Miércoles 21.11.2018
POLÍTICA

Rosana Alonso acusa a la Dirección estatal de Podemos de “injerencias” y “dificultades” para hacer la consulta

La secretaria general de la formación en Cantabria quiere plantear una pregunta que reafirme la confianza en su gestión.

La secretaria general de Podemos Cantabria, Rosana Alonso
La secretaria general de Podemos Cantabria, Rosana Alonso

Después de que este jueves anunciara en rueda de prensa su intención de consultar a los inscritos de Podemos Cantabria, la secretaria general en la comunidad, Rosana Alonso, y forzar “un diálogo” con la Dirección estatal, este viernes se ha enfrentado directamente al partido, al que ha acusado de “injerencias” y poner “dificultades” para la consulta. En un comunicado la también diputada nacional asegura que lo que quiere es “que las bases se pronuncien sobre el compromiso asumido en su documento organizativo” de “implementar una autonomía orgánica, organizativa y financiera para Cantabria”, todo ello ante lo que califica de “continuas injerencias desde Madrid”.

“Incomprensiblemente Madrid parece que pone dificultades una vez más cuando lo que se pretende es que las cántabras y cántabros se pronuncien, incluso sin conocer el contenido de las preguntas”, ha criticado Alonso, que asegura no tener “ningún miedo a someterse a la decisión de las bases e irse a casa si así lo deciden”. En este sentido, denuncia “un proceso unilateral, oscuro e injusto”.

“Cantabria se respeta”, ha reivindicado la secretaria general, que asegura haber solicitado a la Dirección estatal los “servicios informáticos necesarios para realizar una consulta a las bases de Cantabria”, cuyo “único fin” es “conocer la voz de Podemos Cantabria sobre dos asuntos que son de vital importancia y que van a determinar el futuro de la organización tal como la hemos conocido hasta ahora”.

En este sentido, la pregunta que plantea Alonso para la consulta es: “¿Otorgas tu confianza a Rosana Alonso para liderar junto a su equipo el proyecto de Podemos Cantabria a todos los efectos?”, con la que busca reafirmar “la confianza que depositaron” en ella al ser elegida secretaria general o al contar con los avales para presentarse a las primarias, que ahora la Comisión de Garantías de la formación estatal ha resuelto en su contra, por lo que queda fuera del proceso.

Comentarios