Miércoles 19.06.2019
SONDEO ELECTORAL

Unas nuevas elecciones generales no cambiarían el panorama político en Cantabria

La estimación de voto en la región ante unos hipotéticos comicios no varía sustancialmente el actual reparto de escaños: PP 2, PSOE 1, Podemos 1 y Ciudadanos 1.

Cantabria no varía en su intención de voto
Cantabria no varía en su intención de voto

Desde que el pasado 20 de diciembre los españoles eligieran a sus nuevos representantes, España vive un bloqueo político que ha impedido elegir un nuevo Gobierno. La sombra de unas nuevas elecciones parece estar cada vez más cerca, y ante eso las encuestas se afanan en tratar de desvelar cuál sería el resultado. Y si bien muchos sondeos indican una caída de Podemos, un aumento de Ciudadanos y muy pocas variaciones de PSOE y PP, el último resultado conocido a través de Público indica que la situación, al menos en Cantabria, es muy diferente.

De hecho, según el gabinete demoscópico JM&A, los cántabros votarían de forma similar a como lo hicieron hace casi cuatro meses. Aunque no se especifica el número de votantes a nivel regional, los datos sí señalan que existiría un descenso de participación que beneficiaría, en última instancia, al PP.

En cualquier caso, el partido presidido en Cantabria por Ignacio Diego obtendría los dos escaños que ostenta actualmente, siendo de este modo el partido más votado. Tampoco cambiaría excesivamente la intención de voto en el resto de partidos, que se repartirían los otros tres diputados. PSOE lograría uno, al igual que Podemos y Ciudadanos.

En base a esto, el PP volvería a registrar aproximadamente la mitad de los votos obtenidos en 2011, siendo sin duda el peor parado. Socialistas y podemitas obtendrían un resultado electoral superior a los 75.000 y 60.000 votos respectivamente, dejando algo más lejos el resultado de Ciudadanos, que rondaría el 15% de los votos.

Menos participación

Claro que esta estimación depende de que, finalmente, el porcentaje de participación sea similar al registrado en diciembre. Y según JM&A esto es, precisamente, lo que va a reducirse en unas hipotéticas elecciones en junio. De hecho, y según detalla Público, el número de abstencionistas crecería en más de dos millones de electores, lo que afectaría sobremanera a PP y PSOE, que perdería casi un millón de votos cada uno.

Podemos, por su parte, aumentaría dos décimas, siendo Ciudadanos el gran beneficiado en esta repetición de elecciones, que lograría 60 escaños frente a los 40 que obtuvo hace unos meses.

Según el resultado del sondeo, los ‘populares’ obtendrían 115 escaños, en lugar de los 123 de diciembre de 2015. La suma de PP y C’s, junto con el apoyo de alguna formación autonómica, permitiría una mayoría absoluta de la derecha en el Congreso.

Y mientras Podemos permanecería invariable en su número de diputados (69), el PSOE bajaría de 90 a 77.

Todo esto es lo que ocurriría en las urnas el 26 de junio según las estimaciones del gabinete demoscópico Jaime Miquel y Asociados, elaboradas para Público mediante un desk research que pondera las previsiones de las 25 principales encuestas realizadas tras el 20-N (incluido el barómetro del CIS).

Comentarios