lunes 23.09.2019
ENTREVISTA

“La transformación está en marcha y tiene nombre de mujer”

Mónica Rodero, Luz Sánchez Escalada y Verónica Ordóñez, cabezas de lista de Podemos Cantabria a las autonómicas del 26M.

De izquierda a derecha, Luz Sánchez Escalada, Mónica Rodero y Verónica Ordóñez
De izquierda a derecha, Luz Sánchez Escalada, Mónica Rodero y Verónica Ordóñez

Tres mujeres encabezan la candidatura de Podemos Cantabria a las autonómicas del próximo 26 de mayo: la analista de laboratorio Mónica Rodero como número uno, la psicóloga Luz Sánchez Escalada como número dos y la politóloga Verónica Ordóñez como número tres. Y eldiariocantabria las ha reunido para realizar esta entrevista.

Creo que es la primera vez que tres mujeres encabezan la candidatura de una fuerza política al Parlamento de Cantabria…

Rodero: Era necesario y desde nuestra formación venimos reivindicándolo de manera muy activa porque en política el papel de la mujer es fundamental y cada vez tiene que ser más prioritario. Está habiendo una feminización de la política y de la sociedad en general y esta es una manera de hacer visible que la transformación está en marcha.

Sánchez Escalada: Y tiene nombre de mujer.

Tú eres perito judicial en Psicología Legal y Forense, fundadora y presidenta de la Asociación Profesional de Conflictología y Victimología de Cantabria y autora del libro Violencia política, trauma y memoria. Un enfoque trasversal; en definitiva, experta en valoración del daño psíquico en víctimas especialmente de delitos violentos. ¿Crees que esto ha tenido algo que ver en tu designación como número dos de esta candidatura de Podemos Cantabria?

Sánchez Escalada: Puede ser, porque mi formación es convergente con lo que es transversal en nuestro programa, que es el feminismo. El feminismo es transversal en nuestro programa y además es sostenible, porque conlleva una gestión eficaz de los recursos no sólo a corto plazo sino también a medio y largo plazo. Estos dos ejes –la transversalidad y la sostenibilidad– tienen como objetivo fundamental que el desarrollo del mercado laboral conduzca siempre y en todo caso a mejorar las condiciones de vida de todas las gentes de Cantabria por igual, sin dejar a nadie atrás. Esto es clave para mí y para Podemos.

¿Tenéis las tres la misma idea de lo que es el feminismo?

Estamos construyendo juntas un proyecto de país nuevo en el que nosotras estemos incluidas y seamos ciudadanas de pleno derecho​

Ordóñez: Es que no hay un feminismo, hay feminismos en la medida en que las mujeres a lo largo de nuestra vida nos encontramos todas con muchas violencias pero cada una con violencias específicas, dependiendo de cuál sea nuestra situación. Una mujer migrante o monomarental siempre se van a encontrar en una situación mucho más difícil, pero en esa línea de lo que defiende el feminismo –que no es más que la capacidad de una mujer de decidir por sí misma y tener los mismos derechos o por lo menos el mismo acceso a los derechos que el resto de los seres humanos del mundo– confluimos y creo que todas estamos de acuerdo en que no se puede explotar a las mujeres o en que no se puede violentar a una mujer en múltiples formas y en unos consensos comunes, pero en nuestra organización hay debates que se siguen dando a día de hoy. Lo bonito de este proyecto también es que muchas mujeres que venimos de muchas ramas o de muchas visiones del feminismo nos estamos sentando y estamos construyendo juntas un proyecto de país nuevo en el que nosotras estemos incluidas, seamos ciudadanas de pleno derecho y estemos organizando nuestras vidas. El feminismo de Mónica, el feminismo de Luz y el feminismo de todos los compañeros y compañeras que trabajan en Podemos son los que nos hacen una organización feminista…

Ahora hay quien habla de un feminismo liberal

Sánchez Escalada: La astucia del mercado es llamar feminismo liberal a algo que no es feminismo. El desarrollo del mercado tiene que llevar obligatoriamente al desarrollo de la gente, por eso nuestro programa es tan potente y garantiza que el feminismo no va a ser liberal sino real y transversal, en el sentido de que está incardinado y nutriendo a todo el programa.

Eres la única de las tres candidatas que ya ha sido parlamentaria autonómica. ¿Qué te gustaría poder hacer los próximos cuatro años que no hayas podido hacer en los cuatro años anteriores?

Ordóñez: Ser capaz de hablar sobre todo del trabajo que hacemos dentro de las instituciones. Una de las cuestiones que menos visibles han resultado al final de la legislatura son las casi 300 iniciativas que hemos impulsado dentro del Parlamento de Cantabria, el hecho de que nueve de las 18 proposiciones de ley que se han presentado en el Parlamento las hayamos presentado nosotras –medidas concretas, por ejemplo la Ley de realojo y retorno– no se habrían dado sin nosotras dentro del Parlamento –hay que recordar que tanto el PRC como el PSOE votaron en contra de esa medida–, los mejores Presupuestos que ha tenido Cantabria esta legislatura fueron los del primer año, el año en el que se apoyaron en nosotros: fueron unos Presupuestos mucho más progresivos y centrados en las necesidades de las personas. Yo creo que el gran reto político que tenemos, más allá de consolidar la estructura del partido, consiste en saber vender mejor, en saber acercar a los ciudadanos y ciudadanas de Cantabria, esas propuestas que hacemos en el Parlamento.

¿Cómo resumirías esos cuatro años como parlamentaria autonómica de Podemos?

Lo más bonito de haber sido diputada de Podemos es haberme aprovechado de la inteligencia colectiva de Cantabria y por eso sé del potencial que tiene esta comunidad​

Ordóñez: Hay dos niveles. Por un lado lo que han supuesto para mí, y por otro lado a nivel político. En cuanto a lo que han supuesto para mí, ser diputada te enseña cómo funciona la Administración, que también es un reflejo de cómo funciona la sociedad. Aprendes muy bien dónde están los límites y los problemas y cómo es muy difícil dar solución a todo lo que quieres dar solución. Aprendes a gestionar la frustración, pero aprendes muchísimo. Siempre diré que lo que he aprendido en estos últimos cuatro años no podría haberlo aprendido en ningún otro contexto. Al final consigues que toda la inercia de la inteligencia colectiva de los movimientos sociales y de las personas que tienen un trabajo técnico en Cantabria acaben en ti para tú poder trasladarlo a las instituciones, y eso al final te genera una cantidad de contenidos que es aprovechable y debe ser aprovechable no solamente durante los años en los que ejerces la política sino que yo creo que las diputadas de Podemos tenemos la obligación de trasladar esa sabiduría después para que el resto pueda seguir haciendo política a través de ese conocimiento. Lo más bonito de estar en Podemos y de haber sido diputada de Podemos es haberme aprovechado de la inteligencia colectiva de Cantabria y por eso sé del potencial que tiene esta comunidad.

¿Y a nivel político?

Ordóñez: A nivel político es evidente que en el Parlamento de Cantabria las formas han cambiado de manera radical y absoluta, como muestra que antes de la tramitación legislativa de la Ley de realojo y retorno ninguna iniciativa legislativa desarrollada en Cantabria, por lo menos en los últimos 12 años, había tenido comparecencias en comisión y cuando nosotros propusimos que aquellas personas participasen en comisión el resto les hizo hacer una ponencia. Pues la legislatura ha terminado con PRC, PSOE, PP y Ciudadanos paralizando la Ley LGTBI diciendo que es fundamental que la sociedad civil comparezca para poder hacer una buena ley. Esto deja claro qué eran nuestras instituciones y qué son hoy en día y cómo ellos se aprovechan de lo que permiten nuestras instituciones para hacer o no hacer las políticas que les interesan. Con la fuerza que hasta hoy nos han dado en las instituciones y que esperamos superar en este próximo proceso electoral tenemos un marco amplísimo y grandísimo para seguir construyendo, para seguir cambiando cosas.

Vayamos al 26M. ¿Van a influir en las autonómicas los resultados de las generales?

Es nuestra presencia la que hace al PSOE volver a su sitio y tomar la posición que se supone que tiene que tener en las instituciones

Rodero: Ahora el escenario es otro. En las generales mucha gente dio su voto al PSOE para asegurar parar a la ultraderecha, pero ahora el escenario es diferente y está claro que nosotros somos muy necesarios dentro de las instituciones y más en el Parlamento de Cantabria, porque si no al PSOE se le olvida lo de “socialista” y lo de “obrero”, y es nuestra presencia la que le hace volver a su sitio y tomar la posición que se supone que tiene que tener en las instituciones, la defensa de las clases menos beneficiadas, de la clase trabajadora, que es la que peor está llevando esta crisis.

Supongo que sin convertiros en una muletadel PSOE, porque Podemos nació…

Rodero: Claro, por supuesto. Nosotros nacimos por todo el descontento que había también con el PSOE… Estamos para otra cosa, estamos para gobernar, no para ser muleta de nadie ni para apoyar a nadie ni para que nadie se centre, sino para gobernar, aunque siendo realistas esto es complicado. Nuestro propósito es entrar en las instituciones con toda la fuerza que podamos, y las cosas que se han conseguido en la última legislatura tanto a nivel estatal como autonómico se han conseguido por el trabajo de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados y en los parlamentos autonómicos. Eso es innegable, nadie lo puede negar.

¿Creéis que Revilla repetirá como presidente autonómico tras el 26M?

Sánchez Escalada: Esta legislatura puede que sí, pero si nos fijamos un poco en la figura de Revilla, en su edad, en su bagaje y en la identidad que está dando a su partido a veces nos preguntamos que cuando Revilla se canse un poquito más, ¿qué va a pasar con el PRC?

Todos estamos viendo en Paula Fernández Viaña una sucesora que yo apuesto a que no va a tardar demasiado en llegar

Ordóñez: Yo creo que eso lo vamos a ver a mitad de la legislatura, porque a Revilla se le está viendo especialmente cansado y yo creo que se presenta porque es necesario para que el PRC obtenga unos buenos resultados, pero todos estamos viendo en Paula Fernández Viaña una sucesora que yo apuesto a que no va a tardar demasiado en llegar. Veremos hacia dónde decide Paula, o quien tome ese liderazgo, redirigir el partido, veremos si se sitúa más cerca del PSOE o de Ciudadanos y qué políticas decide desarrollar. El PRC puede seguir siendo lo que ha sido hasta ahora, un partido que ha recogido el descontento de gran parte de la ciudadanía de Cantabria y ha ido creciendo en votos también por las catástrofes y los desastres en el resto de partidos y su capacidad mediática –que es fundamental en la política de hoy en día–, pero esas características específicas que tiene Revilla en principio no las tiene ningún otro miembro visible del PRC y eso les va a suponer un hándicap, así que ahí deberemos estar el resto de partidos tensionando, por un lado para que el PRC por el bien de los ciudadanos de Cantabria vire lo más a la izquierda posible y por otro lado para que las gentes que votaban al PRC especialmente por Revilla, al no estar Revilla busquen o puedan encontrar en nosotras un partido al que votar.

¿Con qué fuerza política creéis que va a pactar Revilla si necesita hacerlo para seguir como presidente autonómico?

Rodero: Nosotros pensamos que con Ciudadanos. Notamos especial feeling entre las dos formaciones, también porque los Presupuestos los han pactado con ellos. Vemos que pueden estar a gusto…

¿Entre Revilla y Felisuco también existe ese feeling?

La política actual deja ver que Revilla está muy dispuesto a ciar hacia Ciudadanos

Ordóñez: Sí. Hay muy mal rollo entre Revilla y el PSOE, es evidente. Ciudadanos le está pasando la mano por la espalda a Revilla y en lo económico se van a llevar perfectamente porque priorizan el mismo tipo de propuestas políticas para las personas y sobre todo para las empresas. Ojalá dieran los números para un Gobierno no voy a decir como el de esta legislatura –porque nosotras estamos en una posición distinta y nuestras aspiraciones después de conocer las instituciones son mucho más que un acuerdo incumplido–, pero la política actual deja ver que Revilla está muy dispuesto a ciar hacia Ciudadanos.

Pero supongo que aspiraréis a que PRC y Ciudadanos no sumen y a que el PRC se vea obligado a sumar con el PSOE y con vosotros… ¿Ese sería un buen escenario para Podemos?

Rodero: Para Cantabria. Sería lo mejor para Cantabria, porque al final somos nosotros los que vamos a hacer políticas progresistas y para cuidar a los cántabros y a las cántabras. Vamos a mirar por ellos y todos esos agentes sociales que necesiten de nuestra intervención en las instituciones van a tener voz.

Este 26M también podría tener voz un partido de ultraderecha…

Rodero: Esa gente ya estaba ahí, pero estaban en silencio y ahora se les ha dado una visibilidad que es preocupante y es peligroso que muchas personas les compren el discurso, que es un discurso bastante peligroso. Siempre han estado ahí –en los bares, en la calle…–, el problema es que ahora tienen una visibilidad y pueden ser un modelo a seguir por personas que nunca habían pensado esas cosas, y ahí está el peligro.

Ordóñez: Y además Vox tiene 24 diputados en el Congreso, pero es que el PP –que ha asumido gran parte del discurso de Vox para no perder ese voto de extrema derecha que antes estaba mayoritariamente dentro del PP– ha hecho un viraje que es más preocupante. Claro que nos tiene que preocupar Vox –porque es el que está haciendo que toda la derecha esté girando el discurso hacia posiciones violentas hacia las mujeres, hacia posiciones misóginas y hacia posiciones absolutamente retrógradas–, pero es que más allá de los 24 diputados de Vox quienes pueden hacernos verdadero daño son Ciudadanos y el PP, que son quienes van a gobernar instituciones en las comunidades autónomas. Vox podrá entrar como ha entrado en Andalucía pero es muy difícil que vaya a entrar a gobernar muchas instituciones, aunque sí tiene esa capacidad de hacer que quien tiene poder real para gobernar cambie su discurso y nos vuelva a situar o nos quiera volver a situar en una posición subordinada a los hombres y sobre todo a los hombres blancos de clase alta, que de eso va la historia.

Sánchez Escalada: A mí me preocupa ese marketing de socialdemocracia amable que intenta vendernos Ciudadanos. Habría que tener bastante más cuidado con esa cara amable y jovial que parece que tienen todos esos de color naranja, que igual lo estamos focalizando solamente en Vox cuando lo que realmente supone un riesgo es esa socialdemocracia amable y ese feminismo liberal

Y eso que Ciudadanos hace tiempo que borró la palabra “socialdemocracia” de sus Estatutos…

Sánchez Escalada: Sí, ahora son la nueva derecha. Absolutamente todo es marketing. Es la política de bar.

Tú produjiste el documental Cántabros en Mauthausen. El viento bajo la niebla, de Vicente Vega. ¿Qué daños puede dejar el paso por un campo de concentración como el de Mauthausen?

Sánchez Escalada: Está el daño psíquico directo de las víctimas directas, pero es que el daño atraviesa tres generaciones, no solamente a las víctimas directas.

El Gobierno PRC/PSOE se comprometió a aprobar una ley autonómica de memoria histórica esta legislatura, pero…

Que a un padre lo asesinaran y lo metieran en una cuneta es un trauma también para sus hijos y para sus nietos

Ordóñez: En Cantabria hay casi 7.000 familias que a día de hoy no saben dónde descansan sus muertos y sus asesinados por el régimen fascista y además hay un inventario que ya es antiguo, creo que es del año 2010, que dice que hay unas 150 fosas comunes. De esas 150 fosas comunes solamente dos han sido investigadas y solamente una abierta. Una sociedad no puede ser plenamente democrática si no cierra las heridas, por eso mismo que comentaba Luz de que el daño que viene sobrevenido por la violencia se transmite a lo largo de generaciones. Que a un padre lo asesinaran y lo metieran en una cuneta es un trauma también para sus hijos y para sus nietos, porque ese dolor si no se resuelve se transmite generación tras generación, y nosotras en el programa planteamos una serie de medidas por un lado para dar justicia a todas estas familias que después de tantos años no la han obtenido y por otro lado para poder construir una Cantabria digna y justa para todas. Lo decimos muchas veces: “Porque fueron, somos”, y mantener viva la memoria de quienes lucharon por lo que hoy en día tenemos es fundamental para seguir peleando.

Dice Pablo Iglesias que en España hay personas con más poder que un diputado del Congreso. España es un Estado soberano y Cantabria una comunidad autónoma, así que en Cantabria también debe de haber personas con más poder que un parlamentario autonómico…

Rodero: Por supuesto que sí.

Sánchez Escalada: Claro.

Ordóñez: Sin duda. No vamos a dar nombres, pero sin duda. Y se percibe muy claramente cuando cambiamos legislaciones ad hoc en el Parlamento de Cantabria…

¿Sufrís presiones los parlamentarios?

Ordóñez: Hay muchas presiones. Por ejemplo, durante la Ley de realojo y retorno –por volver a la misma– hubo presiones a todos los partidos. Yo me acuerdo de Juan Ramón Carrancio diciendo a los medios que habían tenido llamadas de constructores para decirles que eso no lo podían apoyar porque iba en contra de sus intereses.

¿Y vosotros también habéis sufrido presiones?

Negar que esos intereses existen sería negar la propia dinámica política de España y de Cantabria

Ordóñez: No, pero porque ellos saben a qué puertas pueden tocar y a qué puertas no pueden tocar. Yo me he reunido por ejemplo con el presidente para España y Portugal de Solvay cuando el tema de la moratoria ilegal y el señor intentaba convencerme de que tenía que apoyar en el Parlamento algo que no era legal. En el Pleno el resto de grupos me comieron en el primer debate diciendo que yo quería acabar con Solvay y con toda la economía de Cantabria y al final tuvieron que darnos la razón, pero nos dieron la razón porque yo no me dejé comprar, no le compré los argumentos y me fui al Pleno a que los demás me pusieran verde por defender lo que decía la legalidad. Por supuesto que hay presiones e intereses. Pueden ser más o menos evidentes y más o menos obvios e incluso pueden estar más o menos legitimados por la sociedad –porque los discursos y los relatos también se construyen y al final decirle que no a una empresa porque incumple una ley lo pueden vender fácilmente como “quieres destruir empleo” cuando lo que quieres realmente es garantizarlo, y además un empleo y una industria que sea sostenible con la vida de las personas–, pero no hay que negar que esos intereses existen, porque sería negar la propia dinámica política de España y de Cantabria.

Comentarios