domingo 29/11/20
FÚTBOL

El Rayo Santa Cruz, un ejemplo en el fútbol de Cantabria

Campo y balón de fútbol |  Foto: Pixabay
Campo y balón de fútbol | Foto: Pixabay

El Rayo Santa Cruz es un ejemplo de hacer bien las cosas en el fútbol. Un club que empezó de la nada allá por el 2013. Ha sabido ganarse el respeto y el cariño por todo el balompié regional. Posiblemente sea uno de los clubes en nuestra comunidad autónoma que más está creciendo. El mérito de la entidad en cuanto a su progreso y alza deportivo es debido a una filosofía clara de querer ser el protagonista de la pelota.

En la próxima temporada el club rosa contará nuevamente con cuatro plantillas, las mismas que la temporada pasada, después de que en la fundación hace siete años tan solo comenzarán con dos equipos. En sus inicios el nombre era Rayo Camargo, que competía en el campo del Guarnizo. Sin embargo, ante la imposibilidad de poder tener horas en dicho recinto, tuvieron que trasladarse a las instalaciones de Soto la Marina, donde fueron muy bien acogidos en el 2015 por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana.

Uno de los secretos principales del club es que es una auténtica familia. Todo el mundo que pertenece a la entidad de una manera o de otra sabe perfectamente cuales son los objetivos. Hay dos personas que están al mando, tanto Raúl Azcona coordinador general y entrenador del equipo recién ascendido a la Preferente Regional, como Carlos Álvarez míster del filial y con funciones de directivo, hacen del Rayo Santa Cruz una entidad con mucho futuro.

De igual manera, la entidad rosita cuenta con un hombre de confianza plena en la parcela deportiva y que hace un gran trabajo, su nombre es Juanjo Santamaría aparte también es fotógrafo. Además, Kevin Ruiz como entrenador de porteros y Pablo Gómez de la clínica Avan, como fisioterapeuta, forman un equipo imprescindible para el buen funcionamiento.

En cuanto a los cuatro equipos que van a sacar a competir el Rayo Santa Cruz. El Juvenil entrenado por Dani Samos y Ramón Lozano continúan con el buen bloque conseguido el año pasado, esta temporada con mucho trabajo intentarán dar un pasito más e intentarán ascender a la Liga Nacional, un reto muy importante. Por otro lado, cuentan con un Regional b. un equipo que ya está asentado en los puestos nobles de la Segunda Regional a base de constancia y creencia en el trabajo. Carlos Álvarez está al mando de este proyecto que cada temporada que pasa ilusiona más, y ya son tres.

Uno de los méritos que tiene este joven club es la apuesta total que ha realizado por el fútbol femenino, consiguiendo hacer un equipo de chicas con mucha ilusión en la regional preferente. Pablo Azcona, Jairo Offroy y Carlota Anós en su segundo año de vida, han conservado una parte importante de la plantilla con la que quedó en mitad de tabla en su primer año de vida, y se ha reforzado con jugadoras jóvenes con proyección y otras con mucha experiencia en categorías superiores, con un claro objetivo de no renunciar a nada.

Por último, el equipo masculino de preferente, dirigido por Raúl Azcona y asistido por Adrián García y Jose Guardeño. Es un recién ascendido a la preferente el año pasado. Están formando un equipo muy competitivo y con mucho entusiasmo. Con varios refuerzos de la división de honor juvenil y un par de jugadores experimentados, buscará dar la nota discordante en la categoría y si es posible, colarse entre los mejores. Al fin y al cabo, han sabido ganarse el respeto a base del buen trabajo y la profesionalidad de todos los que pertenecen a esa gran familia llamada Rayo Santa Cruz. Cuando el trabajo está bien hecho, los resultados son casi siempre positivos. Humildad y competitividad son las señas claras de una entidad que tiene un futuro muy esperanzador.

Comentarios