Domingo 16.06.2019
SUCESOS

Continúa la búsqueda del arma empleada por el fugitivo de Turieno

Detención de Luciano José Simón Gómez
Detención de Luciano José Simón Gómez

La Guardia Civil de Cantabria continúa buscando el arma utilizada por Luciano José Simón Gómez, el hombre que el martes se atrincheró en su casa de Turieno (Camaleño) y huyó tras herir a un agente en un tiroteo.

El fugitivo disparó con un arma larga -tipo escopeta- que no llevaba encima cuando fue detenido la madrugada del jueves ni tampoco se encontró en su domicilio, donde fue arrestado. Dijo que la había "escondido en el monte" donde se ocultó hasta que fue arrestado.

La escopeta se está buscando desde ayer por la zona donde ocurrieron los hechos, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, sin que haya trascendido si el acusado ha dado más detalles del lugar donde la habría ocultado.

Luciano José permanece todavía a estas horas en dependencias de la Guardia Civil de San Vicente de la Barquera y podría pasar a disposición del juzgado esta tarde, según las mismas fuentes.

El fugitivo fue arrestado "agotado" y "aturdido" por efectivos de este Cuerpo pasadas las doce y media de la noche del jueves, cuando regresaba, desarmado, a su vivienda, supuestamente a buscar ropa o comida, tras permanecer escondido durante horas en montes cercanos a la localidad de Camaleño.

Descendió por la zona comprendida entre Viorna y Arabedes, y cayó en la emboscada que le habían preparado en el entorno del domicilio los agentes, después de "relajar" y "mitigar" el amplio dispositivo desplegado, en el que participaban, por tierra y aire, más de un centenar de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El fugitivo, con amplio historial policial y considerado "extremadamente peligroso", fue arrestado tras permanecer más de 20 horas fugado, y cerca de doce atrincherado en la vivienda.

Luciano José Simón aseguró a los agentes que le detuvieron que el arma que utilizó la noche que permaneció en su casa atrincherado y disparando contra la Guardia Civil había sido escondida “en el monte" donde se ocultó.

La Benemérita sospecha que el fugitivo aprovechó para escapar de la casa (aislada y rodeada por el cordón policial) la confusión que se originó cuando los agentes estaban sacando del lugar a su compañero herido, evacuado a una clínica de Santa Cruz de Bezana, donde fue operado y se recupera favorablemente.

Así, creen que el fugitivo subió a la parte superior de su domicilio y se deslizó por una ventana que da a la parte trasera del inmueble, en la que existe una zona amplia de jardín por la que se accede a un bosque.

Comentarios