sábado 11.07.2020
LABORAL

Denuncian que ADIF ha despedido a cinco vigilantes de seguridad durante el estado de alarma pese a estar prohibido

Estación de tren de Santander
Estación de tren de Santander

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en Cantabria ha denunciado el despido de cinco vigilantes de seguridad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) durante el estado de alarma por la COVID-19, pese a la prohibición de despido en este periodo por parte del Gobierno de España. En nota de prensa, la organización señala que ADIF, empresa dependiente del Ministerio de Fomento y responsable de la gestión de los servicios de seguridad privada en las instalaciones ferroviarias de Cantabria, ha decido estos cinco despidos a partir de este mes de junio "para ahorrar costes y reducir las horas de vigilancia" en estaciones como las de Santander o el control de las propias vías en la comunidad autónoma.

El sindicato critica que, a pesar de que en este periodo "no se podía despedir a ningún trabajador", el Gobierno central, con el "silencio cómplice" del de Cantabria, "se salta a la torera" la normas que pone al resto de empresas. La Federación de Construcción y Servicios de CCOO no entiende que, en pleno estado de alarma, el Ministerio de Fomento "quiera hacer caja" a costa de reducir la contratación de un servicio esencial que ha sido fijado por el propio Gobierno de España y que "tanto puede afectar" a la seguridad de los pasajeros y ciudadanos de Cantabria.

Para CCOO, es "insultante" que se aplique una reducción del personal de seguridad cuando en estos momentos se hace "más necesaria que nunca"

Además, gracias a la "complacencia institucional" del PRC y el PSOE con el gobierno estatal, la comunidad autónoma "sale muy perjudicada", a su juicio, con respecto a nuestras comunidades vecinas, dado que esta reducción "se practica en varias provincias, pero Cantabria se lleva porcentualmente la mayor de todas ellas", señala.

Para CCOO, es "insultante" que se aplique una reducción del personal de seguridad cuando en estos momentos se hace "más necesaria que nunca" su presencia en las estaciones, apeaderos y trenes porque es "el máximo responsable" dentro de las infraestructuras de ADIF de que se cumplan las medidas de protección frente al COVID-19 fijadas en el transporte público por el propio Gobierno central.

"Esta reducción supone literalmente que durante el día no exista personal de seguridad privada en las estaciones y trenes de la comunidad dependientes de ADIF", asegura el sindicato. Por ello, pide a la Delegación de Gobierno en Cantabria y a la propia Unidad de Seguridad Privada de la Policía Nacional, con "competencias" para impedir que se lleve a cabo esta reducción, que actúen de inmediato para evitar "esta irresponsable decisión" de ADIF, que va a afectar "gravemente" a la seguridad de los cántabros a la hora de utilizar un servicio esencial en el transporte público de la ciudadanía.

Comentarios