viernes 23/10/20
POLÍTICA

El número tres de Vox al Congreso por Cantabria, vinculado a la Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por Coronavirus

Imagen promocional de ANVAC en sus redes sociales
Imagen promocional de ANVAC en sus redes sociales

El partido ultraderechista Vox anunciaba el pasado 3 de abril que iba a donar la subvención de su grupo parlamentario a “asociaciones de víctimas del coronavirus”, como anunciaba su líder, Santiago Abascal, en su cuenta oficial de Twitter, justo un día después de que la formación rechazara dejar de cobrar las dietas del Congreso porque “el alquiler se sigue pagando”. Ese mismo 3 de abril el auxiliar de comunicación de Vox en Santander enviaba una comunicación anunciando el nacimiento de ANVAC, la primera Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por Coronavirus, señalando que la asociación sin ánimo de lucro ya había contactado con varios afectados y cuya misión, según recoge su propia página web, es la de "ayudar a todos los españoles afectados y víctimas" de la enfermedad.

Lo primero que llama la atención es que ANVAC no existe, o al menos no todavía, en el Registro Nacional de Asociaciones, como ha podido comprobar este medio. En principio, la relación entre la formación de extrema derecha y la Asociación podría ser pura coincidencia, pero la realidad es bien distinta. Según ha denunciado el periodista Antonio Maestre en su perfil de Twitter, la persona de contacto de la página web de la asociación es Jaime Sánchez Bermúdez, quien fue número tres de la lista que Vox Cantabria presentó al Congreso de los Diputados en octubre de 2019, por detrás de Emilio del Valle y José Joaquín Bengochea.

También se ha hecho eco de esta vinculación Rubén Sánchez, portavoz de Facua-Consumidores en Acción, quien ha señalado en su cuenta de Twitter la “casualidad” de que Sánchez Bermúdez y el asesor de Vox en el Ayuntamiento de Santander estén “tras la Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por Coronavirus”.

No es el único caso, ni la única plataforma de este tipo creada en el territorio nacional en las últimas semanas. Tampoco es la única creada por Vox. La Plataforma de Afectados por la Pandemia Covid-19, constituida el pasado 22 de marzo en Madrid, tiene como presidenta a Carmen Balfagón, que fue directora del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) del anterior Gobierno de Mariano Rajoy, y en diciembre de 2018 se sumó a las filas de Vox como vicesecretaria de Acción Social.

Asimismo, la decisión de Vox de donar esta subvención a asociaciones, muchas de ellas creadas por integrantes de sus propias filas, llega unos días después de que el Gobierno de España habilitara una cuenta de donaciones del Ministerio de Hacienda para que cualquier ciudadano y entidad pública o privada pueda contribuir a la respuesta del Estado ante el coronavirus.

El uso partidista de la crisis sanitaria y de las víctimas por parte de la formación ultraderechista, impulsando asociaciones en su nombre, ha traído a la memoria las conclusiones de la policía durante la investigación de la trama Gürtel del PP. En julio de 2017 se determinó que la fundación que llevaba el nombre de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP asesinado por ETA, fue utilizada por los ‘populares’ para blanquear facturas y financiar irregularmente campañas electorales.

ANVAC

Según se explica en el comunicado remitido por el asesor de comunicación de Vox Santander, ANVAC es la “primera asociación sin ánimo de lucro creada en España”, asegurando que surge como iniciativa de un “grupo de profesionales de diferentes ámbitos” de la sociedad, buscando proporcionar ayuda económica, sanitaria, laboral, psicológica o jurídica” a los afectados.

“ANVAC pretende ser un punto de apoyo y de referencia tanto para personas, profesionales e instituciones, que requieran ayuda, orientación, asesoría e información sobre la situación actual, en un escenario tan cambiante como en el que estamos viviendo actualmente”, se afirma en la nota de prensa firmada por la Asociación, que tiene su sede en Santander y cuya persona de contacto es Isabel Frances.

Comentarios