sábado 24/10/20
CORONAVIRUS

La consejera Sánchez pide consensos y unidad para “aplanar” la curva económica

La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, en el Parlamento de Cantabria
La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, en su comparecencia en comisión parlamentaria sobre Covid

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno regional, María Sánchez, ha apelado al consenso y unidad de la oposición para "aplanar" la curva económica al tiempo que la de contagios, y "optimizar" también pérdidas del bienestar social. Así lo ha expresado la titular del departamento este martes durante su comparecencia ante la comisión de seguimiento del Covid-19, en la que ha pedido a los grupos políticos "altura de miras" para entre todos superar esta "mayúscula adversidad" y "reconstruir un futuro económico para Cantabria y España".

Tras su intervención, representantes de PP, Cs y Vox se han comprometido a respaldar iniciativas del Ejecutivo PRC-PSOE, aunque han cuestionado la "rapidez y eficacia" de medidas puestas en marcha hasta ahora y han reclamado más información y transparencia. En caso contrario, volverán a solicitar su comparecencia en la Cámara, como ha advertido el Partido Popular, promotor de esta comisión.

Sánchez ha abogado por trabajar con herramientas como "el primer" Plan de Choque, pues "vendrán otros", ha avisado

Sánchez ha manifestado que la salida a la crisis dependerá de la evolución de la nueva enfermedad, por lo que ha pedido trabajo conjunto para "aplanar" ambas curvas a la vez, la económica y la de contagios, pues a su juicio la economía tiene que ir "en paralelo" a la salud y no "por delante". "Los ciudadanos esperan de nosotros que tengamos altura de miras, que seamos capaces de aparcar nuestras diferencias para reconstruir un futuro económico para Cantabria y para España", ha expresado la consejera, antes de insistir a los grupos de la oposición para que se pongan "del mismo lado" y "junto" al Ejecutivo para "afrontar la tempestad que ha desatado el huracán de esta pandemia", desde el punto de vista sanitario, social y económico.

PRESUPUESTOS “CADUCADO”

En la sesión de este martes, que como las anteriores ha comenzado con un minuto de silencio por las víctimas de la nueva enfermedad y un aplauso a quienes trabajan para combatirla, la responsable de Economía ha dado cuenta de las actuaciones del Gobierno PRC-PSOE para gestionar esta coyuntura desde el punto de vista económico, como el Plan de Choque, dotado con 308 millones de los que casi 52 son para el fondo sanitario del Covid, y presupuestario, ámbito en el que ha dado por "caducado" el presupuesto de 2020, que asciende a 2.886 millones. En este sentido, la consejera del ramo ha afirmado que el Gobierno regional hará uso de todas las modificaciones previstas en la ley de finanzas para cambiar las cuentas de este año, "el primer movimiento", ha dicho, "en la batalla contra la crisis económica".

Ha avanzado las primeras transferencias de crédito para dotar dicho fondo se llevarán a la próxima reunión semanal del Gobierno, que también hará un control "exhaustivo" de los gastos que se están generando para justificarlos ante España y Europa, y recurrirá al endeudamiento, dado que los recursos de la administración autonómica "son los que son", es decir, limitados. Y aunque ha aludido a pronósticos de diferentes organismos sobre la caída del PIB, ha precisado que cualquier previsión queda "desfasada" de un día para otro en un escenario tan cambiante.

Después de referirse a consecuencias como la "irremediable" pérdida de empleos -en Cantabria se han presentado más de 7.500 ERTE que afectan a unos 42.000 trabajadores-, Sánchez ha abogado por trabajar con herramientas como "el primer" Plan de Choque, pues "vendrán otros", ha avisado. Entre tanto, ha manifestado que Cantabria no ha "escatimado dinero" para cubrir las necesidades sanitarias, y ha detallado que desde que se declaró el estado de alarma el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha gastado 16 millones en material, farmacia hospitalaria y gastos corrientes. A este montante hay que sumar la nómina de abril, que ascenderá a 36,5 millones por el incremento de la contratación en 450 personas.

ECONOMÍA DE GUERRA

En términos generales, el estado de ejecución del presupuesto de gastos es del 29,61%, casi dos puntos más que el de ingresos (27,37%), lo que supone una diferencia de 53 millones que Sánchez ha achacado a la caída en la recaudación (61,5 millones de impuestos propios y aplazado el cobro de 40 millones más) y a desembolsos excepcionales no previstos.

La consejera, que ha defendido el "esfuerzo titánico" de su departamento para mantener liquidez en el mercado, ha asegurado que es "imposible" cuantificar el impacto económico en la cifra global del presupuesto a lo largo de todo el año, porque "no sabemos cuánto y cómo se va a prolongar la situación de confinamiento, con su posterior levantamiento gradual". Sí ha admitido que se ha "abandonado" la economía de planificación (déficit y regla de gasto) y que estamos en una "economía de guerra", como la ha denominado, en la que los objetivos de estabilidad presupuestaria y financiera quedan "en segundo plano", salvo mantener el periodo medio de pago a proveedores -24 días en marzo-, especialmente en el ámbito sanitario.

Al hilo, Sánchez ha apuntado que el mes pasado se abonaron en Cantabria operaciones no financieras por 241 millones, frente a los 160 millones de marzo, lo que supone 82 millones más (51,23%), mientras que las que no han tenido incidencia sobre el periodo medio de pago a proveedores han repuntado un 71,28%, hasta los 179 millones.

MEDIDAS CUESTIONADAS

Tras las exposiciones de la consejera, los grupos de la oposición han reclamado en sus respectivos turnos más datos, como la incidencia que el coronavirus va a tener en el presupuesto de Cantabria. Sánchez se ha comprometido a facilitar aquellas cifras que sea posible, pero ha reiterado que es "muy difícil" hacer una previsión de ingresos y gastos para todo el 2020 porque la situación actual es "variable".

El portavoz parlamentario del PP, Íñigo Fernández, ha insistido en una mayor transparencia, para lo que su partido reclamará por escrito la información pedida (como el dinero de más gastado hasta ahora por el Covid, la caída de ingresos prevista para este ejercicio o partidas que se pueden suprimir del presupuesto "cojo e irreal" aprobado para 2020). Y, en su defecto, solicitará una nueva comparecencia de la consejera "de aquí a tres días", ha advertido. El diputado 'popular', que ha trasladado el apoyo de su grupo a las medidas que se adopten en la región aunque sean "pobres e insuficientes", quiere conocer el "verdadero coste" del plan para combatir el Covid, y su repercusión en una presupuesto "cojo, irreal y engañoso", porque no ha ofrecido "ni un dato. Nada", ha denunciado.

Fernández ha pedido a la consejera que aproveche la actitud "favorable", de "colaboración" de la oposición, y así como la coyuntura económica, pues "nunca ningún Gobierno de Cantabria ha tenido tanto dinero para gastar como este año". El objetivo es que el plan de medidas no sea "una gota de agua en el desierto", sino que "se convierta en un chorro de agua".

El portavoz parlamentario de Cs, Félix Alvárez, que también ha considerado que los presupuestos de 2020 "difícilmente digeribles" se han vuelto "inútiles", ha trasladado el apoyo de su partido al PRC-PSOE, con "responsabilidad y lealtad", pero ha demandado a cambio "información veraz, diálogo sincero y reciprocidad". El diputado naranja ha reiterado que el plan de choque le parece "insuficiente" y "muy poco específico y ambicioso", y ha opinado igualmente que hay "indefinición" al tiempo que "falta información". Finalmente, el portavoz del grupo mixto-Vox, Cristóbal Palacio, ha cuestionado la "rapidez y eficacia" de las medidas previstas hasta ahora por un bipartito que lleva "cinco semanas de absoluto desgobierno".

Comentarios