jueves 19.09.2019
POLÍTICA

Iglesias siente “lástima” de que se hable de Luis Alegre por “insultar a compañeros”

El secretario general de Podemos considera que “los militantes están pasando vergüenza”, y ha defendido a sus colaboradores.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho este lunes que le da "lástima" que se hable del ex dirigente del partido Luis Alegre "no por ser uno de los filósofos más brillantes de España" sino por haber "insultado a compañeros".

De este modo, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, Iglesias ha evitado valorar las palabras del que fuera líder de Podemos en Madrid, que, este domingo cargó duramente contra el entorno inmediato de Iglesias tachándoles de "camarilla" y "conspiradores".

"Soy secretario general y tengo que proteger la dignidad de los militantes, los dirigentes y los inscritos, los militantes están pasando vergüenza", ha dicho en una entrevista a RNE, recogida por Europa Press. En todo caso, también ha defendido a sus colaboradores repitiendo la frase con la que lanzó su campaña el sábado: "Yo sin mi equipo no soy nada".

"Nuestra gente no se merece el psicodrama que se estrá viviendo", ha añadido Iglesias

Preguntado por otros incidentes que han sucedido en el partido en los últimos días, ha avisado a todos de que "las cuestiones personales se resuelven en ámbitos privados y no pueden ser los medios el lugar donde cada uno haga su particular terapia" porque "están avergonzando a la gente".

"Nuestra gente no se merece el psicodrama que se estrá viviendo", ha añadido. Y ha recurrido a una expresión que suele usar Íñigo Errejón, cuando le avisa de que la unidad no se construye "a toque de corneta": "Ningún secretario general debe hacer eso, pero la gente sí está haciendo sonar la corneta de que ya basta de tonterías y que nos pongamos a lo importante".

A esto ha sumado la advertencia de que "la política no puede estar en los grupos de Telegram ni en los pasillos del Congreso, sino donde la gente tiene necesidades". No es la primera vez que Iglesias hace un llamamiento público a no airear en los medios ciertos enfrentamientos.

"Probablemente hay debates que tenemos que tener en casa", ha proseguido, añadiendo que una cosa es la transparencia y otra la ingenuidad".

Por lo demás, ha insistido en su tesis de que si las propuestas políticas y el equipo de Errejón fuesen los más votados en el Congreso de Vistalegre el hoy 'número dos' se convertiría en el líder "de facto". Eso obligaría a convocar una elección a secretario general pero que sería "un trámite". "No puedo ser líder del partido si mis ideas no son mayoritarias", ha insistido.

"No puedo ser líder del partido si mis ideas no son mayoritarias", ha insistido

Con todo, cree que eso no sucederá, sino que sus propuestas y su equipo tendrán más apoyo. En ese caso, ha asegurado que integrará a los miembros de los otros equipos mayoritarios.

Por otro lado, ha añadido que el ex dirigente Juan Carlos Monedero tiene las "puertas abiertas" para volver a ser parte de la dirección del partido si lo desea, pero ha añadido que, a su juicio, a él le gusta más "volar" sin los "constreñimientos de los órganos directivos".

Donald Trump

Respecto al panorama internacional, ha admitido que las relaciones internacionales "son grises", no blancas y negras, de manera que no ha querido valorar la posibilidad de una invitación al presidente estadounidense, Donald Trump.

Eso sí, cree que lo primero que debería hacer el Gobierno es "apoyar a México y decir que el muro es una barbaridad", aunque ha añadido que no confía mucho porque en las fronteras españolas hay "concertinas" y "se ha recibido a gente que huía de la pobreza con balas de goma".

En todo caso, ha dicho que si él tuviera que sentarse frente a él le diría que no le gusta "su fanfarronería" y que no es un candidato "anti-establishment" sino un millonario cuya elección acabarán pagando los trabajadores.

Iglesias ha sugerido que o él o Podemos tendrán alguna participación en la campaña francesa, ya que él tiene buena relación con el ex socialista Jean Luc Mélenchon. Y ha añadido que también le gusta lo que está diciendo el candidato francés Benoît Hamon, igual que el líder laborista Jeremy Corbyn. En Alemania, Podemos apoyará a Die Linke.