sábado 15/8/20
POLÍTICA

El Gobierno asegura que controla todas las donaciones por la COVID-19 tras la denuncia sobre la empresa que donó 200.000 euros

La directora de Tesosería de Cantabria y el del ICAF en la comisión parlamentaria del Covid
La directora de Tesosería de Cantabria y el del ICAF en la comisión parlamentaria del Covid

La cuenta bancaria habilitada por el Gobierno de Cantabria para hacer frente a los gastos ocasionados por la pandemia del coronavirus asciende a 629.602 euros, que suponen cerca de 10.000 euros más respecto a la cuantía que había a principios de mes gracias a diferentes donaciones, que están "todas controladas". Así lo ha asegurado este miércoles la directora general de Tesorería, Presupuestos y Política Financiera del Ejecutivo regional, María Eugenia Gutiérrez, durante su comparecencia en la comisión parlamentaria del Covid junto al director gerente del Instituto de Finanzas de Cantabria (ICAF), Jesús Bulnes.

En su intervención, conjunta y que ha sucedido a la de la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, la directiva ha explicado que dicha cuantía, de algo más de 629.600 euros, se corresponde con las donaciones líquidas, en tanto que las que se realizan en especie (bienes materiales, como mascarillas, batas o guantes) son gestionadas por el Servicio Cántabro de Salud (SCS), que también ha recibido aunque "anecdóticamente 'bolis' o sobaos".

Pero, en cualquier caso, "todo" lo que se percibe y acepta se valora y cuantifica, ha aseverado Gutiérrez, como sucede con los ingresos en la cuenta COVID abierta por el Ejecutivo, que controla y certifica la Dirección de Tesorería que ella dirige, en tanto que el control sobre la procedencia del donativo corresponde a la entidad financiera que se encarga de la transferencia, según ha apuntado.

Con estas palabras ha respondido a preguntas de las oposición sobre las donaciones a esa cuenta en general y, en particular, una de 200.000 euros de la que se informó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del 2 de mayo y que posteriormente trascendió que habría hecho Dunnon Investment Trading, que ha generado polémica y especulaciones acerca de la empresa y la procedencia del dinero.

El pasado domingo el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, aseguró desconocer quién está detrás de esa compañía y apuntó que, hasta ahora, el Gobierno se ha limitado a hacer "acuse de recibo" de todas las donaciones que han llegado a esa cuenta, pero no han preguntado el porqué del donativo ni la procedencia.

Esta donación es la más elevada junto con realizada por el mismo importe de 200.000 euros y días antes por el Banco Santander, para sufragar el pago de las mascarillas higiénicas que ha repartido el Ejecutivo en todos los hogares de la región. También destacan otras dos aportaciones, igualmente particulares, por montante de 50.000 euros cada una de ellas. Hasta mayo, la cuenta Covid Cantabria había recibido más de 180 transferencias.

ESTIMACIONES

En la segunda parte de la comparecencia de este miércoles, la directora de Tesorería ha ofrecido a petición de los grupos diferentes datos sobre la pandemia, como los gastos que ha ocasionado hasta ahora en Cantabria (63,2 millones de euros), o el impacto en los presupuestos y en la economía regional, que al igual que la consejera ha estimado en cerca de 540 millones. "Me encantaría estar equivocada", ha expresado María Eugenia Gutiérrez, que desea que estas previsiones estuvieran "muy mal hechas" y poder así hablar de una cantidad inferior.

Pero, como ha recordado, los cálculos se han hecho en función de cifras ya conocidas -desembolsos efectuados- y otras previstas teniendo en cuenta que parte de la actividad económica está "parada" por las restricciones que ha conllevado la pandemia. Aun así, el portavoz del PP Íñigo Fernández rechaza ese "desfase" de 540 millones en las cuentas de 2020. "No es verdad. Usted solo suma, no resta", ha espetado a la responsable de Tesorería, para reconocer que por un lado se ha "gastado mucho" por la COVID pero, por otro, se han dejado de hacer inversiones.

Así, este parlamentario del principal partido de la oposición al PRC-PSOE desconfía de ese dato "salvo que se esté aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid para meter gastos de años anteriores". En la misma línea, también cree que el primer plan de choque del bipartito por la COVID, dotado con más de 300 millones, está "inflado".

El portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez, ha reflexionado por su parte tras conocer el dato de 540 millones que no sabe "si vamos a estar preparados para soportar ese impacto". A renglón seguido, se ha preguntado cómo se va a "asumir ese agujero", que también ha tildado de "batacazo tremendo". De su lado, su homólogo del grupo mixto-Vox, Cristóbal Palacio, ha considerado que la situación es "de absoluta emergencia económica" y ha indicado que con este "agujero inasumible" para el presupuesto de Cantabria "no hay dinero para pagos ordinarios".

Comentarios