martes 19.11.2019
SANIDAD

Retirado del mercado el anticonceptivo permanente Essure de los laboratorios Bayer

Las mujeres que estuvieran a la espera de una implantación por este método de esterilización definitivo, deberán valorar con su médico la situación

El anticonceptivo permanente Essure ha sido retirado del mercado (Foto: Facua)
El anticonceptivo permanente Essure ha sido retirado del mercado (Foto: Facua)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha ordenado la retirada del mercado del anticonceptivo Essure, después de que la compañía fabricante, Bayer, les notificase la suspensión temporal del certificado CE del producto.

Dicha suspensión tiene efectos desde el 3 de agosto de 2017 y por un periodo de 90 días hasta el 2 de noviembre de 2017.

Essure es un sistema anticonceptivo permanente, diseñado para utilizarse como microinserto de oclusión de las trompas de Falopio y que actúa de manera mecánica provocando una reacción de cuerpo extraño que produce la oclusión de la trompa.

Las pacientes que experimenten alguna sintomatología deben consultar con su médico

Al no disponer de un certificado de marcado CE en vigor, la AEMPS ha requerido a la empresa distribuidora en nuestro país que cese la comercialización del producto y proceda a su retirada del mercado. Igualmente, como medida de precaución, los centros y profesionales sanitarios que dispongan del producto deben cesar en su utilización.

Como informa la AEMPS a través de un comunicado, las mujeres que estuvieran a la espera de una implantación por este método de esterilización definitivo, deberán valorar con su médico los métodos de contracepción disponibles más adecuados y sus eventuales efectos indeseables.

Según la Agencia Española de Medicamentos, los datos procedentes del estudio epidemiológico francés del 19 de abril de 2017, en el que se ha tenido en cuenta los datos de la literatura, del seguimiento y los resultados de un estudio epidemiológico sobre más de 100.000 mujeres, no cuestionan la relación beneficio/riesgo del implante, por lo que no procede aconsejar la retirada del dispositivo ni modificar las pautas de seguimiento de las personas portadoras.

Por su parte, las pacientes que experimenten alguna sintomatología deben consultar con su médico