martes 26.05.2020
CORONAVIRUS

Revilla afirma que el paso de Cantabria a la fase 2 era "lo esperado" pero pide "no confiarse"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha afirmado que el paso de Cantabria a la fase II de la desescalada "no pilla a nadie por sorpresa", era "lo esperado" y, a su juicio, confirma que la comunidad "tiene controlada a día de hoy" la pandemia. Pese a ello, ha llamado a los ciudadanos a "extremar todas las precauciones y no confiarse" para mantener esta situación y lograr la nueva normalidad "cuanto antes". Así se ha pronunciado este viernes, en un comunicado, Revilla poco después de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, confirmara que Cantabria entrará el lunes, 25 de mayo, en la fase 2 de la desescalada. En este contexto, el presidente regional ha considerado "imprescindible" que todos los cántabros actúen "con la máxima responsabilidad para prevenir cualquier posible repunte y seguir avanzando en la desescalada".

Ningún territorio "puede confiarse, ni dar por sentada la recuperación" mientras no exista una vacuna, sostiene Revilla

Revilla ha reivindicado que Cantabria "está cumpliendo todos los parámetros sanitarios necesarios" y ha destacado que, incluso en los peores momentos de la epidemia, "logró evitar el colapso del sistema de salud". Sin embargo, ha recalcado que ningún territorio "puede confiarse, ni dar por sentada la recuperación" mientras no exista una vacuna para garantizar la inmunidad de toda la población. "En este momento, la respuesta está en cada uno de nosotros, por lo que yo pido a los cántabros que asuman su responsabilidad y cumplan las nuevas normas que deben regir nuestra convivencia, como el uso de mascarilla, el respeto de la distancia social y las medidas de higiene reiteradamente recomendadas", ha agregado el presidente.

"A LA ESPERA" DE RESPUESTA SOBRE LAS PETICIONES DE CANTABRIA

Por lo que se refiere a las peticiones de Cantabria para adaptar la desescalada a las características de la comunidad autónoma, ha indicado que el Gobierno autonómico sigue en este momento a la espera de la respuesta del Ministerio de Sanidad. Por ello y como ya ocurriera cuando se conoció hace 15 días el paso a la fase 1, Revilla ha cuestionado la "cogobernanza" que practica el Gobierno central, "sin interlocución directa" con las autoridades autonómicas que, según ha censurado, hasta ahora han conocido las decisiones sobre la desescalada "a través de ruedas de prensa genéricas, sin ninguna comunicación previa y sin ver atendidas las especificidades de cada territorio". "Aunque habla reiteradamente de cogobernanza, el Gobierno de España sigue tomando todas las decisiones y ni siquiera tiene la cortesía de adelantarlas a las autonomías", ha concluido.

Entre las peticiones realizadas por Cantabria para la fase 2 destacan el levantamiento de la suspensión de los plazos administrativos para gestiones urgentes, la apertura del Parque de la Naturaleza de Cabárceno al 20% de su capacidad (2.000 visitantes) y del Teleférico de Fuente Dé con un 50% de aforo y la autorización de la práctica de deporte individual más allá de los límites del municipio de residencia. Asimismo, la comunidad ha planteado que los establecimientos y locales comerciales puedan trabajar con un 100% de aforo en los municipios menores de 5.000 habitantes, al 80% en los que tienen entre 5.000 y 10.000 habitantes y al 40% en los de mayor población. Con ese mismo criterio, limitando el aforo en función del número de habitantes, ha propuesto el funcionamiento de los establecimientos de hostelería, de las zonas comunes de hoteles y alojamientos turísticos y de los mercadillos (con todos los puestos en los municipios menores, dos tercios en los que tienen entre 5.000 y 10.000 habitantes y un tercio en los de mayor población).

Comentarios