lunes 06.07.2020

El PSOE denuncia la "flagrante partición de contratos" en el SCS durante la etapa del PP y no descarta llevarlos a la Fiscalía

Para Víctor Casal, el PP intenta con este asunto crear una "cortina de humo" con la que "ocultar" e "intentar desviar la atención" de los "logros" del actual equipo de la Consejería, dirigido por la socialista María Luisa Real.

El PSOE de Cantabria no descarta llevar ante la Fiscalía la “flagrante partición de contrato” que, según los socialistas, hubo en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud (SCS) durante la pasada legislatura, cuando la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, fue consejera de Sanidad.

Por ello, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Víctor Casal, ha acusado a los ‘populares’ de haber practicado el mismo 'modus operandi' que ahora ellos mismos denuncian.

Así lo ha afirmado, en rueda de prensa, Víctor Casal, quien cree que Sáenz de Buruaga debería dar explicaciones sobre este proceder “antes de exigirlas ella” y pedir dimisiones.

"Con unos precedentes bajo su mandato en que los informes de control financiero definitivo recalcan fraccionamientos de contratos en numerosas actuaciones, se atreven a señalar con dedo acusador sobre las incidencias administrativas que arroja un informe provisional. Con informes oficiales que demuestran que el PP sí fraccionaba contratos, se atreven a pedir dimisiones", ha censurado.

En su intervención, Casal ha asegurado que durante la pasada legislatura, cuando Ignacio Diego era presidente regional, sí que hubo fraccionamiento de contratos, pago de obras sin recepcionar y contratación de asesores externos "para las cuestiones más peregrinas".

El socialista ha acusado al PP de "utilizar la sanidad pública" de Cantabria como "ariete político"

LA "CORTINA DE HUMO" DEL PP Y CRÍTICAS A Cs Y PODEMOS

De esta manera, el socialista ha acusado al PP de "utilizar la sanidad pública" de Cantabria como "ariete político" contra el Gobierno regional (PRC-PSOE), buscando generar "alarma social" y empleando, para ello, "argumentos interesados, medias verdades o falsedades completas".

"Para ellos, la campaña electoral y la competencia interna ya ha empezado y con ellos se están enfrascando en una dinámica del 'todo vale' con el único objetivo de generar desgaste político. Da igual a qué precio, no se sonrojan", ha dicho.

Para Casal, el PP intenta con este asunto crear una "cortina de humo" con la que "ocultar" e "intentar desviar la atención" de los "logros" del actual equipo de la Consejería, dirigido por la socialista María Luisa Real, arrojando para ello "sombras" sobre una gestión, con la que se ha conseguido reducir las listas de espera, mejorar la Red de centros de salud y hacer que la adjudicataria de las obras de Valdecilla y algunos de sus servicios cumpla "a rajatabla" sus compromisos.

En su opinión, también busca evitar que se hable de la situación interna de un PP que, según ha señalado, aún carece de candidato para las próximas elecciones autonómicas.

"Debe de ser complicado intentar de lanzar un discurso político dirigido a la ciudadanía cuando ni siquiera se sabe quién va a ser el que lidere ese discurso, debe de ser muy complicado lanzarse a la carrera electoral sin saber quién va a ser el candidato y, por lo tanto, lo mejor que les parece es que se hable de todo menos de esto", ha opinado.

Para el socialista, Buruaga, "temerosa de su futuro político", busca "a la desesperada, protagonismo político", escudándose para ello en pedir dimisiones y en incidencias administrativas, que, según ha dicho, ella "misma auspició" pero en unas cifras "bastante más elevadas" que en la actualidad, tanto en volumen de contratos como en un cuantías de los mismos.

También ha criticado a otros integrantes de la oposición, como a Ciudadanos, al que ha acusado de hacer un "seguidismo ciego" al PP, y a Podemos, al que ha pedido que "vuelva a su espacio político" y "deje de lado" a un PP "en descomposición" y que va "al precipicio".

"NO HAY NADA PUNIBLE" EN LOS CONTRATOS DEL SCS”

Casal ha señalado que el posible fraccionamiento de contratos al que se alude en el mismo responde a una "disparidad de criterios"

Respecto a las incidencias detectadas por la Intervención de la comunidad autónoma en las contrataciones del SCS en 2017, y señaladas en un informe provisional que está analizando la Fiscalía, Casal ha opinado que "no hay nada punible" al margen de "errores administrativos" y "no puede considerarse fraccionamientos de contratos".

El portavoz del grupo parlamentario socialista ha incidido en las mismas explicaciones dadas el pasado miércoles por el gerente del SCS, Benigno Caviedes, cuando detalló el contenido de las alegaciones presentadas desde el Servicio al informe provisional de la Intervención.

Así ha vuelto a señalar que el posible fraccionamiento de contratos al que se alude en el mismo responde a una "disparidad de criterios" entre la Intervención y los responsables del Servicio, aunque, a su juicio, no se puede considerar que hay tal partición.

Sin embargo, Casal ha insistido en que en la etapa del PP, "y a la vista de los informes definitivos de la Intervención sobre esos años", sí los hubo. En una documentación entregada a los medios de comunicación, los socialistas citan, por ejemplo, a la obra de reestructuración y ampliación del área de Farmacia del Hospital de Laredo, un actuación en la que, según señala, se produjo "todo un catálogo de incidencias".

Detalla que la actuación, que tenía un único proyecto, firmado en octubre de 2012, se fraccionó, según señala, en 16 contratos menores a la UTE Giroa-Garibaldi, por un valor total de 632.000 euros y cuyas facturas están fechadas el mismo día, en diciembre de 2012, diez meses antes del certificado de final de obra es del 29 de octubre de 2013.

Además, y después de justificar las razones por las que en la actual legislatura se compraron por separado 22 ecógrafos para otros tantos centros de salud, ha señalado que, durante la etapa del PP, se compraron de la misma forma 21 carros de instrumental o multifunción, todos ellos para el mismo hospital: el de Laredo.

Por otra parte, Casal ha aludido también a que el contrato de servicios de cita previa del SCS se fraccionó en trece, así como los contratos en la compra de distintos medicamentos para las farmacias hospitalarias.

Además, señalan que en la contratación de la oficina técnica de control de las instalaciones de la obra de Ferrovial en Valdecilla en 2014 se fraccionó en once distintos, de los cuales diez se adjudicaron a la misma empresa.

También ponen ejemplos del pago de material u obras sin recepcionar, como el de la ampliación de la farmacia del hospital de Laredo o de las asistencias técnicas contratadas a asesores externos para cuestiones como el cálculo de la plantilla médica y de enfermería de Valdecilla, por los que, según la documentación facilitada por el PSOE, se pagó más de 20.000 euros por cada una.

Comentarios