miércoles 18.09.2019
POLÍTICA

“Antes de que termine la legislatura el PGOU debe estar aprobado. Sin él retrocedemos 30 años, y con eso está todo dicho”

La alcaldesa de Camargo aborda los principales retos del municipio, los proyectos más importantes, como la cubrición de las vías, y la problemática con la policía local.
Esther Bolado en su despacho
Esther Bolado en su despacho

Esther Bolado (Escobedo, 1974) afronta su segunda legislatura como alcaldesa de Camargo. Cuatro años en los que volverá a gobernar en coalición con el PRC y que, como ella misma confiesa, espera que sean más tranquilos que los cuatro últimos. Los números, desde luego, se lo permiten. Pero los retos siguen estando presentes. El soterramiento de las vías que dividen el municipio en dos es el principal proyecto, pero ante todo se marca como prioridad la aprobación definitiva del PGOU. Distendida y cercana, la alcaldesa no elude hablar de ningún tema, tampoco de la problemática surgida en la policía local, y no duda en mostrar su deseo de que haya gobierno en España en septiembre por los beneficios que eso llevaría al municipio.

Repite en la Alcaldía con el mismo socio de gobierno, pero en esta ocasión sin otras formaciones. ¿Permitirá esto una legislatura más tranquila?

Lo primero es agradecer el resultado de los vecinos que apostaron por el PSOE y por mí, que encabezaba esa lista. Sin ellos no estaría aquí, así que estoy eternamente agradecida. La relación con el PRC siempre ha sido muy buena, y era natural que el pacto volviera a repetirse en caso de que los números nos diesen. La relación con la oposición es lo que he estado reivindicando durante cuatro años. Esto es lo normal en la democracia, que se respete. Que cada uno diga y defienda lo que quiera en los plenos, pero con respeto. Yo creo que esto es lo normal, y lo normal nunca hay que aplaudirlo. Hay que ser agradecido de que así sea, pero lo que no podía ser es la crispación y las faltas de respeto que hubo en la anterior legislatura y que es algo que me he hartado de decir. Creo, y no quiero, que no se vuelva a repetir. Por encima de cualquier ideología estamos las personas y eso hay que respetarlo.

De hecho, los presupuestos están prorrogados de 2018. ¿En qué medida afecta a la gestión del Ayuntamiento y del municipio?

Tener un presupuesto prorrogado nunca es bueno, te ata en muchísimas cosas. Ya de por sí un presupuesto bien hecho requiere modificaciones durante el año porque siempre surgen emergencias. Los presupuestos son dinámicos, son vivos, y con uno prorrogado nos encontramos con muchísimas pegas. Los contratos se incrementan, no hay partidas para hacerlo, hay que dotar partidas de personal con incrementos de sueldo que tampoco estaban contempladas, … El día a día nos lo paraliza un poco, y por eso durante este año tendremos que hacer varias modificaciones de crédito para quitar de partidas que no son necesarias y dotar a otras que sí lo son. Es algo natural. 

Lo que se ha producido en el último pleno, la aprobación de esa modificación de crédito, nos va a permitir de aquí a diciembre cumplir compromisos que teníamos con los vecinos. La otra parte, el remanente, era lo que llevábamos en el último pleno de la anterior legislatura, que no tuvimos los apoyos suficientes para sacarlo adelante, más la dotación para la nueva biblioteca y una reforma en la parte de abajo del Ayuntamiento. Eran importantes estas obras, sobre todo la compra del terreno para el Parque de Revilla, que es el único pueblo que no tiene un parque público y que demandaban los vecinos legislatura tras legislatura, y la carretera de El Pendo. Es una apuesta de este equipo de Gobierno desde 2015 de promocionar su patrimonio, y esta cueva Patrimonio de la Humanidad debe ser el timón de nuestra apuesta cultural, de ofrecer turismo de calidad a través del patrimonio. También iba incluido el Archivo Municipal, porque un municipio con 31.000 habitantes es imprescindible que lo tenga.

Ahora que tienen mayoría absoluta, lo lógico es que las cuentas estén aprobadas a comienzo de cada año. ¿Qué partidas van a priorizar?

Ahora tenemos estabilidad, y los números nos dan para sacar el presupuesto. La idea es empezar a prepararlo en septiembre para que el 1 de enero estemos ya funcionando con él, no esperar hasta esa fecha para aprobarlo. Creo que tenemos que mantener la línea que hemos seguido en estos cuatro años. Vamos a ampliar las ayudas para estudio en Bachiller y Formación Profesional, cuyos estudiantes no tienen ninguna ayuda municipal. También contempla la apuesta por el deporte y el turismo de calidad a través de nuestro patrimonio, y este año también daremos especial relevancia al 30 aniversario de La Vidriera. Creo que 30 años de historia siendo pioneros en Cantabria y muchos lugares de España se merece un homenaje. Además, el centro cultural va a sufrir una remodelación.

Además, tenemos los casi 10,5 millones de euros de remanente para hacer inversiones y ejecutar proyectos como el cubrimiento de las vías, que puede transformar el casco urbano y nos da solución a uno de los grandes problemas que tenemos: el aparcamiento. 

Hablando del proyecto de cubrimiento de las vías, su coste se conocía el pasado viernes 9 de agosto. ¿Se podrá ver el proyecto terminado en estos cuatro años?

Nuestro objetivo es que, antes de que termine la legislatura, esté comenzada la obra. Esa es la prioridad y por lo que queremos intentar dar los pasos necesarios y bajar las veces que sean necesarias a Madrid para que así sea. La intención es que ya en la próxima legislatura sea una realidad. No es una obra de grandes dimensiones para un ministerio como Fomento, es asequible económicamente y no atañe grandes dificultades comparado con otros soterramientos como el de Santander o el de Torrelavega. Estamos reivindicando algo que es justo para Camargo, ya que estamos dividido no por una vía, sino por dos.

Además, se están dando los pasos para la duplicación de la vía entre el municipio y Santander. ¿Los vecinos verán mejorado su día a día en lo que a movilidad y trabajo se refiere?

Realmente en lo único que les puede afectar es por la frecuencia de los trenes que se pueden cruzar. La duplicación va a ir por el mismo sitio, no se va a trasladar en el tramo de Camargo. Lo único en lo que puede afectar es en ruidos, y es algo que tenemos que tratar con cuidado. De hecho, han planteado una serie de pantallas en toda la zona urbana para minimizar esos ruidos.

¿Qué retos se plantea en esta legislatura?

El primero es sacar adelante el PGOU. El objetivo es que antes de que termine la legislatura esté aprobado definitivamente, porque sin tenerlo no podemos crecer. Nos hemos quedado sin suelo industrial cuando sabemos que hay varias empresas potentes que quieren instalarse en Camargo por su situación estratégica, y eso va a generar empleo. Tampoco podemos crear viviendas en régimen social en alquiler o compra para los más jóvenes, que quieren iniciar una vida y desgraciadamente no pueden por los salarios que tienen hoy en día. Sin el PGOU volvemos a 1988. Es retroceder 30 años, y con eso está todo dicho.

Menciona el empleo. Camargo lleva varios meses consiguiendo reducir el empleo, con el problema además de que Santander no se lleve a sus trabajadores. ¿Cómo se está logrando?

Nos está dando muy buenos resultados el trabajo conjunto con el Gobierno de Cantabria. Los talleres de empleo están dando datos de que, en algunos casos, más del 65% de las personas que participan acceden a un puesto de trabajo al que, por diferentes motivos, antes no podían al no tener formación. En el caso de las lanzaderas de empleo la cifra es del 80%. También estamos intentando facilitar a las empresas que quieren instalarse en Camargo todos los trámites que lleva la administración, para que sean más cortos y siempre sin incurrir en ninguna ilegalidad.

Hace más o menos un mes el Ayuntamiento recibía la concesión para utilizar los edificios de la antigua Recuperaciones Submarinas. ¿Puede adelantarnos cuál es el uso que se les va a dar?

Ese proyecto va en dos partes. Primero vamos a pedir la zona de las naves, que ya está descontaminada, y luego todos los frontales, que son 20.000 metros cuadrados. Esa zona va a ser una dotación deportiva, sobre todo la zona de las naves y las oficinas. La idea es hacer un albergue juvenil y deportivo al que se pueden dar muchos usos. Ya el entorno tiene esa zona deportiva de remo, y el proyecto es continuar con ese uso. Y toda la zona frontal se destinará al ocio de todos los vecinos. Todo forma parte de la apuesta por fomentar el deporte.

El nuevo centro comercial Bahía Real será una realidad de aquí a un año. Creará muchos empleos, pero ¿cómo puede afectar al comercio local del municipio?

Soy de las está convencida de que va a hacer es que venga más gente a Maliaño y a Camargo en general. Que venga más gente de fuera va a beneficiar a la hostelería y el pequeño comercio, aunque no sea en gran volumen. Los estudios de afluencia de gente para invertir 35 millones de euros en Camargo superan bastante los de Valle Real y El Corte Inglés. Todo lo que sea atraer gente creo que es bueno, porque mucha o poca cantidad, siempre hay alguien que se va acercar a tomar un café o comprar algo.

Está habiendo muchas críticas de la oposición acerca de la seguridad en el municipio y la falta de efectivos de Policía Local. ¿Cuál es la situación real?

La policía local tiene un problema, pero no solo en Camargo. El 95% de las policías de España no cumplen con el ratio, entre otras cosas porque hasta ahora no nos han dejado aumentar el gasto corriente. La Ley de Presupuestos nos lo ha impedido. Esperemos que el nuevo Gobierno que espero haya en septiembre permita a los ayuntamientos que cumplimos con la Ley de Estabilidad Presupuestaria poder aumentar el gasto corriente y podamos contratar.

Pero aparte de esto se han dado varias circunstancias. Primero, la policía de Camargo es de las que se han quedado más atrás en materia de salarios. Además, se nos han jubilado siete agentes al mismo tiempo. Y en tercer lugar, una reivindicación propia de ellos con la que no estoy de acuerdo, en la que a base de coger bajas intentan presionar al equipo de Gobierno para lograr una subida de salario. Pero es que esto no es una decisión política, ni que la alcaldesa no quiera subir el sueldo. La Ley de Presupuestos dice que no se puede subir la masa salarial de los trabajadores a no ser que sea por sentencia judicial o motivada por algo que no forme parte de sus funciones de trabajo. Y hemos visto que todas las actuaciones que hace la policía están dentro de sus funciones.

Ante esta situación, lo primero que ha hecho el equipo de Gobierno es una relación de puestos de trabajo, porque la que tenemos es vieja, y a partir de ahí hacer una valoración sobre lo que se puede incrementar la nómina de todos los trabajadores, no solo para la policía, porque entendemos que esto afecta a todos los empleados. No puedo hacer nada solo por la policía, cuando además siempre se les ha tratado de una forma especial. Hasta junio se les ha dado 150.000 euros en horas. No soy de las que comparte que tienen que ganar más salario incrementando las horas extra, pero la policía y los bomberos, por su profesión, siempre van a tener que meter horas extra. Lo que no voy a compartir nunca es que las bajas en bloque de 11, 15 o 23 agentes sean de noche, fines de semana o durante las fiestas locales y Navidad. Eso no se puede permitir, y me estoy planteando ponerlo en manos de la Fiscalía si se vuelve a repetir.

La situación saltó en Navidad. ¿Desde entonces no ha habido problemas hasta las últimas fiestas?

Es que desde Navidad hasta el mes de mayo no tuvimos fiestas. Durante la campaña electoral también presionaron volviendo a coger bajas los fines de semana y por las noches, por lo que tuvimos que agarrarnos a lo que nos recomendó la Delegación del Gobierno en su momento. Para mí es mucho más fácil derivar las llamadas a la Guardia Civil, pero si hay una emergencia y un vecino acude a la comisaría no hay nadie. Con el informe favorable del secretario del Ayuntamiento, se optó por contratar seguridad privada para que haya una persona allí, que no estoy de acuerdo en hacerlo, pero no quedó otra solución.

Lo que hemos hecho ahora, viendo que se repetía durante todo el verano como forma de presión, es cambiar el calendario laboral en agosto para que haya más efectivos por las mañanas y tardes, pero asegurándonos de que haya siempre un agente en la comisaría por las noches por si hay una emergencia. Quiero agradecer la colaboración de la Guardia Civil. Hay una patrulla en Camargo, y nos están dando prioridad. Lo que quiero transmitir es tranquilidad, nunca ha habido falta de seguridad. Es uno de los municipios más seguros de toda Cantabria, los números están ahí, y el hecho de que no haya habido policía durante estos meses por la noche no ha incrementado ningún delito.

PSOE y PRC repiten coalición en Camargo y en Cantabria, y en España el PSOE cuenta con el apoyo del PRC. ¿Puede afectar en algo a la gobernabilidad del municipio lo que ocurra en España?

Pues afecta en algo tan importante como el cubrimiento. Con un Gobierno en funciones nadie va a firmar un convenio, y esto nos paraliza el trabajo que hemos desarrollado hasta ahora. Hasta que no se firme un convenio no podemos seguir adelante. Que haya un Gobierno en septiembre es clave para poder continuar para que de aquí a un año el proyecto final esté acabado, poder dotarlo y comenzar la obra.

La relación PRC-PSOE en Camargo viene de la anterior legislatura. Entiendo que pase lo que pase en España, no hay riesgo de ruptura en el municipio.

No, aquí no. La relación tanto personal como política es excelente. Han intentado en estos cuatro años que haya crispación, pero no ha sido así. La clave es que nos hemos respetado en las diferentes áreas que hemos llevado, y hemos sido legales una formación con la otra. El pacto es estable y seguimos trabajando en la misma línea. No nos afecta para nada, tenemos libertad en cuanto a la decisión de pactos.

 

Comentarios