martes 16.07.2019
TRIBUNALES

La Fiscalía abre una investigación contra Castro Verde por posibles delitos en la renovación del servicio de basuras y limpieza viaria

Ayuntamiento de Castro Urdiales
Ayuntamiento de Castro Urdiales

La Fiscalía ha abierto una investigación contra el Ayuntamiento de Castro Urdiales y el equipo de Gobierno de Castro Verde por supuestos delitos contra la Administración pública, según ha anunciado el candidato de OlaCantabria a la Alcaldía, Javier Arcocha, quien ha recordado que solicitó a la Fiscalía que investigara la renovación de inversiones del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos y la limpieza viaria.

“La renovación aprobada en el pleno el 11 de octubre del 2018 puede ser fraudulenta al realizarse sin el informe favorable del interventor sobre el gasto de 3.287.493 euros impuestos incluidos”, señalan desde OlaCantabria en Castro Urdiales. Además, Arcocha ha incidido en que “el  equipo de Gobierno de Castro Verde concede esa responsabilidad al técnico de medio ambiente, quien realiza un informe favorable sin ser sus competencias ni estar cualificado para ello”.

“Estos delitos tipificados en el código penal hacen referencia a una posible prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos, cohecho, malversación de caudales públicos y fraude”, ha explicado el candidato. Por otro lado, reclama a la Fiscalía que investigue el presupuesto aprobado en el Pleno, ya que en su opinión “existen indicios de que estén bastante inflados los precios, como así lo demuestra la documentación presentada a la Fiscalía”.

El cabeza de lista de OlaCantabria asegura que “tiene muy claro que se van a auditar todas y cada una de las  licitaciones que se han realizado, ya que en días pasados se ha vuelto a aprobar en pleno una adjudicación sin el informe previo del interventor por un importe de casi 10 millones de euros más impuestos”. OlaCantabria recuerda que hace dos meses y medio que su candidato a la Alcaldía presentó en la Fiscalía una denuncia por supuestos delitos de prevaricación y tráfico de influencias en el convenio del teatro Ágora.

Comentarios