Lunes 22.04.2019
EMPLEO

Cantabria lidera la caída del paro en España con un 5,89% menos de desempleados

La región registra en julio 2.479 personas menos respecto al mes anterior, situando el número de parados en 39.579.

Mientras el Gobierno y el PSOE ven un cambio de tendencia, la oposición, los sindicatos y la patronal advierten de la estacionalidad de los datos.

Cantabria lidera la caída del paro en España
Cantabria lidera la caída del paro en España

El número de parados registrados en las oficinas de empleo bajó en 2.479 personas en julio en Cantabria, lo que supone un -5,89% menos que en junio, el mayor descenso por comunidades y casi el triple de lo que cayó el desempleo de media en España (-2,2%).

Además, el paro se recortó en 3.036 personas en relación a julio de 2015, una bajada del -7,12%, en este caso inferior a la media que fue del -8,98%.

De este modo, Cantabria cuenta con 39.579 desempleados en julio, ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, cuyos datos revelan que Cantabria parece haber salido de la senda de crecimiento interanual del paro que siguió en los cuatro primeros meses del año y que ya se rompió en junio.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en julio hasta 3.683.061 personas, su menor nivel desde agosto de 2009, después de experimentar un descenso de 83.993 desempleados respecto al mes anterior (-2,2%), su mayor recorte en un mes de julio desde 1997.

En España, el número de parados registrados bajó en julio hasta 3.683.061 personas, su menor nivel desde agosto de 2009, después de experimentar un descenso de 83.993 desempleados

El paro logró bajar en mayo de los 4 millones de desempleados por primera vez desde agosto de 2010. Ahora, con el descenso logrado en julio, se sitúa en niveles de hace siete años.

En Cantabria, el paro se recortó en julio en todos los sectores encabezados por servicios con 1.859 desempleados menos, industria (-209), construcción (-204) y agricultura (-27), así como el colectivo sin empleo anterior, que se redujo en 180 personas.

Pese a ello, el sector servicios sigue aglutinando a casi siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 27.333 parados, seguido muy de lejos de la construcción (con 4.780 desempleados), la industria (3.375), el colectivo sin empleo anterior (3.484), y la agricultura (607).

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el séptimo mes del año eran mujeres, 20.534 frente a 19.045 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (36.995 respecto a 2.584 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (19.350 frente a 17.645 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.400 respecto a 1.184).

Extranjeros

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en julio en Cantabria 3.339 eran extranjeros, lo que supone 314 menos que en junio, un 8,6% de descenso, el mayor por comunidades y más del doble que la media, que bajó un -3,8%.

Además, si se compara con igual mes de 2015, el desempleo entre este colectivo se recortó en la región un 12,2% (9,9% en España), al contabilizarse 466 inmigrantes menos sin trabajo.

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.246, frente a 1.093 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (1.985), seguido de la construcción (474), la industria (148) y la agricultura (139). Además, 593 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

Contratos

El descenso mensual del paro en julio en Cantabria se acompañó del incremento de la contratación ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 24.140 contratos, 456 más que en junio, lo que se traduce en una subida del 1,9%, la cuarta más alta frente a una media nacional en la que los contratos cayeron un -5,4%.

Sin embargo, en términos interanuales, en Cantabria se rubricaron 922 contratos menos, lo que equivale a un descenso del -3,6%, cuando en España la contratación se incrementó un 1,1% en relación a julio de 2015.

De los 24.140 contratos rubricados en julio, el 5,3% fueron indefinidos (1.297) mientras que el resto, el 94,6% (22.843) tuvieron carácter temporal.

Así, los contratos indefinidos han caído un 9,7% en relación a junio (7,4% de media), con 140 menos pero han aumentado un 4,3% en términos interanuales (54 más), el menor incremento de las comunidades que crecieron tras el de País Vasco (0,08%) y frente a un crecimiento del 10,9% en el conjunto nacional.

Por su parte, los contratos temporales han crecido un 2,6% respecto a junio (la media ha caído un 5,2%), con 596 más, pero ha caído un 4,1% en relación con julio de 2015, con 976 contratos menos. En España se registró un ligero repunte del 0,42%.

"Lejos de cualquier triunfalismo y muy consciente de la influencia de la temporalidad de la campaña turística en estos resultados, es innegable que algo está cambiando en la región", asegura Revilla

Reacciones políticas

Los datos del paro han dejado reacciones para todos los gustos, aunque la mayoría en la misma línea que hace unos días, cuando se conocieron los datos de la EPA del segundo trimestre. Así, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha calificado como "esperanzador" el descenso, que ha calificado de "buen dato" que se suma a la "positiva evolución" del empleo durante el segundo trimestre del año, algo que evidencia a juicio del presidente que la Comunidad Autónoma "avanza hacia la recuperación con paso lento, pero firme".

"Lejos de cualquier triunfalismo y muy consciente de la influencia de la temporalidad de la campaña turística en estos resultados, es innegable que algo está cambiando en la región y que la creación de empleo no se ha limitado al sector servicios, sino que se ha extendido también al resto de la economía, especialmente la construcción y la industria", ha explicado en un comunicado.

Por su parte, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria, Juan José Sota, ha valorado que este dato es "esperanzador", y ha recordado que este descenso cercano al 6%, que "quintuplica" el registrado hace un año, y unido al repunte en la afiliación a la Seguridad Social, en 5.813 personas -un 2,81%, lo que "multiplica por seis" las altas anotadas a nivel nacional- lleva a concluir que Cantabria está "remontando una situación muy complicada", según ha asegurado Sota.

Cantabria está "remontando una situación muy complicada", según ha asegurado Sota

En una rueda de prensa convocada para valorar los datos del paro, el consejero del ramo ha admitido que aunque los del séptimo mes del año son "positivos", toda vez que el desempleo baja hasta tasas de hace seis años, queda aún un "camino por delante importante" para llegar a niveles de 2007, cuando había "casi pleno empleo", con índices cercanos al 4%. Sota ha resaltado el "esfuerzo" realizado por el PRC-PSOE y ha opinado que cuando se forme un nuevo Ejecutivo en España debería afrontar la reforma laboral, para generar más empleo y de mayor calidad.

El Grupo Parlamentario del PSOE ha considerado que los datos son "una buena noticia", ya que sitúan a la región como líder en el descenso del paro, y además ha enfatizado que son una "clara señal" de que las políticas puestas en marcha por el Gobierno PRC-PSOE son las "apropiadas para reactivar nuestra economía". Su portavoz, Silvia Abascal, ha destacado que, "en solo un año, el Gobierno ha conseguido que el desempleo haya caído a niveles de 2010, por debajo de los 40.000 afectados, antes de la llegada del PP".

"La recuperación de la economía regional tiene que pasar necesariamente por el crecimiento del sector industrial, con la consolidación de las actividades industriales maduras pero también con el desarrollo de nuevas actividades de mayor valor añadido para mercados de futuro, como por ejemplo las energías renovables, y en ello donde está centrando toda su acción el Gobierno de Cantabria", ha reivindicado la socialista.

La voz discordante la ha puesto el PP, cuyo portavoz parlamentario, Eduardo Van den Eynde, ha mostrado este martes su satisfacción "por todos y cada uno de los cántabros" que han encontrado un puesto de trabajo durante mes de julio, en el que la región lideró el descenso del paro en España. Pero ha avisado al respecto que las cifras de "un solo mes" no pueden hacer "perder la perspectiva de la endeble situación económica", y ha vaticinado que la habitual destrucción de empleo que se produce en otoño será "mucho más pronunciada" este año.

"Vemos un mercado de trabajo volátil y con poca consistencia, y mucho nos tememos que al final del verano la habitual destrucción de empleo que siempre se produce en el otoño, aquí será mucho más pronunciada", ha alertado Van den Eynde.

Sindicatos y patronal

 

El secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, se ha felicitado de que el mes de julio "haya confirmado la tendencia a la baja" del paro en la región de los últimos meses, incluso por encima de las demás comunidades autónomas, aunque ha matizado que, "una vez más", la calidad del empleo generado es "muy precaria", con casi un 95% de contratos temporales el mes pasado.

"Cantabria lidera el descenso mensual del paro nacional en el mes de julio y por primera vez desde 2010 tenemos menos de 40.000 desempleados en estas fechas, pero una vez más, este descenso responde a un empleo muy temporal y en su gran mayoría muy precario, que se ha hecho casi hegemónico desde la entrada en vigor de la última reforma laboral", ha agregado Carmona.

En similares términos se ha manifestado la secretaria de Empleo de CCOO Cantabria, Laura Lombilla, ha indicado que las "buenas" cifras del paro registradas en Cantabria se deben a la contratación en el sector servicios "propia" de la temporada estival y que "seguramente" se mantendrán durante los próximos dos meses, aunque no permiten hablar de recuperación hasta que este descenso del desempleo continúe durante los meses posteriores al verano, ha sostenido.

Por su parte, USO ha valorado positivamente las cifras de paro registrado en julio en Cantabria, pero ha expresado sus dudas de que ello signifique un cambio de tendencia.

"Las previsiones de estar ante una de las mejores épocas estivales, en términos de turismo, en nuestra región se han cumplido, y ha tenido reflejo en el fuerte tirón del empleo en el sector servicios", ha afirmado. No obstante, para USO persiste "un fuerte componente estacional" y en su opinión, todavía hay factores que ponen en duda la recuperación en sectores estratégicos como el industrial. También se ha referido al "declive sistemático del sector ganadero y agrícola, talón de Aquiles de la Cantabria rural, que traerá serias consecuencias en la fijación de su población presente y futura".

Visión similar es la de CEOE-Cepyme Cantabria. Su presidente, Lorenzo Vidal de la Peña, ha considerado que los datos del paro de julio en Cantabria son "buenos", siendo la región la que lidera el descenso a nivel nacional, pero ha advertido que "no dejan de ser puntuales" debido al "fuerte tirón" del turismo.

"Estamos viendo como el turismo está tirando muy fuerte, lo cual está requiriendo que haya contratos y de ahí que los datos sean tan positivos, sobre todo si los analizamos de forma comparativa, por lo que aparentan ser aún mejores", ha dicho Vidal de la Peña.

Comentarios