Sábado 22.09.2018
SANIDAD

Recetan homeopatía en Urgencias al hijo de un investigador del CSIC y la indignación estalla en las redes

Tratamiento homeopático recetado en la sanidad pública de Madrid. Foto: Twitter
Tratamiento homeopático recetado en la sanidad pública de Madrid. Foto: Twitter

Fiebre, dolor de garganta y una visibles placas. Ese era el estado en el que se encontraba un menor cuando fue llevado a Urgencias por su padre, Carlos Briones, investigador del Departamento de Evolución Molecular del Centro de Astrobiología del CSIC y divulgador científico. El caso no habría ido a más si no fuera porque el pediatra asignada al caso, que no era el médico habitual, recetó al niño un tratamiento homeopático, algo que la Consejería de Sanidad de Madrid ya está estudiando. Briones ha expuesto el caso en internet, convirtiéndose rápidamente en una publicación viral y un alegato en contra de este tipo de ‘medicamentos’.

Según cuenta el investigador del CSIC, acudió al servicio de urgencias de un centro de salud del noroeste de Madrid con su hijo de 11 años, que tenía más de 39 grados de fiebre y “placas claramente visibles en la garganta y un fuerte dolor al tragar”. Al examinarle el médico reconoce que “está caliente, pero es bueno que tenga fiebre para que lo saque todo”. “Así, como lo oís”, recalca Briones. A esta primer comentario se suma que, al examinarle, ni siquiera le mira la garganta “y no ve las placas”, muy visibles en las imágenes que publica en el hilo de Twitter.

Según el relato publicado por el científico, el primer diagnóstico es que puede ser algo vírico. “Puede-ser-vírico. Creo que en primero de Medicina se estudia un caso tan claro como este de infección bacteriana. ¿Pero qué médica es ésta?”, se pregunta visiblemente indignado Briones. Ahora bien, la mayor sorpresa llega con el tratamiento: “Para que el niño se encuentre mejor, puede chupar de vez en cuando una pastilla de Homeogene”. Es decir, homeopatía utilizada para los dolores de garganta. El pediatra incluso abre la posibilidad de que se tome “hasta cinco al día”.

Tras vivir esta situación Briones llevó a su hijo a otro médico que, “tras explorarle, le diagnostica una infección bacteriana severa y le pauta el antibiótico Penilevel: 500 mg dos veces al día, durante 10 días. Homeopatía, vaya. Y antitérmicos, claro”.

Comentarios