Lunes 25.03.2019
8M - DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Unidos por la Igualdad

Diputados del Parlamento de Cantabria de diferentes partidos e ideologías analizan la nueva Ley de Igualdad de la comunidad, la situación actual de hombres y mujeres y el auge de mensajes machistas en algunos sectores de la sociedad.

Matilde Ruiz (PRC), Verónica Ordóñez (Podemos), Rubén Gómez (Cs), Isabel Urrutia (PP) y Silvia Abascal (PSOE) | Foto: edc
Matilde Ruiz (PRC), Verónica Ordóñez (Podemos), Rubén Gómez (Cs), Isabel Urrutia (PP) y Silvia Abascal (PSOE) | Foto: edc

La semana del 4 al 8 de marzo de 2019 será recordada como una de las más importantes para la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres en nuestra comunidad autónoma. A las huelgas y las manifestaciones que se celebran el viernes en todo el territorio nacional se suman, en el caso de Cantabria, la aprobación el lunes de la Ley de Igualdad en el Parlamento autonómico. Una ley largamente esperada que ha contado con un amplio consenso y que ha sido elaborada e impulsada por todos los partidos. Los diputados que han participado en dicho trabajo político han participado en un encuentro en el que han abordado no solo los beneficios de esta nueva normativa, sino los retos de la sociedad en materia de igualdad. De los seis participantes tan solo Alberto Bolado, diputado no adscrito, no ha respondido a esta cita en la que, a pesar de los diferentes colores políticos, todos los participantes (Matilde Ruiz –PRC-, Isabel Urrutia –PP-, Silvia Abascal –PSOE-, Verónica Ordóñez –no adscrita representante de Podemos- y Rubén Gómez –Cs-) han coincidido, a grandes rasgos, en la necesidad de esta ley y en las amenazas que afronta el feminismo.

La Ley de Igualdad de Cantabria, con 154 artículos, ha tardado un año en aprobarse en el Parlamento

La Ley de Igualdad de Cantabria, con 154 artículos, ha tardado un año en aprobarse en el Parlamento. Un tiempo que, aunque puede parecer largo, los cinco protagonistas han coincidido en que ha sido bien empleado. “Se ha dilatado porque la hemos trabajado de principio a fin y hemos puesto en valor la ley”, ha argumentado Abascal. La diputada socialista ha valorado que es una “muy buena ley” que aporta “igualdad real y efectiva” para la comunidad.

En similares términos se ha expresado el resto. Ordóñez la ha calificado de “ejemplo modélico” para el tratamiento de cualquier normativa, tanto “por el contenido, el consenso y el proceso”, que “viene a intentar paliar las desigualdades de género” y las violencias que produce. Por su parte, la diputada del PP, que ha considerado que “es una ley muy larga, quizá demasiado”, ha defendido que es un “trabajo bueno, y no ha sido mucho tiempo porque este año se ha utilizado bien”.

Durante el debate la normativa ha tenido 357 enmiendas, lo que para la representante del PRC refleja la “preocupación que tenían todos los grupos” por esta ley, y ha quitado importancia al tiempo en que se ha aprobado. Rubén Gómez ha coincidido en la ejemplaridad del proceso y en que se ha podido escuchar a la sociedad civil.

IGUALDAD Y MARCO LEGAL

Pero, ¿qué ofrece esta nueva ley? Para Matilde Ruiz, contiene actuaciones en “todos los ámbitos” ya que, citando al juez Javier Amores, titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santander, “el buenismo no basta”. Era una ley necesaria, y en eso ha coincidido la representante del PP, quien ha recordado además que “somos la comunidad que más brecha salarial tiene, y en la que el paro femenino es cuatro puntos más que el masculino”.

Los cinco participantes han hecho especial hincapié en que esta nueva normativa incluye medidas para los medios de comunicación. Como ha explicado Urrutia, “no podrán recibir subvenciones públicas” si mantienen “conceptos machistas”, e incluso las perderán si en algún momento dado incumplen la ley.

Por su parte, Silvia Abascal ha puesto el foco en la desigualdad que generaba la falta de esta ley. “No estábamos equiparados al resto”, ha reflexionado, asegurando que “el déficit en derechos es tanto o más importante que el déficit en infraestructuras”.

Para Ordóñez “lo más importante es que hemos hecho justicia”, y aunque ha reconocido que esta normativa “no nos traerá igualdad mañana”, sí pone a los políticos “al servicio de los problemas de las mujeres”.

Los cinco participantes coincidieron en señalar que lo fundamental es la “educación desde la base"

El representante de Cs, por su parte, ha puesto el foco en el momento en que se aprueba esta ley, a su juicio “ideal” por los “populismos conservadores que van en una línea totalmente contraria, que nos quieren hacer retroceder décadas al pasado y hacia momentos más oscuros de nuestra sociedad”.

FEMINISMO Y MACHISMO

Precisamente el auge de los mensajes machistas ha protagonizado buena parte del debate. Para Verónica Ordóñez esto se debe al “avance imparable del feminismo”, con el que “la mitad de la sociedad, entre hombres y mujeres”, plantea que está harta, que “no queremos seguir sufriendo discriminaciones”. La diputada del PP, por otro lado, ha reconocido estar “cansada de que las mujeres nos tengamos que apropiar de la palabra ‘feminismo’” y, en su opinión, “siempre ha habido violencia machista, pero ahora la conocemos y luchamos contra ella”.

Para la diputada socialista, parte de la desigualdad entre hombres y mujeres viene provocada por la crisis, que “ha polarizado la ideología y las necesidades de la gente”. Abascal ha señalado que ahora existe una cuarta ola feminista que “va a impedir el auge” de los mensajes machistas.

Rubén Gómez ha matizado que estos mensajes no son solo machismo, van acompañados “de una clara xenofobia recalcitrante”. “Los populismos dan soluciones muy sencillas a problemas muy complejos, pero tienen un público que los acogen”, ha reflexionado.

Los cinco diputados han coincidido en defender que “nadie puede apropiarse del feminismo”. En este sentido, la representante del PRC ha recordado que el movimiento feminista busca la “igualdad de oportunidades”, por lo que ha reclamado que “no lo desvirtúen”.

El debate terminó con una pregunta para el futuro: ¿cómo luchar contra el machismo que surge en las nuevas generaciones? Y los cinco participantes coincidieron en señalar que lo fundamental es la “educación desde la base, no solo en las escuelas, también en casa, en la sociedad, en los medios de comunicación”, como argumentó Matilde Ruiz.

Comentarios