miércoles 21.08.2019
POLÍTICA

Revilla impone como "línea roja" tras el 26M pactar con VOX

Fotograma de Miguel Ángel Revilla en el programa de 'Salvados'
Fotograma de Miguel Ángel Revilla en el programa de 'Salvados'

El presidente de Cantabria y candidato a la reelección por el PRC, Miguel Ángel Revilla, ha reafirmado este viernes, un día después de la encuesta del CIS, que su partido ganará "holgadamente" las elecciones del próximo 26 de mayo, aunque sin concretar con cuántos diputados, después de que el Centro de Investigaciones Sociológicas cifre entre doce y trece los escaños que logrará (los mismos o uno más que ahora).

Lo que sí ha hecho el jefe del Ejecutivo y secretario general de los regionalistas es negar que hayan alcanzado ya un pacto de gobierno con el PSOE, su actual socio, como aseguró esta semana la líder de la oposición y del PP, María José Sáenz de Buruaga. "Es mentira. Y ella lo sabe", ha zanjado Revilla, que ha comentado que no ha habido "ni una conversación" al respecto.

En este sentido, ha señalado que a priori no descarta acuerdos con ningún partido o candidato, aunque ha reiterado que Vox es la única "línea roja" para su formación, que tiene un "respeto profundo" por los candidatos y votantes de esas siglas. Sería un pacto "antinatura", como si un "capitalista" llega a una coalición con un "marxista", ha comparado Revilla, que ha recordado que en la "esencia" del PRC está la defensa de la autonomía mientras que la formación de Santiago Abascal apuesta por su supresión. "No creo que se les ocurra ni llamar por teléfono" ha comentado el regionalista, que no descarta acuerdos puntuales con ellos. 

Tampoco habrá tras el 26M "aventuras" que no garanticen la "estabilidad" de la Comunidad. "Yo me niego a gobernar sin presupuestos", sean "buenos o malos", ha advertido el presidente, que ha insistido en que un partido "no puede pactar con cualquiera", recordando así que los acuerdos también "dependen mucho de las personas". "Yo soy muy sensible a los partidos que insultan", ha advertido, antes de indicar que no concibe que le tilden, por ejemplo, de "corrupto" o "sinvergüenza" y luego le llamen para pactar.

Revilla, a quien le gustaría que el PRC dirigiese "todas" las consejerías del Gobierno porque tiene gente e ideas para todos los ámbitos de gestión, se ha pronunciado así, a preguntas de los medios, durante un desayuno informativo acompañado de cargos públicos y orgánicos del PRC para presentar su programa, elaborado durante tres meses por numerosos dirigentes y en colaboración con distintos colectivos, y con el que aspiran a ganar -y "holgadamente" además- los comicios para "culminar" el proyecto de región cuyas bases se han asentado esta legislatura.

En clave post-electoral, sobre los posibles pactos de gobierno, el líder y candidato del PRC ha asegurado que "para nada" han abordado este asunto con los socialistas, con los que ha dirigido la región durante tres mandatos (dos seguidos, de 2003 a 2011, y desde 2015; mientras que en otros dos fue vicepresidente con el PP), porque es algo que ahora no tiene "ni en mente", y habrá que esperar al escrutinio de votos la noche de los comicios, cuando "ya tendré en la cabeza algo". A este respecto, Revilla -que ha recordado que esta legislatura el bipartito en minoría ha llegado a acuerdos con Podemos y Cs, como los de investidura y presupuestarios- ha precisado que no es igual obtener, por ejemplo, doce parlamentarios que dieciséis en una Cámara de 35, ni tampoco es lo mismo la suma de escaños que se alcance con un partido u otro. Pero, en cualquier caso, ha destacado que los regionalistas "excluimos a poca gente".

CONTUBERNIOS DE PACTOS

Al hilo, el presidente ha avisado que durante la campaña las demás formaciones van a "atacar" a la suya, que es la que va a ganar con "certeza". "No me hacen falta encuestas", ha sentenciado Revilla, que percibe en la calle "la simpatía" de la gente al PRC. Y lo van a hacer con "contubernios de pactos", como a su juicio ha hecho ya el PP, al asegurar que ya existe uno con el PSOE, mientras que estos últimos alertarán -ha dicho- de la posibilidad de que los regionalistas lleguen a consensos con la derecha.

Y es que "no hay otros argumentos" para cargar contra el PRC, según su líder, toda vez que Cantabria y la economía regional van "bien", al igual que el Gobierno autonómico, y a pesar de "las turbulencias políticas que hemos tenido que aguantar a mitad de legislatura".

Ha recordado así que el PSOE "se rompió en dos a medio camino", cuando Pablo Zuloaga se hizo con las riendas del partido, hasta entonces en manos de la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, y se generó una crisis interna que salpicó al Ejecutivo, con ceses como el del consejero de Educación, Ramón Ruiz.

A esta situación, que los regionalistas lidiaron "sin sobresaltos" y solventaron "muy bien", hay que sumar la "ausencia casi absoluta" de inversiones por parte del Estado. Aspecto este último que en el PRC esperan que haya un cambio tras haber logrado, en las elecciones generales del pasado 28 de abril, un escaño en el Congreso, que ocupará el exconsejero de Obras, José María Mazón, que va a ser "obsesivo" con asuntos como el tren de Cantabria a Madrid y el estudio informativo de la conexión Santander-Bilbao. 

De esta histórica representación en la Cámara Baja Miguel Ángel Revilla ha considerado que tiene "más mérito" que el PRC haya logrado un diputado en Madrid que el hecho de que el PSOE de Pedro Sánchez haya ganado las elecciones, puesto que "se lo han puesto en bandeja" los partidos de la derecha al dejarle el "espacio" del centro.

En este punto, Revilla ha señalado que los regionalistas no han recibido ninguna llamada de los socialistas de cara a un posible apoyo a la investidura de su secretario como presidente, y ha vaticinado que los "empezarán a sonar los móviles a partir del día 27 ó 28. Ahora bien, él tampoco ha telefoneado a Sánchez, sino que se limitó a enviarle un mensaje al día siguiente del 28A para darle la "enhorabuena", a lo que le contestó con un "gracias".

PROGRAMA

El presidente ha aprovechado la comparecencia ante los medios para destacar los logros de su Gobierno en los últimos cuatro años, como los 20.000 parados menos (que en julio estarán "bordeando" ya los 28.000), el hecho de liderar -con un 3,4%- el crecimiento de España, o que la industria represente el 23,7% economía cántabra, cuatro puntos y medio más que en el conjunto del país. Y a continuación, ha incidido en las medidas "irrenunciables" para que este sector siga creciendo: que haya suelo disponible, la mejora de las comunicaciones y la estabilidad política.

Sobre las infraestructuras, Revilla ha insistido en dos: el tren a Madrid que ha de llegar "como mínimo" a Reinosa y "luego" a Santander, y el estudio informativo de la conexión a Bilbao, para lo que van a ser "seis más uno" en el Congreso, en alusión a los diputados del PNV y a Mazón. "Ese tren le sacamos", ha garantizado.

Ha  reiterado que el polígono de La Pasiega es "nuestro proyecto". Y después de recordar la mejora pendiente de carreteras, ha destacado el "potencial" de instalaciones como el puerto, aeropuerto o la Universidad de Cantabria. También ha subrayado el compromiso del PRC con las personas más necesitadas, como la dependencia o quienes precisan la renta básica, y ha recordado la reivindicación del partido de que la financiación autonómica sea por coste de servicios.

"¿Qué vamos a tocar?, lo mismo -Cantabria, desarrollo económico, progreso- pero más fuerte y esperemos que con más resultado electoral", ha resumido Revilla del programa mientras que la coordinadora, la diputada Rosa Valdés, ha subrayado que afrontan con "ilusión, una buena dosis de realismo y unidad" una nueva etapa para "consolidar el crecimiento económico y social". Para ello contemplan "obras, proyectos, infraestructuras y desarrollo industrial" para continuar con "la mejora de la competitividad de la economía" y su crecimiento "sustentado en la innovación y el conocimiento", llevando la banda ancha a toda la región o luchando contra el despoblamiento rural. 

Comentarios