Jueves 16.08.2018
DEPORTES

Induráin inicia su viaje entre Santander y Madrid sin dinero en efectivo

Induráin en la presentación de la 'Vuelta 123 sin efectivo'
Induráin en la presentación de la 'Vuelta 123 sin efectivo'

Un grupo de nueve personas entre las que se encuentra el exciclista Miguel Induráin han comenzado este lunes en Santander la 'Vuelta 123 sin efectivo', una marcha ciclista con meta en Madrid promovida por el Banco Santander en la que los participantes no llevarán dinero en efectivo.

Con el objetivo de demostrar que no es necesario llevar efectivo para recorrer España, los ciclistas se enfrentarán al reto de pagar cualquiera de los gastos derivados del viaje -hoteles, comidas, regalos, talleres, etcétera- sólo a través de medios de pago digital del Banco Santander.

Esta travesía tendrá cuatro etapas y recorrerá un total de 545 kilómetros de Santander a Madrid: Santander-Burgos (187 kilómetros), Burgos-Valladolid (150 kilómetros), Valladolid-Segovia (120 kilómetros) y Segovia-Madrid (110 kilómetros).

La iniciativa, desarrollada con la colaboración de Mastercard, ha sido presentada este lunes por su embajador, Miguel Induráin; el director territorial en Cantabria del Banco Santander, Carlos Hazas; y el director de patrocinios y redes sociales de la entidad, Felipe Martín.

El equipo que acompaña a Induráin está formado por periodistas deportivos y ganadores del sorteo realizado entre empleados de Banco Santander, que llevarán sus tarjetas en los dispositivos de pago digital y realizarán todos los pagos a través de su móvil, pulsera prepago o smartwatch.

El exciclista ha comentado que se trata de un reto "difícil" para ellos, ya que siempre suelen llevar dinero en efectivo porque entran en puertos y lugares en los que la digitalización es "incipiente" o llega "con retraso".

Por otro lado, Induráin ha dicho también que la seguridad es un aspecto "primordial" en este deporte porque "cada vez hay más ciclistas y cada vez hay más conductores", pero "aunque es difícil de solucionar", es posible convivir "con respeto y con prudencia".