martes 07.04.2020
POLÍTICA

EL PSOE dice que la línea de ferri con Irlanda no ha cambiado Santander por Bilbao por los polizones, pues en 2019 ambos puertos registraron el mismo número

El parlamentario autonómico del PSOE Javier García Oliva interviene este lunes en el Pleno del Parlamento de Cantabria
El parlamentario autonómico del PSOE Javier García Oliva interviene este lunes en el Pleno del Parlamento de Cantabria

El parlamentario autonómico del PSOE Javier García Oliva ha defendido que la línea de ferri con Irlanda no ha cambiado de base de Santander a Bilbao porque el puerto cántabro "sea inseguro ni porque haya polizones", pues ha asegurado que tanto el puerto de Bilbao como el de Santander registraron el mismo número de polizones en 2019: 51 cada uno, aunque los intentos de salto en el puerto vizcaíno han ido disminuyendo (1.700 el año pasado), mientras que en el cántabro han aumentado (2.360). El Gobierno "ha hecho y está haciendo lo que tenía que hacer", ha asegurado García Oliva en el Pleno del Parlamento autonómico, que hoy lunes ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley presentada por el partido ultraderechista Vox que insta al Gobierno autonómico a instar al Gobierno central a garantizar la seguridad de las instalaciones del puerto de Santander. Es una de las diversas iniciativas que los grupos de la oposición han presentado en la Cámara tras la decisión de Brittany Ferries de suspender la ruta entre Santander e Irlanda y trasladarla a Bilbao.

Durante el debate parlamentario, el parlamentario autonómico de Vox Cristóbal Palacio ha propuesto una reforma legislativa para tipificar como delito la entrada ilegal en zona de vigilancia aduanera. "Hay que establecer medidas estructurales para que el puerto de Santander no se convierta en el más apetecible para esta gente", ha dicho en referencia a los polizones. En la misma línea, el portavoz del PP, Íñigo Fernández, ha denunciado que la línea de ferri con Irlanda "se ha perdido por negligencia" de la Autoridad Portuaria de Santander, la Delegación del Gobierno español en Cantabria y el Gobierno autonómico, que deberían haber tomado decisiones antes de que la situación fuera "irreversible", y sin embargo no ha sido hasta cinco días después del anuncio de la suspensión de la línea cuando se han reunido para tomar medidas. "En las soluciones que proponen cinco días tarde están asumiendo su responsabilidad", ha apostillado.

Por su parte, el parlamentario autonómico del PRC Francisco Ortiz ha señalado que el puerto cántabro necesita la mayor atención posible en materia de seguridad y ha abogado por "no entrar en confrontaciones absurdas entre partidos y Administraciones".

Comentarios