jueves 23.01.2020
LABORAL

Ferroatlántica de Boo aplicará un ERTE de inmediato que afectará inicialmente a 70 trabajadores, la mitad de la plantilla

Factoría de Ferroatlántica en Boo
Factoría de Ferroatlántica en Boo

Ferroatlántica de Boo aplicará de inmediato un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) que afectará inicialmente a unos 70 trabajadores, la mitad de la plantilla de la fábrica, motivado por el encarecimiento de la energía en 2020, ha asegurado la Dirección. En un comunicado, el director de la factoría, Alberto Fuentes, ha señalado que, si la situación "ya era complicada hace meses", cuando se empezó a negociar la regulación temporal de empleo, ahora la subasta de interrumpibilidad recién publicada en el Boletín Oficial del Estado "lo pone imposible" porque "así no podemos competir con las fábricas del resto de Europa", ha asegurado. Fuentes ha informado al Gobierno de Cantabria de la situación y espera que "esto se pueda afrontar rápidamente con el apoyo de todos, tanto las administraciones locales y regionales, como los propios sindicatos". Y ha asegurado que "las fábricas no van a sobrevivir con estos costes eléctricos, y en Boo todo este empeoramiento de expectativas nos aboca a un ERTE y sobre todo genera incertidumbre acerca de lo que vendrá después, si no se aplica una política energética coordinada con la política industrial".

El director de la fábrica carga contra el Gobierno español en funciones: "Hay una discriminación injustificable entre unos sectores y otros"

Con la medida del Gobierno español en funciones, que reduce en un 60% el servicio de interrumpibilidad (por el cual las industrias se desconectan instantáneamente de la red eléctrica en caso de necesidad y único mecanismo regulado por el cual se suavizaba el coste eléctrico de las industrias más consumidoras), la factura eléctrica de las empresas electrointensivas se incrementará significativamente y pone en riesgo la viabilidad de la actividad, ha asegurado el director de la fábrica. Fuentes ha manifestado que este hecho ha motivado la protesta de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE), ya que el Gobierno en funciones ha aprobado por Real Decreto Ley un sistema para garantizar una rentabilidad a los inversores en energías renovables, "pero no ha cumplido su compromiso de aprobar el Estatuto de Consumidores Electrointensivos para afrontar este problema". "Hay una discriminación injustificable entre unos sectores y otros", ha asegurado Fuentes.

 

La Dirección asegura que el coste eléctrico para la industria de las ferroaleaciones ya es el 40% de sus costes totales, con un diferencial de entre 20 y 25 euros por megavatio-hora en relación con sus competidores europeos que tienen electricidad más barata, como Francia, Alemania o Noruega, Estados donde existen varios mecanismos de compensación del precio de la energía para la industria electrointensiva, ha explicado. "Con este nuevo recorte del Gobierno se pone en riesgo la viabilidad de toda la industria electrointensiva en España, especialmente a la metalúrgica y siderometalúrgica", ha enfatizado el director de Ferroatlántica de Boo. "Estábamos negociando un ERTE para poder afrontar el enfriamiento de nuestros mercados pero esta decisión del Gobierno en funciones nos pone ante un escenario imposible: o competimos con los mismos costes eléctricos que el resto de Europa, o será que España no apuesta por la industria ni por mantener puestos de trabajo de calidad", ha manifestado. "Nuestros precios de materia prima y de producto final los marca el mercado internacional. Tenemos la máxima eficiencia en el uso de la energía, estamos ya en nuestro techo de ahorro energético. Ya no hay más factores que puedan contrarrestar el coste eléctrico: o el suministro se pone en precio de viabilidad, o se está fomentando de manera muy irresponsable a la competencia exterior y, desde luego, la deslocalización de actividades de las que viven comarcas enteras", ha denunciado.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad