martes 12.11.2019
POLÍTICA

“El problema es que ustedes han visto un lábaro y han empezado a temblar”

El Parlamento de Cantabria aprueba por unanimidad una iniciativa que insta al Ejecutivo autonómico a que “recomiende y promueva” el uso de las banderas oficiales de España y de Cantabria en los actos a los que asista sin ser el organizador.

Noelia Cobo, durante su intervención
Noelia Cobo, durante su intervención

“El problema es que ustedes han visto un lábaro y han empezado a temblar”. Así ha respondido hoy la portavoz del PSOE, Noelia Cobo, al portavoz del partido ultraderechista Vox, Cristóbal Palacio, durante el debate parlamentario tras el cual el Parlamento de Cantabria ha aprobado por unanimidad de todos los grupos –PRC, PP, PSOE, Cs y Vox– una proposición no de ley del partido ultraderechista, a la que se ha incorporado una enmienda conjunta de los grupos que sostienen al Gobierno de Cantabria –PRC y PSOE–. La iniciativa inicial de Vox instaba al Ejecutivo a que “en todos los actos a los que asista el Gobierno de Cantabria en representación de la comunidad autónoma se instale la bandera de España junto a la bandera de Cantabria, en el lugar que protocolariamente le corresponde”, mientras que en la enmendada por PRC y PSOE y finalmente aprobada se insta al Ejecutivo a que “recomiende y promueva” el uso de las banderas oficiales de España y de Cantabria en los actos a los que asista sin ser el organizador, pues en los que sí es el organizador ya es obligatorio el uso de ambas.

“Vayan a preguntarle al Obispado”

La portavoz del PSOE, Noelia Cobo, ha recordado a Vox que el Día de la Bien Aparecida “sí estaba presente” la bandera rojigualda, pero si no lo hubiera estado “no sería achacable al Gobierno”, pues la blanquirroja y el lábaru estaban colgadas cada una a un lado de la puerta principal del santuario de la patrona de Cantabria. “Vayan a preguntarle al Obispado”, ha dicho Cobo a Vox. “El problema es que ustedes han visto un lábaro y han empezado a temblar”, pues consideran al lábaru un “peligroso” símbolo “nacionalista” y “altamente subversivo” y tienen “aversión a cualquier símbolo que no sea la bandera de España”, lo que ha achacado al “nacionalismo español” del partido ultraderechista. “El lábaro es un símbolo representativo del pueblo cántabro, reconocido por este Parlamento, desde 2016 y no invita a subversión ninguna”, ha insistido la portavoz del PSOE, que ha asegurado que “en Cantabria caben todas nuestras banderas: el lábaro, la de Cantabria y la de España”.

“El Gobierno de Cantabria en todos los actos oficiales cumple a rajatabla la legislación en materia de banderas y símbolos oficiales”, pero “no se puede obligar a quien le invita a preparar la casa según el criterio del invitado”, ha manifestado el portavoz del PRC, Rafael Hernando, que ha insistido en que el lábaru no es “el símbolo de ADIC ni de las Juventudes Regionalistas de Cantabria” sino “un símbolo identitario de Cantabria” y como tal “reconocido por el Parlamento”. Hernando ha recordado a Vox que Cantabria es “una comunidad autónoma” y “no una provincia” y le ha instado a no hacer “negocio ni política” con las banderas, pues “nunca ha sido buena idea”.

El partido ultraderechista se refiere ahora al lábaru como “la bandera de ADIC”

Durante la presentación de la iniciativa, el portavoz de Vox, Cristóbal Palacio, se había referido a la rojigualda como “el símbolo básico”, pues “nos representa a todos los españoles”, y al lábaru como “la bandera de ADIC”. No obstante, se ha mostrado “encantado” de aceptar la enmienda conjunta de PRC y PSOE, “en aras a reflejar la necesidad de que todos utilicemos los símbolos oficiales que nos unen”.

También PP y Cs y PP han apoyado la iniciativa del partido ultraderechista enmendada por PRC y PSOE. La portavoz del PP, Isabel Urrutia, ha asegurado que “la defensa de los símbolos oficiales es una obligación” y ha destacado que el PP defiende “el Estado de las Autonomías”. “Otros no pueden decir lo mismo”, ha añadido en referencia a Vox. Aunque ha asegurado que al PP no le “representa” el lábaru, Urrutia ha reconocido que no cree que en Cantabria “se falte al respeto” a la rojigualda sino “todo lo contrario”. Finalmente, el portavoz de Cs, Félix Álvarez, ha calificado de “más sensata” la iniciativa enmendada por PRC y PSOE que la inicial de Vox, pues en los actos no oficiales organizados por terceros son esos terceros, y no el Gobierno autonómico, quienes instalan o no unas u otras banderas.

Durante el debate parlamentario de hoy, Vox no ha calificado el lábaru de “símbolo nacionalista”, como sí hizo el pasado jueves cuando presentó la iniciativa, lo que provocó que las redes estallaran contra el partido ultraderechista.

Comentarios