría en un depósito a plazo fijo.

¿CON QUÉ DEPÓSITO SE AHORRA MÁS?

La clave para saber si vas a ahorrar más con un depósito flexible que con uno a plazo fijo, solo la tienes tú. Tus preferencias, tu situación financiera personal y las previsiones de gastos o necesidades económicas a largo plazo que puedas hacer determinarán qué tipo de depósito es el mejor para ti.

Para que tengas un amplio espectro de elección y no te equivoques, explora la oferta de depósitos de ambos tipos al completo, valorando el detalle de la cancelación previa. Utiliza la plataforma de ahorro Raisin para tener en menos de 5 minutos un listado de depósitos de sus bancos colaboradores -tanto a plazo fijo como flexibles- con las mejores rentabilidades del mercado europeo y todos los detalles que necesitas para poder contratar el idóneo.
 

Comentarios