domingo 29/11/20
POLÍTICA

Cantabristas denuncia el abandono del sector cultural oculto tras los grandes anuncios de la Consejería

Miembros del partido Cantabristas
Miembros del partido Cantabristas

El partido político Cantabristas ha criticado las medidas adoptadas por el Gobierno Autonómico para afrontar la crisis del sector cultural, que, en su opinión, se han basado en “una estrategia de ocultar los recortes en la Consejería de Cultura, mediante grandes anuncios y ruedas de prensa que no se están traduciendo en un apoyo real a la cultura cántabra”. Entre las medidas implementadas por Zuloaga, destaca la línea de avales y los préstamos a empresas culturales puestos en marcha por el Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), que desde la formación consideran “meramente estética y absolutamente ineficaz” para afrontar la crisis del sector, al “exigir unos requisitos que precisamente muchas empresas en dificultades no pueden cumplir y deja fuera a entidades sin ánimo de lucro, como las asociaciones culturales, que realizan una labor tan importante en el fomento, difusión y creación de la cultura de base”.

Desde la formación han criticado que “el Gobierno de Cantabria está más preocupado por aparentar que hace que por solucionar los problemas, en una situación en la que actuar con eficacia es más importante que nunca”. Y es que, denuncian, “siempre queda bien anunciar ayudas por importe de 500.000 euros cuando se sabe que ese dinero no se va a poner a disposición del sector y cuando, al mismo tiempo, se están recortando las partidas que se destinaban a apoyar a las entidades e iniciativas culturales”, pero advierten: “la inacción es la peor estrategia ante la situación actual y el daño para el sector puede ser irreversible”.

En ese sentido, desde Cantabristas critican la decisión del Gobierno Autonómico de recortar el 50% del presupuesto destinado a apoyar al sector editorial de Cantabria, que se encuentra gravemente perjudicado por la crisis. Por ello, ha instado al Ejecutivo cántabro a rectificar un golpe que, según la formación, “se ha de sumar a las suspensiones de ferias de libros y presentaciones que, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, han visto gravemente dañadas su actividad y viabilidad”. Desde Cantabristas consideran el consejero Pablo Zuloaga “ha roto su palabra”, pues había proclamado que la cultura “no se iba a tocar” a pesar del contexto de crisis. Además, señalan que “resulta sorprendente que una cantidad similar a la recortada en esta área, 70.000 euros, sea la que se ha anunciado que se va a destinar a una intervención artística concreta en el Faro de Ajo”, cuando al sector editorial se les había dicho que el recorte era para afrontar el gasto sanitario.

Y es que, para Cantabristas, la falta de iniciativa y de implicación del Ejecutivo se enmarca en “una forma errónea de entender la cultura, considerándola como un mero reclamo al servicio del turismo, y no como un derecho de la población de Cantabria”. Por eso, señalan, “se destinan todos los años miles de euros a la organización de eventos e intervenciones destinadas a fomentar el turismo mientras se abandona al sector cultural cántabro, que supone el medio de vida para muchas personas y genera riqueza económica y social en nuestra tierra”. Para Cantabristas, la cultura es un valor en sí mismo, que como se ha demostrado durante el confinamiento, tiene la capacidad de hacer más fáciles y enriquecer nuestras vidas.

Comentarios