jueves 6/8/20
EMPLEO

El paro sube en 1.769 personas en marzo en Cantabria, contabilizando 40.642 personas sin empleo en el tercer mes del año

El sector servicios es el que más paro ha registrado en marzo
El sector servicios es el que más paro ha registrado en marzo

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria subió en 1.769 personas en marzo, lo que supone un 4,5% más que en febrero, y es el menor incremento registrado por todas las comunidades autónomas, donde de media el desempleo se disparó un 9,3%, su mayor repunte en cualquier mes de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este jueves.

En comparación con marzo de 2019, el paro aumentó en Cantabria un 5,01%, también por debajo de la media (9%), correspondiente a 1.938 desempleados más que entonces. De este modo, Cantabria cuenta con 40.642 personas sin empleo en el tercer mes del año.

Trabajo ha señalado que el Covid-19 ha cambiado la tendencia de la evolución del paro con la que se había iniciado marzo

En España, el volumen total de parados alcanzó así al finalizar marzo la cifra de 3.548.312 desempleados, la más alta del registro desde abril de 2017. Trabajo ha señalado que el Covid-19 ha cambiado la tendencia de la evolución del paro con la que se había iniciado marzo, ya que en los doce primeros días del mes el paro sólo subía en 2.857 personas.

En Cantabria, en marzo, el paro aumentó en todos los sectores salvo la agricultura, donde descendió en 20 personas. El principal incremento correspondió a los servicios, con 1.251 nuevos desempleados, seguido de la construcción (393), la industria (132) y el colectivo sin empleo anterior (13). De este modo, el sector servicios sigue aglutinando a más de siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 30.562 desempleados, seguido de la industria (con 3.256 parados), la construcción (3.256), el colectivo sin empleo anterior (2.910), y la agricultura (686).

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el tercer mes del año eran mujeres, 22.573, frente a 18.069 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (37.587, respecto a 3.055 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (21.128 frente a 16.459 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.610 respecto a 1.445).

El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha lamentado el "efecto perverso" que la pandemia de coronavirus está teniendo sobre el mercado laboral debido a la caída de la actividad económica y que ha dado lugar a "una situación nunca vista" en esta comunidad.

A preguntas de la prensa sobre los datos del paro que se han conocido hoy, el vicepresidente los ha calificado de "preocupantes", apuntando que la crisis sanitaria ha tenido un efecto negativo sobre el comportamiento del paro en todo el país, aunque, según Zuloaga, Cantabria es la comunidad autónoma "en que menos ha subido el paro" y ello no supone tampoco "ningún consuelo". Además, ha destacado que hoy, en comparación con marzo de 2019, alrededor de 600 cántabros más tienen un contrato de trabajo.

SINDICATOS

Tras conocerse los datos, Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha lamentado el exponencial pero a la vez previsible incremento del desempleo en el mes de marzo. El sindicato ha reiterado la necesidad de que la región cuente con un plan regional propio para combatir la situación y fijar la prioridad en la protección de la clase trabajadora y de los colectivos más vulnerables. El sindicato señala que uno de los principales objetivos debe ser, si pensamos en la recuperación posterior, el mantenimiento del empleo.

Para Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, "sabíamos que la situación iba a ser extrema y que el crecimiento del desempleo este mes iba a ser exponencial pero no podemos olvidar que la situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo con la crisis del COVID-19 también es excepcional y que la actividad económica de la región está prácticamente paralizada".

Por su parte, el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, puntualizó hoy jueves que “cualquier análisis sobre las estadísticas del desempleo del pasado mes de marzo debe hacerse con cautela por el impacto brutal de la pandemia del Covid-19 en la finalización de contratos temporales y despidos, ya que no se incluyen a los afectados por los ERTE derivados de la pandemia, aunque la región registra el mayor incremento del paro desde que en 1996 se facilitan estadísticas oficiales”. Ibáñez agregó que “incluso el aumento del paro es más moderado que lo que se podía suponer, y más, por el parón económico que ha provocado el coronavirus, aunque es previsible que sea mucho mayor en próximas fechas”.

El sindicato USO ha opinado que la "pésima cifra" del paro en Cantabria en marzo "no refleja ni por aproximación el descalabro del empleo" en ese mes por las medidas de contención contra el coronavirus. En un comunicado, ha señalado que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se encuentra en estos momentos "desbordado" por la "catarata" de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) que se han venido produciendo en estas semanas y considera que "la gran mayoría de los afectados por esta crisis no figuran en la estadística" y lo que, según ha advertido, "es peor": "muchos no recibirán prestación en abril".

EXTRANJEROS 

De los 13.645 contratos rubricados en marzo, el 10,5% fueron indefinidos

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en marzo en Cantabria 4.139 eran extranjeros, 219 más que en febrero, un repunte del 5,6%, inferior al medio del 8,5%. En comparación con igual mes de 2019, el desempleo entre este colectivo creció en 395 personas, un 10,5%, en este caso en línea con el conjunto del país (10,15%).

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.887 frente a 1.252 que proceden de estados europeos. Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.745), seguido de la construcción (372), la industria (170) y la agricultura (150). Además, 702 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

CONTRATOS 

El incremento del paro en marzo se vio acompañado de un retroceso de la contratación del 17,6%, ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 13.645 contratos, lo que supone 2.919 menos que en febrero. En España, la contratación descendió más en términos mensuales, un 21,21%.

Sin embargo, Cantabria sí superó a la media en el desplome de contratos en términos interanuales con una caída del 30,5%, frente al 26,5% en España, correspondiente a 6.003 contratos menos. De los 13.645 contratos rubricados en marzo, el 10,5% fueron indefinidos (1.433) mientras que el resto, 12.212 (89,5%), tenían carácter temporal.

La contratación indefinida bajó un 4,4% en Cantabria en términos mensuales, con 66 contratos menos, lo que supone el menor retroceso tras Navarra (-2,5%) y frente a una media que cayó un 18,4%. En comparación con marzo de 2019, Cantabria fue la única comunidad autónoma donde aumentó la contratación indefinida, un 4,75%, con 65 contratos más, cuando en España se desplomó un -19,15%.

La subida del desempleo en marzo en España es la más alta registrada nunca en la serie histórica

Por su parte, los contratos temporales se redujeron un 18,9% en marzo en Cantabria, con 2.853 menos, un retroceso inferior al medio (-21,5%), si bien en el interanual la bajada de Cantabria (-33,2%, 6.068 contratos menos) fue superior a la del conjunto del estado (-27,4%).

DATOS NACIONALES

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se disparó en 302.365 desempleados en marzo (9,3%). La subida del desempleo en marzo es la más alta registrada nunca en la serie histórica. Supera en más de 100.000 personas el que hasta ahora era el mayor repunte: el de enero de 2009, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en ese mes en casi 200.000 personas.

El dato de paro de marzo no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados. Marzo suele ser un mes de descenso del desempleo. En toda la serie, iniciada en 1996, sólo se han registrado aumentos del paro en los marzos del periodo 2009-2012, en plena crisis económica, y ahora, en marzo de 2020, por la crisis sanitaria.

En términos desestacionalizados, el paro subió en marzo en 311.037 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 293.228 personas (9%). En cuanto a la contratación, en marzo se realizaron 1.256.510 contratos, un 26,5% menos que en el mismo mes de 2019, de los que 145.393 fueron contratos indefinidos.

Comentarios