miércoles 20.11.2019
FÚTBOL

El Racing pierde su primer partido en El Sardinero

Un instante del partido Racing-Gernika
Un instante del partido Racing-Gernika

El Racing de Santander se ha asegurado ser primero de grupo, lo que le permitirá jugar el partido de ascenso directo del play off. Pero sigue existiendo interés por ver la imagen de los verdiblancos sobre el terreno de juego en estos encuentros que restan hasta el final de temporada, sobre todo en El Sardinero. Sin embargo, los de Iván Ania no ofrecieron una buena imagen ante su afición. De hecho, los 7.201 asistentes al encuentro ante el Gernika han presenciado en la tarde de este domingo un partido en el que los jugadores del Racing apenas han generado ocasiones, impidiendo que los tres puntos se quedaran en Cantabria.

Y eso que el encuentro comenzó con una oportunidad de Álvaro Cejudo en el minuto 2, perdiendo un mano a mano con el portero visitante. Incluso existió un gol de Dani Segovia anulado por fuera de juego en el minuto 8. Pero a partir de ese momento el Racing no logró generar peligro, no digamos ya ocasiones, en sus llegadas al área rival. Las internadas por las bandas no terminaban siendo definidas. Tan solo Cayarga puso la nota discordante en el minuto 19, cuyo disparo dentro del área fue desviado por el guardameta del Gernika.

El equipo vasco tampoco generaba ocasiones. Apenas un disparo de Kevin en el minuto 29, que fue desviado por la defensa racinguista. La primera mitad terminaba, por tanto, sin cambios en el marcador.

Tras el descanso parecía que se iba a repetir el mismo esquema. Los de Ania tuvieron alguna ocasión al comienzo de la reanudación del encuentro, como el centro-chut de Redru que se marchó rozando el travesaño en el minuto 51, o el remate de Óscar Gil que no vio portería en el 60. Sin embargo, poco a poco el peligro generado por el Racing fue desapareciendo, al tiempo que el Gernika comenzó a acercarse a la portería de Zárraga, titular en este encuentro.

En el minuto 68 el guardameta racinguista intervino para atrapar bajo palos el balón en dos tiempos, y apenas cuatro minutos después el conjunto vizcaíno se adelantaba en el marcador con un autopase de Koldo dentro del área local que terminó definiendo con un potente disparo.

Quedaban 17 minutos, pero los jugadores racinguistas no parecían mostrar intención de igualar de nuevo el marcador. Las pocas ocasiones generadas seguían sin terminar en peligro para el portero visitante. El árbitro pitaba el final del partido tras los cinco minutos de descuento, y las caras serias de los jugadores verdiblancos.

En la rueda de prensa posterior al encuentro el entrenador del Racing ha reconocido que “nos faltó ritmo y tensión competitiva”, y que “no hicimos un buen partido”, y ha lanzado un mensaje a sus jugadores: “Si no salimos con los cinco sentidos cualquier rival te puede ganar”. Con este resultado, el Racing se mantiene en los 76 puntos, a siete del Mirandés, que se encuentra en segunda posición, y a ocho de la Unión Deportiva Logroñés.

Comentarios