miércoles 21/10/20
DERECHO

La importancia del Derecho y sus diversas ramas en la resolución de conflictos

Vivir en sociedad implica el cumplimiento de deberes y poder gozar de derechos, que están establecidos en un marco jurídico que establece las relaciones entre ciudadanos. En ocasiones pueden chocar intereses entre algunas partes y se pueden generar conflictos que sólo deben resolverse bajo el manto de la ley; en este punto entra en juego el Derecho y sus distintas ramas para bien de la paz y la tranquilidad social.

Los abogados son un instrumento esencial en la aplicación del Derecho
Los abogados son un instrumento esencial en la aplicación del Derecho

Cuando se comparten espacios, intereses, ocupaciones, negocios y demás actividades propias del ser humano y de la convivencia en sociedad, surgen a veces conflictos que pueden afectar en la armonía entre las partes involucradas. Cuando esto sucede se debe recurrir al Derecho y a sus diversas competencias para buscar la mejor salida al problema.

Los abogados son un instrumento esencial en la aplicación del Derecho, gracias a ellos se pueden dirimir y aplicar las acciones necesarias para solucionar cualquier conflicto de intereses.

Hay muchas firmas de profesionales en Derecho, especializadas en distintas áreas, para mediar, conversar o litigar, y en los casos extremos, resolver en los juzgados los distintos problemas que se tengan que afrontar.

España tiene muy buenos despachos de abogados que atienden diversas especialidades. En Castro Urdiales, por ejemplo, está el bufete César Carranza Abogados, que presta asistencia legal en muchas áreas. Su página web https://www.castrourdialesabogados.com/ tiene información detallada sobre sus servicios y demás información importante relacionada con la aplicación del Derecho.

César Carranza ofrece atención personalizada, ágil, rápida y adaptada a las necesidades de cada cliente, con el uso de los más recientes recursos tecnológicos y herramientas informáticas, para dar un servicio transparente, cercano y flexible.

DISTINTOS ÁMBITOS

El Derecho tiene básicamente cuatro amplias áreas en las que se agrupan distintos casos y conflictos: civil, penal, contencioso administrativo y laboral. También hay ramas especiales como son el Derecho constitucional y el Derecho tributario.

El Derecho civil se encarga de resolver divorcios, procedimientos por paternidad, reclamación de alimentos y pensiones, herencias, liquidación de sociedades, demanda por daños materiales y personales producto de accidentes de tránsito, arrendamientos y desahucios, comunidades de propietarios, derechos de consumo, cláusulas abusivas y demás casos relacionados.

Entre tanto, el Derecho penal aplica para casos en los que se presume la comisión de un hecho punible y el cliente necesite defenderse. Algunos ejemplos pueden ser: violencia doméstica y de género, lesiones, conducir sin permiso o bajo efectos del alcohol, delitos contra la salud pública, denuncias y querellas, delitos menores y defensa jurídica en todos los procedimientos penales.

El contencioso administrativo está relacionado con las acciones de la Administración Pública, o sea, en las que el Estado y/o cualquiera de sus diversas instituciones, pueda estar involucrado. Son casos comunes los recursos contra multas y sanciones, responsabilidad patrimonial de la administración e impugnación de actos administrativos.

El Derecho laboral también es muy utilizado debido a la gran cantidad de incidencias que ocurren en los ambientes de trabajo entre empresario y empleados. Los casos más recurrentes son reclamaciones por despidos o por cantidades insatisfechas de pagos, sanciones, modificaciones contractuales y cambios o reducción de horarios.

Estos profesionales del Derecho también deben asistir a sus clientes en las solicitudes y autorizaciones de licencias, gestiones ante las instituciones administrativas, liquidación de impuestos, recursos por multas y sanciones, y demás actos y procedimientos administrativos.

LA MEDIACIÓN COMO PRINCIPIO

Cuando se menciona a un abogado y un conflicto legal, lo primero que llega a la mente tiene que ver con el papeleo de la demanda, el juzgado, el juez evaluando el caso y emitiendo un veredicto, y tantas cosas más que se ven en las series y las películas de televisión. Pero en realidad hay otras vías menos traumáticas para resolver cualquier problema, que pasan por la mediación entre las partes.

El profesional del Derecho tiene como prioridad la resolución temprana de la disputa, de la manera más cordial posible, y con la mínima afectación entre las partes. Si pese a los esfuerzos eso no se logra, entonces se debe recurrir a las instancias jurisdiccionales competentes.

La mediación es la única vía que tiene el abogado para buscar medios alternativos y resolver el conflicto entre las partes involucradas, sin que se tenga que llevar a las instancias judiciales.

Para que una mediación sea efectiva se deben cumplir principios básicos, como son la voluntariedad, la oralidad y la comunicación entre las partes, y la intervención eficiente del abogado mediador. Todo se basa en el diálogo y en la confianza que se alcance entre quienes intervienen en ella.

Toda mediación involucra un largo y complejo proceso de negociación en la que el mediador, el abogado, recoge las inquietudes, observaciones y conclusiones a las que llegan las partes, para procesarlas en un documento o acción que satisfaga el problema en discusión. Es una manera muy efectiva de evitar los engorrosos procesos judiciales, que a veces pueden resultar perjudiciales.

IMPORTANCIA DEL DERECHO EN LA SOCIEDAD

El Derecho abre espacios de discernimiento, en los que todo conflicto se puede resolver, de manera consensuada o con el apoyo de los órganos de administración de la justicia; pero en todo caso, de una manera legítima, civilizada y ordenada.

La sociedad fundamenta su existencia en normas reguladas con leyes y reglamentos que todos deben cumplir, y que con la participación efectiva del Derecho, se mantienen y desarrollan entre los ciudadanos. Gracias a ese equilibrio que se crea entre la justicia y las normas, se puede vivir en armonía y convivir en tranquilidad; si no fuera así, la anarquía se encargaría de imperar en perjuicio de la estabilidad social.

Entonces, el Derecho juega un papel preponderante en la salud de la sociedad, como válvula de escape para ayudar a corregir los problemas que puedan surgir en su seno y entre sus miembros.

El Derecho se encuentra en el día a día de todos, en cualquier actividad que se realice, hasta en el simple hecho de comprar un helado, por cuanto en esa transacción comercial hay una fuente generadora de derechos, tanto para quien vende el producto y percibe unos recursos, como para quien compra que pasa a ser el consumidor. Está en todo e interviene en todo, no hay ámbito de la vida cotidiana en el que no esté presente.

La importancia del Derecho y sus diversas ramas en la resolución de conflictos
Comentarios