sábado 15/8/20
POLÍTICA

El PP celebra el no del PRC a Sánchez e insta a Revilla a “mover ficha”: “No basta con corregir el error Sánchez, hay que corregir el error Zuloaga”

María José Sáenz de Buruaga, durante su rueda de prensa de este jueves
María José Sáenz de Buruaga, durante su rueda de prensa de este jueves

El PP de Cantabria ha considerado que "no parece coherente" que el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, "rompa" con el PSOE en Madrid porque "es un peligro para España" debido a los apoyos con los que Pedro Sánchez ha contado en la investidura y a su vez mantenga la coalición del Gobierno autonómico (PRC/PSOE). Así lo ha dicho hoy jueves la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, en una rueda de prensa en la que ha valorado las consecuencias en la comunidad autónoma de la investidura de Pedro Sánchez, que a su juicio ha dado lugar al "peor" Gobierno de la historia del régimen del 78. En cuanto a Cantabria, ha criticado que la coalición PRC/PSOE es un "pacto de intereses" y un "mero reparto de poder", ya que los socialistas se han "replegado" y han pasado, en menos de 24 horas, de "chantajear" a los cántabros a "erigirse en sus defensores". Así, ha dicho que desde el PP "aplauden" y "celebran" el no del partido de Revilla a Sánchez en Madrid, pero consideran que "se ha quedado a medias" porque el vicepresidente autonómico, el socialista Pablo Zuloaga, es "exactamente lo mismo" que el presidente del Gobierno español. "No basta con corregir el error Sánchez, hay que corregir el error Zuloaga", ha sentenciado.

Buruaga opina que el pacto está "roto de facto" en Cantabria y que va a mantenerse con "respiración asistida" hasta la siguiente crisis

Buruaga también ha opinado que el pacto está "roto de facto" en Cantabria y que va a mantenerse con "respiración asistida" hasta la siguiente crisis, que según ella sucederá "dentro de muy poco", cuando Sánchez devuelva la "bofetada" a través de los próximos Presupuestos Generales del Estado. En este sentido, ha manifestado que "si cuando Revilla y Sánchez eran uña y carne nunca fuimos preferentes", ahora "tratará a Cantabria como a una comunidad de segunda". La dirigente del PP también ha lamentado que, a su juicio, con este Ejecutivo español han ganado "la izquierda radical, los separatistas y Bildu", y han perdido España y Cantabria. Por ello, ha vaticinado que "se avecinan malos tiempos" para la comunidad autónoma, y se ha preguntado dónde va a estar el PSOE de Cantabria "cuando se incumpla el papeluco", si "reivindicando lo que nos corresponde o justificando a Sánchez".

Además, ha subrayado que Revilla está "atado al PSOE" porque "él ha querido", ya que el PP "siempre estará al lado del Gobierno" para apoyar en los "grandes asuntos" de la comunidad autónoma. Así, ha recordado el ofrecimiento lanzado por el presidente del PP, Pablo Casado, para garantizar la estabilidad de Cantabria en caso de que el pacto del bipartito se rompiera, "aun sabiendo que la amenaza socialista era con la boca pequeña" y aunque "no tenía duda de cuál sería el desenlace". En este línea, ha defendido que el PP es un "valor seguro" en tiempos "convulsos", ya que está "del lado de la estabilidad" y de la "lealtad con Cantabria". "Somos predecibles", ha dicho. Sin embargo, a preguntas de la prensa sobre si el PP estaría dispuesto a ofrecer un pacto a los regionalistas, ha respondido que se puede aportar estabilidad desde la oposición, sin necesidad de formar un equipo de gobierno, estando a disposición para alcanzar acuerdos y apoyar las reivindicaciones de Cantabria. Además, ha considerado que Revilla es quien ahora tendría que "mover ficha". Por último, ha asegurado que el PP ha actuado durante esta "crisis" del Gobierno autonómico con "altura de miras" y ha destacado que quien ha puesto en entredicho el pacto ha sido "el socio de Revilla", es decir el PSOE.

Comentarios