Viernes 14.12.2018
POLÍTICA

El PSOE como socio de Gobierno, un dolor de cabeza continuo para Revilla

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha declarado ante el Tribunal Superior de Justicia como investigado por el caso Sogiese.

La justicia investiga ahora mismo la gestión de dos consejeros socialistas por posibles irregularidades, pero el presidente del Gobierno espera a que ambos casos evolucionen.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota

Los últimos compases de esta legislatura están siendo un quebradero de cabeza judicial para el bipartito PRC-PSOE. Sobre todo para este último partido, que ha visto cómo dos de sus consejeros, el titular de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, y la de Sanidad, María Luisa Real, tienen su gestión investigada por la justicia. Y todo ello pone los focos sobre el presidente, Miguel Ángel Revilla, sobre quien recae la posibilidad de cesar a todos los miembros de su Gobierno. Sin embargo, en ninguno de los dos casos parece dispuesto a hacerlo, al menos hasta que los procesos judiciales no se dirijan directa y abiertamente contra los dos consejeros socialistas.

Eso es lo que se desprende de las palabras de Revilla de este jueves durante el acto celebrado en el Parlamento de Cantabria por los 40 años de la Constitución. El líder regionalista ha opinado que sería "profundamente injusto" que Sota dimitiera tras haber sido llamado a declarar como investigado por el caso 'Sogiese' ante el Tribunal Superior de Justicia, y marca para la supuesta marcha del socialista que el juez acuerde la apertura de juicio oral. Y es que, según se ha hecho público este mismo jueves, el titular de Economía, Hacienda y Empleo se ha sentado ante el juez por el pago de 90.000 euros de más a cinco ejecutivos de la empresa pública encargada de gestionar proyectos europeos, después de que el tribunal abriera diligencias tras la denuncia de OlaCantabria. Puesto en contacto este miércoles con la Consejería, este medio no pudo obtener una valoración de Sota por encontrarse de viaje oficial en Bruselas.

"No vamos a cesar a todo el mundo por una denuncia", ha reflexionado Revilla

El jefe del Ejecutivo ha pedido esperar a tal extremo, porque "lo normal" tras una denuncia es que se abra una investigación, como ha apuntado a preguntas de los periodistas, y ha reflexionado que no sería "justo" que se "llevaran por delante" a Sota si luego se sobresee el caso, archivo que ha pedido el Gobierno a través de sus servicios jurídicos. "No vamos a cesar a todo el mundo por una denuncia", ha reflexionado, porque eso sería una "caza y captura contra todos".

El caso de Sota se suma a la situación que vive la consejera de Sanidad por las presuntas irregularidades en contratos del Servicio Cántabro de Salud (SCS), donde la Fiscalía ve indicios de prevaricación, fraude y exacción ilegal. Tras conocerse esto, Revilla ha asegurado que “actuará con contundencia” en caso de que se aprecien responsabilidades superiores a las del exgerente del SCS, Julián Pérez Gil, y el exdirector de Gestión Económica, Francisco Javier Gónzalez Gómez, que han abandonado el organigrama a raíz de este caso.

MUCHAS EXPLICACIONES

En este evento también han hablado del citado caso portavoces del PP y de Cs. De un lado, el diputado de Ciudadanos, Rubén Gómez, ha señalado que en su partido se ha enterado de la declaración de Sota por la Prensa, y ha apuntado al respecto que desde el Ejecutivo bipartito "nos tienen que dar y nos deben muchas explicaciones", que esperan recibir a lo largo de esta jornada para analizarlas "con calma" y "detalladamente", según ha agregado.

Hasta entonces, los naranjas -que acaban de firmar con PRC y PSOE el pacto para aprobar los presupuestos regionales de 2019 y que presumen de ser "contundentes" con las imputaciones por casos de corrupción- se muestran "cautos", en relación también con el acuerdo para sacar adelante las cuentas del próximo año, acuerdo sobre el que Revilla no ve ninguna "razón" por ahora que le haga "peligrar".

NO ES COMPARABLE

Y, de otro lado, la presidenta de los 'populares' cántabros, María José Sáenz de Buruaga, tampoco ve "razones" para la destitución de Sota, ya que si bien su gestión ha podido ser "desafortunada" o incluso "incorrecta" desde el punto de vista legal, "en ningún caso" este asunto es comparable a la "trama organizada" en el propio seno de la administración -ha dicho- para las adjudicaciones irregulares en el SCS, y por las que este partido y el resto de la oposición ha pedido el cese de Real. A juicio de la extitular de este departamento y exvicepresidenta autonómica, el caso de Sota "es diferente" y "no es comparable" al de Real, por lo que el PP no ha pedido la marcha del responsable de Economía ni por ahora ve motivos para hacerlo. De hecho, ha destacado al respecto que el fiscal archivó la denuncia contra el consejero por 'Sogiese', interpuesta por el partido promovido por el diputado del grupo mixto y ex de Cs Juan Ramón Carrancio.

En cualquier caso, Buruaga cree que, a la espera de que la justicia determine si hay o no responsabilidades penales, es Revilla quien debe exigirlas desde el punto de vista político.  En este sentido, y tras recordar las palabras del secretario general del PRC, que decía que un consejero debe dimitir cuando está imputado, y "conociendo" a Revilla, la líder del PP se imagina que, llegado el caso, el presidente acabará "rectificando sobre la marcha" y buscará "excusas" para dar una nueva "patada hacia delante", como a sus ojos ha venido haciendo con el SCS. Porque no hay "nada por encima" de su "sillón presidencial", ha opinado la 'popular'.

Al hilo de lo anterior, -y a propósito del respaldo de Revilla a Real y a que haya apuntado a la salida del gerente de Atención Primaria después de que la fiscal remitiera la investigación abierta al juez al apreciar indicios de delito en las contrataciones del SCS-, Buruaga ha tildado de "esperpento" la postura del presidente. Ha considerado que en este caso no solo hay que depurar responsabilidades penales, sino también políticas, y ha sentenciado al respecto que "cuando actúe el juez, ya no hace falta que actúe el presidente del Gobierno", que a su modo de ver es "cómplice" en todo lo que ha ocurrido en Sanidad.

Para la líder de la oposición, al regionalista "se le han acabado el tiempo y las excusas", y en paralelo ha demostrado que su discurso de lucha contra la corrupción es "pura farsa y puro teatro" que no tiene ya "ninguna credibilidad". Con todo ello, y para finalizar, Buruaga ha manifestado que al Gobierno PRC-PSOE no solo se le "acumulan", sino que le "atropellan", los "escándalos", "uno tras otro", por lo que ha concluido que el Ejecutivo PRC-PSOE está "en franca decadencia" y "no se tiene en pie", sino que "se cae en pedazos".

Comentarios