Lunes 24.06.2019
sucesos

Investigan a una trabajadora de un asilo de Lugo por sustraer joyas a ancianas

Pulseras, cadenas, medallas, pendientes, colgantes y otros se incluyen entre lo denunciado por más de 15 afectados, de los cuales casi todos recuperaron los efectos.

La trabajadora habría sustraído joyas a ancianas de entre 85 y 100 años
La trabajadora habría sustraído joyas a ancianas de entre 85 y 100 años

La Policía Nacional de Lugo ha investigado a una mujer de 36 años por delitos de hurto cometidos en el asilo Religiosas Hermanitas de los Ancianos Desamparados en el que trabajaba por sustraer joyas a ancianas de entre 85 y 100 años.

Según ha informado la Policía Nacional de Lugo, a mediados del mes de agosto una mujer acudió a comisaría para denunciar en calidad de representante de su abuela, de 96 años, ingresada en el asilo Religiosas Hermanistas de los Ancianos Desamparados.

A mediados del mes de agosto una mujer acudió a comisaría para denunciar en calidad de representante de su abuela, de 96 años

La denunciante indicó que, al visitar a su abuela, vio que la anciana no llevaba puestas las joyas. Al preguntar a las monjas si sabían donde podían estar, le comentaron que hacía días que las echaban en falta y que no era la primera vez que sucedían estos hechos en otros ancianos.

Las pesquisas, relata la Policía, llevaron hasta una trabajadora del asilo que, en un corto periodo de tiempo, realizó hasta 21 transacciones de venta de joyas en el mismo establecimiento por valor de casi 5.000 euros. Según apuntan las mismas fuentes, la mujer aprovechaba por la noche cuando las ancianas dormían para hacerse con el botín.

Por ello, se ha contactado con los familiares de los ancianos a los que les faltaron joyas, para que puedan reconocer y testificar sobre los efectos recuperados.

Pulseras, cadenas, medallas, pendientes, colgantes y otros se incluyen entre lo denunciado por más de 15 afectados, de los cuales casi todos recuperaron los efectos.

RECONOCIÓ LOS HECHOS

La mujer de 36 años de edad, que trabajaba de cuidadora en el asilo desde octubre de 2016, reconoció haber sido ella la autora de los hurtos. A la chica no le constaban antecedentes penales.

De la investigación se hizo cargo el Grupo de robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial, que ha remitido las diligencias al juzgado de Instrucción de guardia número 3.