domingo 29/11/20
FÚTBOL

El Racing vence a los cachorros de Lezama con luces y sombras

El conjunto verdiblanco suma su primera victoria ante el Bilbao Athletic, donde pudimos ver un buen nivel defensivo pero un centro del campo con muy poco fútbol
El Racing suma su primera victoria ante el Bilbao Athletic | Foto: Twitter Real Racing Club
El Racing suma su primera victoria ante el Bilbao Athletic | Foto: Twitter Real Racing Club

Con un sabor amargo en la boca fruto de un inicio liguero decepcionante, el Racing viajaba a Lezama con la esperanza de recuperar las buenas sensaciones vistas a destellos durante la pretemporada y calmar así unas aguas aún revueltas, tras no conseguir dar vuelta al marcador en un debut liguero desconcertante y contra un recién ascendido.

Tras la llegada de Patrick Soko casi al inicio de la semana, los hombres de Rozada afrontaban su primer partido lejos de El Sardinero con todos los papeles en orden y la plantilla al completo

Jugar en Lezama es siempre muy complicado y la posibilidad de un segundo pinchazo consecutivo estaba presente, pero un gol de Rocko Balboa a los pocos minutos de hacer su debut dieron la victoria a un Racing que demuestra que tiene mejores mimbres de lo que parece, aunque las ideas muy poco claras.

PRIMER TIEMPO

Nada, eso es lo que ocurrió en la primera mitad del encuentro. Rozada decidió volver a apostar por la defensa de cinco, con tres centrales -Matic, Jordi y Óscar Gil- y dos carrileros -Ceballos y Álvaro Bustos-; por delante apostó por un doble pivote formado por Nana -que solía adelantar posiciones en los momentos de ataque, cayendo a la zona derecha de tres cuartos de cancha- y Villapalos -más enfocado en labores defensivas-;  Pablo Torre realizó las tareas de mediapunta y Jon Ander y Cedric formaron pareja en punta de ataque.

La primera mitad sonaba a déjà vu. El Racing fue incapaz de crear fútbol ofensivo y los pocos balones que llegaban eran zapatazos desde atrás ejecutados por Jordi o Matic, pero sin demasiado peligro.

Pablo Torre sigue demostrando que es un diamante en bruto que puede dar muchas alegrías a la parroquia verdiblanca, pues el poco fútbol de calidad que el Racing creó, salió de sus botas. Sabe contemporizar los tiempos con mucha inteligencia y quitarle el balón es casi una odisea, que suele acabar en falta.

Pero no todo fue negativo en la primera mitad. El Bilbao Athletic, pese a tener mayor porcentaje de balón apenas causó problemas en el área de un Iván Crespo, de nuevo titular. Matic se va asentando en la zaga verdiblanca y hoy se ha notado muy positivamente.

SEGUNDO TIEMPO

Tas unos nada convincentes primeros minutos, el Racing salió como empezó a disputar la segunda mitad. El partido se desarrolló bajo el mismo guion que la primera parte, hasta que en el minuto 59 Rozada ejecutó el primero de los cuatro cambios que más tarde realizaría dando paso a Balboa, que sustituyó a un Jon Ander que lo intenta pero no puede.

Poco necesitó Balboa para coronarse como salvador del partido. A penas llevaba tres minutos en el campo, cuando un balón llovido, proveniente de la bota izquierda de Jordi Figueras, se convirtió en una jugada donde la clase de Pablo Torre entró en acción metiendo un balón filtrado desde el pico izquierdo del área con destino Cedric, para que este la pusiera rasa al segundo palo donde Balboa, que fue el más listo de la clase, solo tuvo que empujarla.

A partir de ahí pudimos ver un Racing ligeramente más creativo con la pelota. Entraron en el 72´ Maynau y Benktib por Pablo Torre y Bustos y más tarde, en el 76´ Cejudo por Cedric.

Rozada modificaba ligeramente el esquema y retiraba un delantero para dar mas cerebro y por ende, protagonismo, al centro del campo. 

Benktib tiene salida, calidad y temple suficiente para ser indiscutible en la medular verdiblanca y Cejudo, aunque esté a punto de retirarse, siempre será Cejudo.

Los cambios funcionaron, el Racing tuvo más pelota, generó más fútbol de calidad y además algunas ocasiones de peligro. Un balón entre defensas que llegó a los pies de Balboa dejó entrever que el Uruguayo con muy poco, genera mucho.

Fueron pasando los minutos y con ello, creció la prisa de un Bilbao Athletic que veía que se le escapaba el partido. Los cachorros de Lezama aumentaron la presencia por el área de Crespo, consiguiendo incluso convertir una de sus jugadas, pero el línea levantó la bandera, era claro fuera de juego.

Una de las notas negativas fue Maynau, el lateral izquierdo se desfondó sin casi haber entrado al terreno de juego, demostrando que quizás aún era un poco pronto para darle minutos.

EN RESUMEN

El Racing suma sus primera victoria de la temporada ante un rival siempre duro en su estadio, como es el filial de Lezama. Relaja ver que la defensa se va asentado y Matic apunta a indiscutible, pero las dudas en cuanto al juego siguen ahí.  Preocupa que Rozada, teniendo en sus filas a futbolistas como Pablo Torre, Cejudo, Benktib y Martín Solar, decida dar más presencia al músculo que al cerebro, pues cuando más cerebro hubo sobre el césped, el gol y las buenas ocasiones no tardaron en llegar.

Real Racing Club: Iván Crespo; Ceballos, Óscar Gil, Matic, Jordi Figueras, Álvaro Bustos (Maynau, 72´); Nana, Villapalos, Pablo Torre (Benktib 72´); Cedric (Cejudo 79´) y Jon Ander (Balboa, 59´). 

Bilbao Athletic: Iru; Aitor Paredes, Luengo, Imanol, Núñez; Zárraga, Prados (Víctor 73´), Diarra (Serrano 63´), N. Williams; Juan Artola (Tascón 73´) y Urain. 
 

Comentarios